¿Cómo funcionan las vacunas?

¿Cómo funcionan las vacunas?
comparte

Las vacunas son muy importantes para la salud porque protegen no solo a las personas a las que se les inocula, sino a toda la comunidad en la que viven al lograr que ciertas enfermedades se erradiquen y dejen de ser causa de epidemias mortales

¿Para qué sirven?

 

Las vacunas son una protección activa y duradera contra enfermedades muy graves que hasta hace unas décadas podían ser mortales, como la hepatitis B, la viruela, la difteria, etc. Asimismo, al haber menos personas susceptibles a la enfermedad, hay menor riesgo de contagio y extensión de la misma, con lo que se presentan menos casos cada vez, llegando a erradicarse algunas enfermedades de ciertas zonas (como la poliomielitis o la difteria, prácticamente inexistentes en Europa).

 

Cada país tiene su propio calendario vacunal, aunque todos recogen las principales enfermedades más contagiosas que disponen de vacuna: hepatitis B, meningitis C, poliomielitis, tos ferina, difteria, triple vírica (sarampión, rubéola y varicela), tétanos.

 

Sin embargo, la vacunación no es obligatoria, aunque no vacunar a un niño es una irresponsabilidad, ya que no solo ese niño no estará protegido frente a enfermedades muy graves, incapacitantes e incluso mortales, sino que, al ser a la vez muy contagiosas, podrá enfermar a personas que aún no hayan sido vacunadas y aumentar la prevalencia de esa enfermedad es esa área territorial.

¿Para qué sirven las vacunas?

¿Para qué sirven las vacunas?

Todos los padres conocen la existencia del calendario de vacunación, en el que se especifican las vacunas que deben ponerse a los niños desde que nacen hasta los 14 años, pero muy pocas veces se conoce la enfermedad de la que defiende ni su utilidad concreta; incluso a veces, el calendario que proporciona el pediatra resulta ininteligible e imposible de descifrar. Conoce cada una de las vacunas que inyectarán a tu hijo a lo largo de su vida y para qué sirve

 

En España, por ejemplo, el sarampión ha vuelto a interrumpir entre los madrileños. En 2011, se han registrado 335 casos, frente a los 51 de 2010. Esto ocurre porque las familias se han relajado pensando que estas enfermedades ya no existen, pero no es así. Asimismo, existen algunos padres que piensan que las vacunas son perjudiciales, cuando justamente es al revés.

 

¿Cómo funcionan?

 

La primera vacuna fue descubierta en 1796 por Edward Jenner para combatir la viruela. Desde entonces, se han ido descubriendo muchas vacunas que protegen frente a enfermedades infecciosas.

 

Las vacunas se crean a partir de versiones atenuadas, débiles o inactivas de los virus o bacterias que causan determinadas enfermedades. Se somete a estos microbios vivos a unas condiciones de vida inadecuadas para ellos, de tal manera que pierdan su virulencia pero no su capacidad de provocar una respuesta inmunitaria en el organismo.

 

Cuando estos microbios son introducidos en el cuerpo, el sistema inmune comienza a trabajar creando anticuerpos específicos frente a la enfermedad que provocan. Una vez se han creado esos anticuerpos, permanecerán en el organismo para toda la vida (excepto en vacunas que requieren recuerdo cada cierto tiempo) y se activarán si la enfermedad real llega al cuerpo, haciendo que esa persone no la contraiga.


Fuente:

Blog EnFamilia de la AEP: "Respuestas a preguntas frecuentes sobre vacunas", https://enfamilia.aeped.es/prevencion/respuestas-preguntas-frecuentes-sobre-vacunas

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×