Fiebre en bebés a causa de las vacunas

Fiebre en bebés a causa de las vacunas
comparte

Las vacunas provocan algunas veces reacciones adversas sin importancia, como una ligera subida de la temperatura, dolor local, erupciones… que desaparecen solas a los días.

Las vacunas del calendario son esenciales para evitar enfermedades graves y mortales a los pequeños. Por eso no hay que saltarse ni una sola dosis. Desde que nace hasta los 14 años (sobre todo en los dos primeros años), tu hijo tendrá que ir periódicamente al centro de salud para que le pongan la vacuna correspondiente a su edad.

 

Sin embargo es verdad que, a pesar de sus múltiples beneficios, al inocular un virus en el organismo del bebé a veces le puede provocar pequeños efectos secundarios sin importancia:

 

- Dolor en la zona de la inyección.

 

- Enrojecimiento.

 

- Calor local.

 

- Edema local.

 

- Fiebre.

 

- Erupciones exantemáticas.

 

- Hipotonía o flacidez muscular a las horas de la inoculación.

¿Para qué sirven las vacunas?

¿Para qué sirven las vacunas?

Todos los padres conocen la existencia del calendario de vacunación, en el que se especifican las vacunas que deben ponerse a los niños desde que nacen hasta los 14 años, pero muy pocas veces se conoce la enfermedad de la que defiende ni su utilidad concreta; incluso a veces, el calendario que proporciona el pediatra resulta ininteligible e imposible de descifrar. Conoce cada una de las vacunas que inyectarán a tu hijo a lo largo de su vida y para qué sirve

 

- Inquietud e irritación.

 

Existen otras reacciones más graves pero mucho más extrañas, que rara vez se dan en un bebé (un caso por cada millón de vacunados).

 

¿Cómo tratarlo?

 

Como decíamos, las reacciones adversas más frecuentes tras la administración de una vacuna son dolor en la zona de la inyección y una ligera subida de la temperatura.

 

Si le sube poco la fiebre, no es necesario ni darle antitérmicos, con un baño de agua tibia y la administración de líquidos se le pasará en unas horas. Si persiste, puedes darle un antipirético.

 

Sin embargo, si la temperatura fuera muy elevada, por encima de los 38,5 ºC, o notaras otros síntomas más graves, debes acudir a Urgencias.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×