×
  • Buscar
Publicidad

¿Cómo ayudar a mi bebé con fiebre?

¿Cómo ayudar a mi bebé con fiebre?

La fiebre es un proceso muy habitual en los bebés que suele aparecer por una infección o enfermedad, aunque también se puede ver su temperatura elevada si hace mucho calor o como reacción a una vacuna. En estos casos, lo más importante es controlar que la fiebre no sube por encima de los 39º C y el estado general del bebé.

Publicidad

La temperatura normal de un bebé debe estar entre los 36 y los 37º C (aunque hay bebés que la tienen ligeramente por debajo de los 36 grados de manera habitual sin que esto significa hipotermia ni ningún problema). Si sube por encima de los 37ª C pero no pasa de 38º C se considera que el bebé tiene febrícula o, como se dice popularmente, “unas décimas”. Esto puede deberse al comienzo de un proceso infeccioso, el estrés, una temperatura ambiental excesiva (recuerda que los bebés no regulan bien su temperatura corporal) o la salida de los dientes. Esta febrícula suele mantenerse sostenida y desaparecer sola, sin necesidad de tratamiento. Si sube, se considera ya fiebre.


La fiebre es un síntoma más de una enfermedad, y es mucho más habitual en los bebés y niños pequeños. No es una enfermedad en sí, sino un proceso del organismo que eleva la temperatura corporal ante determinados microorganismos que atacan al cuerpo para evitar que se desarrolle la enfermedad, por lo que es un mecanismo de defensa del cuerpo -los virus mueren con temperaturas elevadas. Puede aparecer ante cualquier infección vírica o bacteriana, como resfriados, gripe, otitis, faringitis, gastroenteritis, cistitis, enfermedades exantemáticas, etc. También puede aparecer a las horas o los días de la inoculación de una vacuna.

No te puedes perder ...

Y tambien:


Si tu bebé tiene menos de 3 meses y tiene fiebre, debes acudir siempre al pediatra ya que en niños tan pequeños es importante identificar cuanto antes la causa para elegir el mejor tratamiento. Si es mayor de esta edad y no tiene más de 39º C, puedes esperar a ver cómo avanza la enfermedad y qué otros síntomas tiene antes de ir al médico.


Además, el tratamiento también depende del valor de la fiebre y de cómo se encuentre el bebé. Si tiene entre 38 y 39º C, está feliz, animado y no se encuentra mal, es suficiente con que le des muchos líquidos, le quites alguna prenda de ropa y le des un baño de agua tibia de unos 10 minutos.


Pero si está irritable, lloroso, decaído y se encuentra mal, tenga la temperatura que tenga, debes darle un paracetamol o antiinflamatorio -si tiene más de 6 meses- para bajar su temperatura. Por lo tanto, además de controlar la fiebre, debes tener en cuenta su estado para valorar si es necesario darle o no un fármaco antipirético.


Y si tiene mucha fiebre y esta no baja ni dándole medicinas, además de acudir a Urgencias puedes seguir estos otros consejos caseros para intentar bajar su fiebre:


- Ponerle un paño de agua fría en la nuca o la frente


- Aplicar gasas impregnadas en vinagre y agua en las pantorrillas


- Mete sus manos y parte de los brazos en un barreño de agua fría para que la circulación fluya y baje la temperatura


- Métele los pies en agua fresquita o deja que ande descalzo


Además, es importante que controles las convulsiones febriles, bastante habituales también en bebés y niños pequeños. Estas convulsiones se originan en los picos de más fiebre porque la temperatura corporal se sistematiza en un área del cerebro que todavía no está desarrollada del todo en los bebés, por lo que si su temperatura aumenta de manera brusca, este no sabe reaccionar y se producen estos movimientos caracterizados por la sacudida de brazos y piernas, contracciones musculares y pérdida de consciencia. Aunque son muy alarmantes, no hay que preocuparse, tan solo colocar al niño en el suelo o la cama en posición lateral de seguridad, con la cara hacia un lado por si vomita o acumula saliva evitar que se atragante, aflojarle la ropa, intentar bajar su temperatura con paños de agua fría y esperar a que se pase. Luego, acudir a Urgencias para comentar lo sucedido.


Te puede interesar:

TodoPapás ha desarrollado una calculadora de síntomas de altas capacidades que arroja como resultado qué porcentaje de ajuste muestra a los síntomas típicos que tienen los niños con altas capacidades según su edad.


Fecha de actualización: 15-06-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad