×
  • Buscar
Publicidad

¿Es normal que mi bebé haga aguado?

¿Es normal que mi bebé haga aguado?

La caquita del bebé es una buena referencia para saber si se encuentra en buen estado de salud o no, por ello es necesario que sepas cómo identificar que sus deposiciones sean aguadas, lo cual es normal en esta etapa.

Publicidad

No te puedes perder ...

Y tambien:

Tu bebé apenas se está adaptando a su cuerpo y al nuevo mundo al que ha llegado, por ello es que no podemos esperar que lo que haga un recién nacido se parezca ni siquiera un poco a lo que hace un adulto, incluidas las necesidades básicas.

 

Todos los sistemas del pequeño se encuentran inmaduros y trabajan de una manera muy básica, por lo que también se debe tener conocimiento sobre qué es normal que el bebé haga y qué no.

 

Ciertamente la caquita del bebé parece todo un enigma por resolver para los papás primerizos, pues esta va a cambiar de color y consistencia según el bebé también vaya creciendo.

 

 

¿Qué es el meconio?

 

La primera deposición del bebé, a la que se conoce como meconio, se da dentro de las primeras 48 horas después del parto y es de un color negro o verde, además de tener una consistencia pegajosa.

 

La composición de esta deposición es de mucosidad, líquido amniótico, restos epiteliales y bilis, por lo que te imaginaras el porqué de la consistencia de la primera deposición que hace.

 

Debes alimentar a tu bebé con el calostro desde el primer momento de vida para que, además de aportarle todos los nutrientes que necesita para un buen desarrollo, le ayude a expulsar el meconio.

 

 

¿Es normal que mi bebé haga aguado?

 

Puedes pensar que después del meconio la consistencia de la caquita de tu bebé debería verse más sólida, pero esto puede que lo pienses porque para las personas mayores es normal y saludable ver las heces de esta forma.

 

Una vez que comiences con la lactancia vas a ver que el color de las evacuaciones del pequeño va cambiando de color, pues empezó siendo entre verde oscura y negra por el meconio y su composición, pero puede que ahora se vean un poco amarillas y granulosas.

 

Realmente un bebé no va a poder tener evacuaciones más sólidas hasta que se le introduzca a la alimentación complementaria, cuando su sistema digestivo está listo para recibir este tipo de alimentos y procesarlos.

 

La popó del bebé se va a seguir viendo aguada incluso con el inicio de la alimentación complementaria, pues es que apenas está aprendiendo a procesar estos nuevos alimentos y algunos hasta van a salir casi enteros.

 

Las evacuaciones del bebé se van a volver más normales y parecidas a las que un adulto está acostumbrado cuando este tenga más tiempo con la alimentación complementaria, pues su sistema se tiene que ir acostumbrando a digerir de manera eficaz.

 

 

¿Qué tipo de evacuaciones no son normales?

 

Las caquitas del bebé nos pueden hacer pensar que tiene diarrea por el simple hecho de tener un color extraño y ser aguadas, pero es por ello que te recomendamos saber distinguir cuándo sus heces presentan una señal de que algo anda mal.

 

Estas señales vas a distinguirlas cuando la evacuación del bebé sea prácticamente líquida, hace del baño más veces de lo normal y salen expulsadas de manera explosiva.


Te puede interesar:

TodoPapás ha desarrolladon una calculadora de cantidad de leche en mamadera que arroja como resultado una recomendación de cuánta leche debería tomar un bebé según su edad. Se trata sólo de una recomendación ya que los últimos estudios científicos sugieren que los bebés se alimenten a demanda.

Fecha de actualización: 27-02-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad