×
  • Buscar
Publicidad

¿Cuándo un bebé empieza a pensar?

¿Cuándo un bebé empieza a pensar?

El desarrollo del pensamiento del bebé es un proceso complejo que tiene muchas etapas. A medida que el tiempo pasa, el desarrollo cognitivo del bebé va madurando.

Publicidad

No te puedes perder ...

¿Cuándo un bebé empieza a ponerse de pie?

¿Cuándo un bebé empieza a ponerse de pie?

Alrededor de los nueve y diez meses el bebé descubre su movilidad, avanza hacia delante gateando y le encanta cambiar de postura. Además, es capaz ya también de girar el tronco con bastante seguridad. Para ayudarle deberías extender tus brazos, llamarle y animarle a que gatee hasta ti. También puedes ofrecerle tus dedos para que se ayude de ellos para levantarse, y luego levántale los pies, de uno en uno, y vuelve a apoyarlos en el suelo.

Y tambien:

¿Qué es el desarrollo cognitivo?

Es la relación que existe entre el sujeto que conoce y el objeto que será conocido. Generalmente se inicia cuando este logra realizar una presentación interna del fenómeno convertido en objeto de conocimiento. El desarrollo cognitivo se centra en los procesos de pensamiento y en la conducta que refleja estos procesos.

¿Cómo es el desarrollo cognitivo de los bebés?

El desarrollo del pensamiento del ser humano a lo largo de su vida (sobre todo los dos primeros años) es muy amplio. Los bebés llegan al mundo únicamente con unas habilidades innatas que poco a poco irán desarrollando. Con la edad van aprendiendo a través de la experimentación y de la observación.

Lo primero que conoce el bebé al llegar al mundo es lo relacionado con los sentidos. Tan solo dan la respuesta adecuada al estímulo presentado (siendo el rostro humano al que más responden y del que sólo detectan un contraste de luces claras y sombras).

En los primeros meses de vida del bebé las zonas superiores del cerebro humano se desarrollan con el objetivo de preparar al bebé para pensar y razonar. Hay que destacar que también en las primeras semanas de vida se van creando en el cerebro humano nuevas rutas neuronales que permiten que las capacidades del bebé se vayan desarrollando poco a poco.

Al nacer los bebés sólo diferencian entre imágenes, sonidos y olores. Alrededor de los 2 meses el bebé es capaz de relacionar esas percepciones entre sí. Su mente empieza a esforzarse por conocer y empezar a descifrar el mundo que les rodea.

Entre los dos meses y medio y los tres meses de edad (aproximadamente) empiezan a entender que las cosas existen aunque no se vean (la permanencia del objeto). Este es un aprendizaje que se adquiere gracias a las propias observaciones y experiencias del bebé. Si a esta edad no reciben estímulos pierden la atención y se aburren, necesitan nuevos estímulos de manera constante para poder aprender y seguir explorando el mundo.

A los 5 meses son capaces de conocer la intención con la que se realiza un hecho, saben que los acontecimientos están formados por secuencias y aprenden sobre la “mente” de los demás a través de los actos (observando a los otros). 6 meses más tarde saben juzgar la intención y los actos de los demás, y 7 después se dan cuenta de que los demás pueden ver sus intenciones y anticiparse a las mismas. Aquí empieza a aparecer el “NO” y les cuesta comprender que no todos piensan y quieren lo mismo. Poco después de comprender esto se desarrolla la capacidad de entender a los demás.

Alrededor de los 24 meses aparece la consciencia y empiezan a buscar la respuesta a preguntas como ¿Quién soy? o ¿Por qué existo?, a estas preguntas les buscarán la respuesta a lo largo de toda su vida.

¿Cuáles son las etapas del desarrollo cognitivo?

Según Jean Piaget (psicólogo que desarrolló la teoría del desarrollo cognitivo) existen cuatro etapas en el desarrollo cognitivo de los niños.

- Desde el nacimiento hasta los dos años de edad: en esta etapa se desarrolla la actividad sensoriomotora que trata de experimentar el mundo a través de los sentidos y de las acciones. Lo importante en esta etapa es el la permanencia de los objetos y la ansiedad ante desconocidos.

- Entre los 2 y los 6 años se desarrolla la etapa preoperacional. Esta corresponde a aprender a representar las cosas mediante palabras e imágenes, pero sin razonamiento lógico. Es aquí donde se desarrollan los juegos ficticios, el egocentrismo y el desarrollo del lenguaje.

- Entre los 7 y los 11 años se desarrollan las operaciones concretas. Aquí es donde se desarrolla el pensamiento lógico de hechos concretos, la comprensión de analogías concretas y la realización de operaciones aritméticas.

- De los 12 años en adelante: es habitual desarrollar las operaciones formales de razonamiento abstracto. Estas se ven reflejadas en la lógica abstracta y la capacidad de razonamiento moral adulto.

¿Qué es la estimulación cognitiva?

La estimulación cognitiva es un conjunto de técnicas y estrategias que tienen como objetivo la mejora del rendimiento y eficacia en el funcionamiento de capacidades cognitivas (la memoria, la atención, la percepción, etc.). La estimulación cognitiva actúa sobre aquellas capacidades y habilidades que se encuentran todavía preservadas por medio de actividades y programas que promueven su mejora y potenciación por mecanismos de neuroplasticidad cerebral.

Los niños y los adolescentes deben estar en un entorno saludable, con una estimulación ambiental adecuada y una estimulación cognitiva y emocional acorde a su nivel de desarrollo. Esto permitirá mejorar sus procesos de aprendizaje y consolidar los conceptos produciéndose, de esta manera, una transferencia tanto en el rendimiento académico como en los desempeños de la vida diaria.

¿Cómo estimular a los niños?

- Estimulación cognitiva a través del juego: con el juego se puede estimular capacidades como el razonamiento, el pensamiento reflexivo y representativo y la comprensión, trabajar la memoria y la atención mediante la interacción con estímulos del entorno, etc.

- Estimulación cognitiva a través del deporte: el deporte también es fundamental para el desarrollo cognitivo. Mientras se realiza el ejercicio físico se produce la liberación de ciertos naurotransmisores así como de endorfinas, estas últimas relacionadas con la disminución de los niveles de estrés y ansiedad, repercutiendo en un estado de bienestar.

- Estimulación cognitiva a través de cuadernos de ejercicios: hay multitud de cuadernos de ejercicios con los que se pretende practicar cada una de las capacidades cognitivas. Hay ejercicios de diferente dificultad y es importante que se adapte el nivel para fomentar la motivación y no supongan un gran esfuerzo que acabe en frustración.

- Estimulación cognitiva a través de ejercicios de brain training: son aplicaciones disponibles tanto para móviles como para ordenadores y tablets. Estos ejercicios les resultan (tanto a niños como adolescentes) más entretenidos.


Te puede interesar:

Algunos padres se preguntan "¿cuál es la cantidad de biberón que hay que dar a un bebé?". Los últimos estudios científicos recomiendan que sea el propio bebé el que regule su alimentación según sus necesidades, de manera que se le deberá dar leche a demanda tal y como si se tratara de la lactancia materna.


Fuentes:

Ecole, http://haurreskolaecole.com/2016/04/10/el-bebe-humano-desarrollo-del-pensamiento/

Ecured, https://www.ecured.cu/Desarrollo_cognitivo_o_cognoscitivo

Bitbrain, https://www.bitbrain.com/es/blog/que-es-estimulacion-cognitiva

Fecha de actualización: 09-01-2020

Redacción: Sara Tizón

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad