Bebés prematuros hipotónicos

Bebés prematuros hipotónicos
comparte

Los bebés prematuros son todos aquellos que nacen antes de la semana 37 de embarazo, cuando se considera que ya están totalmente formados para nacer y vivir fuera del útero sin problemas. Por eso, cuando un bebé nace antes de lo que debería, es posible que presenta algunos problemas y complicaciones, como la hipotonía.

La hipotonía o tonicidad muscular escasa es una enfermedad que presentan algunos bebés en sus primeros meses de vida que se caracteriza por una disminución del tono muscular, lo que hace que el niño no pueda levantar su cabeza llegado el momento, no pueda mantener flexionados sus codos o rodillas y, en general, tenga el cuerpo muy flácido, como un muñeco de trapo.


Generalmente este problema lo detecta el pediatra en las revisiones mensuales, pero si notas que tu bebé no es capaz de sostener sus músculos y presenta retraso en ciertos hitos de desarrollo motriz, consulta al médico por si acaso. Normalmente este problema se detecta en el primer año de vida y puede afectar solo al tronco o a los miembros inferiores. En estos casos la hipotonía será más leve que si afecta a todo el sistema muscular.


Las causas de la hipotonía son diversas, y es importante averiguarlo ya que, según sea el motivo, el tratamiento será más o menos sencillo. Puede deberse a un trastorno congénito (trisomía 13, síndrome de Down, síndrome de Prader-Willi, enfermedad de Tay-Sachs, Síndrome de Joubert), un fallo en el sistema nervioso o muscular, una lesión cerebral (parálisis cerebral o falta de oxígeno al nacer), distrofia muscular, etc. Muchas veces se desconoce la causa.

No te puedes perder ...

Bebés prematuros… ¿y después qué?

Bebés prematuros… ¿y después qué?

En los últimos años se ha observado un aumento de las cifras de recién nacidos prematuros, actualmente entre el 9-10% de los niños que nacen, lo hacen antes de concluir la gestación completa. Estos bebés requieren unos cuidados especiales al nacer y un mayor seguimiento por parte de sus padres y de su pediatra. Pero… ¿les quedan secuelas una vez que crecen? ¿Son más propensos a coger ciertas enfermedades? ¿Su desarrollo es más lento? Y sobre todo, ¿qué pueden hacer sus padres para evitar estas enfermedades y estimular su desarrollo?


Hay que tener en cuenta que todos los bebés nacen con hipotonía axial, es decir, de la parte central del cuerpo, pero esta desaparece a medida que crece. En los bebés prematuros esta hipotonía puede durar más tiempo, sobre todo si nacen con menos de 32 semanas de gestación, por eso en estos casos hay que tener siempre en cuenta la edad corregida.


Si pasados los 4 meses de edad corregida el bebé prematuro sigue presentando señales de hipotonía, será necesario consultar al pediatra. No te preocupes ya que el 80% de los bebés que tienen este problema presentan una hipotonía benigna que se trata con unos sencillos ejercicios y masajes. Solo en los casos en que está asociada a enfermedades genéticas o lesiones tras el parto puede ser más complicado de tratar.


Los síntomas principales de la hipotonía son:


- Flacidez

- Brazos y piernas laxos, sin flexionar codos ni rodillas

- No muestra ningún tipo de resistencia al moverlo

- No tienen ningún control sobre su cabeza pasados los 4 meses

- No es capaz de girarse, darse la vuela, mantenerse erguido o sentado conforme crece

- Tiene problemas de succión o masticación

- No es capaz de agarrar tu dedo o un objeto pequeño

- Se arquea hacia atrás muy a menudo


¿Cómo se trata la hipotonía?


Como decíamos, lo primero para tratar de manera adecuada este problema es encontrar la causa. Si es una condición benigna o derivada de un nacimiento prematuro, será necesario llevar al bebé a un fisioterapeuta para que trabaje sus músculos y le ayude a alcanzar sus hitos de desarrollo. Puede ser necesario también recurrir a terapia ocupacional y del habla, según las consecuencias de la hipotonía y la gravedad de la misma. El objetivo es ir alcanzando poco a poco cada logro: sostener la cabeza, sentarse, ponerse de pie, caminar, etc.


Asimismo, es necesario que los padres trabajen con el niño en casa los ejercicios y masajes que les enseñe el fisioterapeuta. También es importante jugar mucho con él y estimularlo, tenerlo semisentado siempre que sea posible y ·obligarlo” a trabajar, pero siempre sin hacerle daño ni cansarle.


En la mayoría de los casos la hipotonía irá desapareciendo gradualmente y el niño podrá llevar una vida normal. Solo en los casos más graves y crónicos tendrá que hacer frente a este problema para toda su vida (lesiones cerebrales, parálisis, enfermedades genéticas, etc.).

En el caso de los bebés prematuros, por ejemplo, lo normal es que la hipotonía desaparezca y el niño consiga alcanzar a sus coetáneos un poco más tarde de lo normal. No obstante, esto dependerá de si el bebé sufrió daños neurológicos al nacer antes de tiempo o no. Como decíamos, siempre que se trate de una hipotonía benigna se curará con los ejercicios indicados, así que no debes preocuparte.


Puedes estar interesado en:
TodoPapás ha desarrollado test de identificación de altas capacidades que arroja como resultado qué porcentaje de ajuste muestra a los síntomas típicos que tienen los niños con altas capacidades según su edad.


Fuente:

Blog EnFamilia de la AEP: "Enfermedades neuromusculares", https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/enfermedades-neuromusculares; "Edad corregida en niños prematuros", https://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/edad-corregida-en-ninos-prematuros

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>