¿Qué puedo darle a mi bebé con cólicos?

¿Qué puedo darle a mi bebé con cólicos?
comparte

Se considera como cólico cuando tu bebé lactante llora por mucho tiempo. Esto no es algo de lo que se encuentre enfermo tu pequeño, ni afectará la salud del mismo. Sin embargo, es una situación complicada tanto para el bebé, como para los padres. Es por ello que debes conocer sus causas y cómo ayudar a tu bebé con cólicos.

No te puedes perder ...

¿Qué puedo darle a mi bebé con cólicos?

¿Qué puedo darle a mi bebé con cólicos?

Se considera como cólico cuando tu bebé lactante llora por mucho tiempo. Esto no es algo de lo que se encuentre enfermo tu pequeño, ni afectará la salud del mismo. Sin embargo, es una situación complicada tanto para el bebé, como para los padres. Es por ello que debes conocer sus causas y cómo ayudar a tu bebé con cólicos.

¿Cómo es un cólico de bebé?

 

Lo primero que tienes que hacer es distinguir entre un llanto común a un cólico. No es tan complicado de distinguirlo. Sin embargo, deberás prestar atención a ciertos aspectos del cólico, debido a que este es un llanto distinto al del hambre, el cansancio o el miedo.

 

Los cólicos suelen hacerse presentes cuando el bebé tiene entre dos o tres semanas de nacido. Estos suelen suceder todos los días a la misma hora, comúnmente al finalizar la tarde. Son llantos más fuertes y largos de lo normal, duran hasta cerca de tres horas. Además, parecen empezar y terminar repentinamente.

 

No te preocupes si tu bebé tiene gases. Es totalmente normal que este libere gases cuando está con cólicos, puesto que al estar en llanto este puede llevar aire a sus intestinos.

 

 

Ya no aguanto los cólicos de mi bebé

 

Es importante que te desahogues cada vez que tengas estrés debido a estas situaciones. Pide ayuda a tu pareja, a tus padres o a algún familiar cercano para que descanses o tengas tiempo de relajarte.

 

No te atormentes, los cólicos de tu bebé no durarán tanto como parece y comenzarán a disminuir cerca de haber finalizado el primer trimestre de vida.

 

Cerca del 80-90% de los bebés suele superar la etapa de los cólicos al haber cumplido cuatro meses de vida. No entres en conflicto si tu bebé pertenece al 10% restante, puesto que ese porcentaje suele superarlo al siguiente mes.

 

 

¿Todos los bebés sufren de cólicos?

 

No todos los bebés llegan a experimentar los cólicos. Hay un estimo aproximado de que un máximo del 40% de los bebés experimentan dichos cólicos.

 

Las causas por las cuales unos bebés sean más propensos que otros son desconocidas. Sin embargo, existen las siguientes teorías:

 

1.- Madres fumadoras. Si fumaste durante tu embarazo es probable que tu hijo sea propenso a sufrir de cólicos.

 

2.- Liberación física. Los bebés lloran al final de su día para liberar el estrés de todas las nuevas experiencias que tienen al ser recién nacidos.

 

3.- Microflora intestinal distinta. Un desequilibrio de la bacteria saludable en el intestino puede ser la causa.

 

Cualquiera sea la causa es buena idea que consultes a su médico, esto te ayudará a descartar otras opciones. Además, el doctor podrá aconsejarte una manera eficaz de afrontar la situación.

 

 

¿Cómo puedo remediar los cólicos de mi bebé?

 

Una vez que hayas descartado con el médico otras causas del llanto, para así haber identificado que tu bebé se encuentra sufriendo cólicos, te recomendamos los siguientes consejos para lidiar y ayudar a tu bebé cuando llegue la hora de su cólico.

 

1.- Chupón. Ofrécele a tu bebé un chupón, debido a que la acción de succionar puede ser relajadora.

 

2.- Báñalo. Un baño tibio puede ser otra opción que puede distraer al pequeño e incluso relajarlo.

 

3.- Muévelo. Algunos bebés se pueden distraer con el movimiento. Una mecedora o incluso moverlo en tus brazos puede ser reconfortante.

 

4.- Dale palmaditas. Esto ayudará a que libere los gases. Es una de las razones por las cuales tu bebé se siente incómodo durante el cólico.

 

5.- Sonidos constantes. Ponlo cerca de un sonido repetitivo que lo pueda arrullar como lo puede ser un aparato electrónico o sonidos naturales. Esto sin que presencie otros sonidos incidentales que lo distraigan.

 

6.- Ambiente. Cambia la percepción del cuarto donde se encuentra. Esto podrá cambiar su atención a cosas nuevas y distraerlo.

 

7.- Probióticos. Consulta con su médico para saber si es recomendable administrarle probióticos. Es sabido que algunos bebés consiguen mejora de esta manera.

 

 

Mantener la calma ante estas situaciones es de vital importancia. Tu bebé se encontrará en estrés, y si tú también lo estás, ninguno de los dos podrá sentirse mejor. Intenta día con día algo nuevo hasta encontrar alguna solución o mejora. Recuerda que sólo es una etapa por la que pasan algunos bebés, por lo que pronto concluirá.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>