Mi bebé tiene miedo a la cuna

Mi bebé tiene miedo a la cuna
comparte

¿Tu hijo está felizmente dormido en tus brazos y en cuanto le colocas en la cuna se despierta asustado y se pone a llorar? Este curioso fenómeno, conocido como “la cuna con pinchos”, les sucede a muchos bebés en sus primeros meses de vida y resulta a la vez curioso y desesperante para los papás.

Muchos bebés parecen que tienen miedo a la cuna porque, cada vez que intentas dejarle en ella para dormir, se despierta asustado y se pone a llorar, y no se calma hasta que vuelves a cogerlo en brazos.


Esto ocurre porque los bebés tienen una fase de sueño profundo (REM) corta y pasan casi todas sus horas dormidos en fases superficiales (No-REM), un mecanismo de supervivencia que les permite despertarse al momento ante cualquier cambio que noten peligroso, como pasar de los brazos de sus papás a una cuna solitaria.


Esto puede resultar un problema para los papás ya que, aunque resulta precioso tener a tu peque en brazos dormidito, también necesitamos las manos libres y poder movernos para comer, darnos un baño o hacer otras tareas, por lo que es necesario dejar al niño en algún lado.


Algunos papás recurren a un fular o mochila portabebés para tener las manos libres mientras el bebé duerme en su pecho, pero esta solución tampoco permite total libertad y, además, no soluciona el problema en sí, es decir, conseguir dejar al niño en la cuna sin que llore ni se despierte.

No te puedes perder ...

Mi bebé tiene miedo a los globos

Mi bebé tiene miedo a los globos

Hay muchos niños que padecen ligirofobia, miedo a los globos, debido al fuerte ruido que originan a la hora de explotarlos. A esta edad el sentido del oído tiene vital importancia porque están en plena etapa de incertidumbre y desarrollo que le hacen permanecer en un estado de atención constante, por lo que un ruido fuerte y repentino podría causarle miedo o inseguridad. 


Tampoco dejar al niño en completo silencio y con mucho cuidado sirve de solución ya que parece que tienen un radar mágico y, por muy profundamente dormido que esté, en cuanto su espalda toca la cuna, se despierta.


Parece que al cuna le molesta o le hace daño. Tanto es así, que muchos padres acaban tocando el colchón como locos en busca de algo que le pueda molestar. O ponen algo calentito por si lo que les molesta son las sábanas frías. Sin embargo, ninguno de estos trucos funciona. ¿Qué podemos hacer entonces?


1- Lo primero es tener paciencia y no dejar nunca llorando al bebé. Si llora es porque tiene miedo y nos necesita, así que debemos estar con él y cogerlo o atenderlo al momento.


2- Una solución para la noche es practicar el colecho ya que permitirá al bebé estar con sus papás y no sentir miedo, y a los papás no tener que levantarse a atenderlo. Si por el motivo que sea no queréis hacer colecho, podéis comprar una cuna para colechar que permite que el bebé duerma a nuestro lado, prácticamente pegados, pero en su cuna.


3- Para el día, muchas veces funciona dejarlo en el capazo en el mismo sitio en el que estemos. Los bebés están acostumbrados a dormir con los ruidos del interior del cuerpo, por lo que los ruidos normales de una casa no les molestan. Además, notará nuestra presencia y estará tranquilo.


4- Aunque parezca que este problema va a durar para siempre, lo normal es que se pase solo en unas semanas, cuando el bebé se acostumbre a su nuevo ambiente y deje de tener miedo al sentirse solo en la cuna.


5- Si tu hijo es un poco mayor (unos 6 meses) puedes intentar que asocie la cuna a actividades buenas. Para ello, puedes colocarle durante el día juguetes en ella y jugar con él un rato estando dentro de la cuna. Así no le dará miedo quedarse en ella y la asociará con emociones positivas.


6- Es importante que el bebé aprenda a dormirse en la cuna para no despertarse asustado cuando le dejes en ella. Para ello, cuando notes que tiene sueño, acuéstale en su cuna y quédate a su lado. Puedes cantarle una nana, ponerle un móvil musical o darle la manita, pero quédate con él hasta que se duerma. Si llora, cógelo. Si no, quédate con él hasta que se duerma. Se irá acostumbrando a dormirse en la cunita y en un tiempo lo hará solo. 


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora de crecimiento de los niños que arroja como resultado una previsión orientativa de cuánto puede llegar a crecer tomando como base la altura de los padres. Para un resultado más preciso es necesario acudir al pediatra y realizar algunas pruebas médicas, incluyendo radiografías y análisis hormonales.


Fecha de actualización: 18-10-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>