×
  • Buscar
Publicidad

Cómo bajar la fiebre del bebé

Cómo bajar la fiebre del bebé

La fiebre es la temperatura corporal, tomada por vía oral, mayor de 38º C. La fiebre en sí no es ni enfermedad, sino un síntoma de una patología que, en bebés, normalmente, está causada por un virus. Solo debe tratarse cuando es muy alta o el bebé está molesto o irritable.

Publicidad

La fiebre es una señal de alerta de que algo no va bien en el organismo, una luz intermitente que nos avisa de que algo le pasa al bebé. Por lo tanto, cuando un niño tiene fiebre lo importante no es la fiebre en sí, sino valorar el estado general del niño para poder averiguar qué le pasa o si es grave o no.

Se considera que un niño tiene fiebre cuando su temperatura, tomada vía oral o rectal, es mayor de 38º C. si está por debajo, pero por encima de su temperatura habitual, tiene febrícula.

No es necesario tratar ni la febrícula ni la fiebre baja, a no ser que el bebé esté muy molesto o irritable (algo que casi siempre suele pasar ya que la fiebre los incomoda). Pero si tu hijo no tiene mucha fiebre y está activo y feliz, puedes esperar un rato a ver cómo evoluciona ya que, a veces, se va bajando sola.

No obstante, si está molesto, lloroso e incómodo, aunque no tenga mucha temperatura, debes ayudarle siguiendo estos consejos:

No te puedes perder ...

Lavar la ropa del bebé

Lavar la ropa del bebé

Lo ideal, a la hora de elegir la ropita del bebé, es optar por aquella que no requiera muchos cuidados, que sea resistente y a ser posible que no necesite planchado. Si ya tienes al bebé contigo no habrás tardado en descubrir la facilidad con la que  manchan la ropa, la cantidad de veces que hay que lavar cada prenda y lo difícil que es quitar algunos tipos de manchas. Afortunadamente, en la actualidad, existe una amplia oferta de ropa infantil de fácil lavado, además de económica y para todo tipo de gustos.

Y tambien:

- Quítale alguna prenda de ropa, que no esté muy abrigado. Con un body o un pijama fino es suficiente.

- La temperatura ambiente también es importante. Que la habitación en la que esté no tenga más de 21º C y esté fresca y ventilada.

- Un baño de agua tibia, nunca caliente ni fría, durante unos 15 minutos le bajará la temperatura.

- Dale muchos líquidos, agua, zumos naturales o leche materna.

- Un remedio casero es aplicar gasas impregnadas en vinagre y agua en las pantorrillas. El vinagre actúa como dilatador de los vasos sanguíneos, haciendo que la sangre fluya por las pantorrillas y eliminando el calor del cuerpo.

- Los paños de agua templada en la frente, la nuca y las extremidades también contribuyen a bajar la temperatura corporal. Otra opción es meter sus manos y parte de los brazos en un barreño de agua fría para que la circulación fluya y baje la temperatura.

- Dale una infusión de pétalos secos de girasol hirviéndolos en agua. Se filtra la mezcla, se añade un poco de miel y se le dan 2 o 3 cucharadas cada 8 horas.

- Los pies fríos ayudan a bajar la temperatura corporal, así que también puedes metérselos en agua fresquita o dejar que ande descalzo. O cortar unas rodajas de patatas y ponérselas en los pies. Aunque resulte extraño, funciona.

Si estos remedios no funcionan y la temperatura sigue subiendo, además de llevarle al médico, puedes darle un antipirético. Lee bien las instrucciones de uso para ajustar la cantidad a su edad y peso. 


Fecha de actualización: 06-08-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.