×
  • Buscar
Publicidad

Medicamentos durante la lactancia

Medicamentos durante la lactancia

Tengo que tomar una medicina ¿Debo suspender la lactancia? Suspender la lactancia y retomarla no es sencillo y se corre el riesgo de padecer ingurgitaciones, obstrucciones de conductos, mastitis, etc. Pero tampoco hace falta. Ni siquiera por la administración de un medicamento. Hay poquísimos fármacos que sean incompatibles con la lactancia.

Publicidad

Indice

 

Importancia de conocer qué medicamentos se pueden tomar en la lactancia

La confusión se produce, por lo general, porque muchos prospectos aúnan embarazo y lactancia bajo la misma categoría, dando consejos exactamente iguales para ambos estados. Sin embargo, existen diferencias importantes. Durante el embarazo el niño está dentro del cuerpo materno, y la cantidad de medicamento que recibe un feto a través de la placenta es igual a la que ingiere la madre. El bebé en el útero recibe todo aquello que la madre consume y la concentración de una sustancia en sangre es la misma en madre e hijo.

No te puedes perder ...

Medicamentos durante la lactancia

Medicamentos durante la lactancia

Tengo que tomar una medicina ¿Debo suspender la lactancia? Suspender la lactancia y retomarla no es sencillo y se corre el riesgo de padecer ingurgitaciones, obstrucciones de conductos, mastitis, etc. Pero tampoco hace falta. Ni siquiera por la administración de un medicamento. Hay poquísimos fármacos que sean incompatibles con la lactancia.

Y tambien:

Pero con la lactancia esto no es así. La concentración en la leche es diferente a la de la sangre. Hay medicamentos que pasan fácilmente de la sangre materna a la leche y otros que pasan con mayor dificultad. En cualquiera de los casos las cantidades que pasan a la leche y que después toma el niño siempre serán menores que las que consume la madre.

Hay que decir que la American Academy of Pediatrics recalca que no se tiene conocimiento completo sobre los efectos a largo plazo en el bebé de muchos medicamentos, por lo que se recomienda tomar los medicamentos sólo cuando son absolutamente necesarios, tomar la dosis más baja posible y durante el menor lapso de tiempo.

Si te tomas algún medicamento debes prestar atención a las reacciones del bebé, como la pérdida del apetito, la diarrea, la somnolencia, el llanto excesivo, vómito o los sarpullidos en la piel. Llama al pediatra del niño si tiene alguno de estos síntomas.

Si tienes dudas sobre la idoneidad de algún medicamento durante la lactancia puedes consultarlo en esta web http://www.e-lactancia.org

 

¿Es importante saber si es un medicamento de acción a corto o largo plazo?

Lo mejor es utilizar medicamentos a corto plazo (son los que el cuerpo elimina con mayor rapidez) en lugar de los de largo plazo. Lo mejor que se puede hacer es es tomar los medicamentos a corto plazo justo después de amamantar. Los medicamentos a largo plazo deben tomarse antes del periodo de sueño más largos del bebé.

Cuando se toma un medicamento a corto plazo justo después de amamantar, hay una gran probabilidad de que la mayor parte del medicamento haya salido de tu cuerpo cuando el bebé esté listo para amamantar de nuevo.
 

¿Cuándo se debe extraer la leche y almacenarse?

Si tu médico te receta un medicamento que puede ser potencialmente peligroso a corto plazo, debes extraerte la leche y almacenarla cuando el medicamento no esté en tu cuerpo. El tiempo que necesita un medicamento para salir del cuerpo depende del fármaco (tu médico te puede aconsejar sobre esto). Extraerte y deshacerte de la leche expuesta al medicamento es pocas veces lo indicado. Se recomienda que hables esto con tu médico.
 

¿Y remedios basados en hierbas?

Muchas personas optan por los remedios naturales para tratar enfermedades rutinarias, sobre todo si son personas preocupadas por los efectos secundarios de las medicinas convencionales.

Se debe tener en cuenta que, aunque sea un remedio natural, necesariamente no significa que sea seguro para las mujeres que están amamantando a los bebés.

También se debe tener en cuenta que en muchos casos apenas se han realizado investigaciones científicas respeto a las implicaciones de usar estos tratamientos durante la lactancia materna.

Muchos de estos productos no están reguados, por lo que no se revisa la pureza ni la eficacia de los mismos. Además, tomar en grandes cantidades ciertas sustancias naturales puede crear efectos negativos como presión arterial alta o disminución en la producción de la leche.

Lo mejor es que te abstengas de tomar hierbas o productos basados en las mismas si no lo has discutido de ello con tu médico primero.
 

¿Puedo tomar anticonceptivos?

La lactancia materna exclusiva y frecuente (incluyendo alguna toma en la noche) reduce significativamente la posibilidad de un nuevo embarazo durante los 6 primeros meses. Sin embargo, si estás amamantando parcialmente, a partir de la sexta semana después del parto puedes empezar a utilizar anticonceptivos orales si el suministro de leche está firmemente establecido. Discute este punto con tu ginecólogo o obstetra.

Se debe tener en cuenta de los anticonceptivos:

- A pesar de que no existen efectos perjudiciales para los bebés cuando las madres utilizan anticonceptivos hormonales, investigaciones han demostrado que las píldoras con altas dosis de estrógenos pueden disminuir el suministro de leche.

- Las píldoras de progestina sola (minipíldoras) tienen menos probabilidades de interferir con la leche materna, peor los efectos secundarios aumentan para la madre. Estos efectos pueden variar dependiendo de la mujer y del tipo del píldora. Habla sobre las posibles repercusiones de estas con tu médico antes de empezar a tomarlas.

- Considera usar condones, un diafragma o cubierta cervical y un espermicida. Estas formas de control de la natalidad es menos probable que interfieran con el suministro de la leche
 

¿Puedo dar el pecho a mi bebé estando enferma?

La lactancia puede continuar sin interrupción cuando estás enferma. Tu leche le aportará anticuerpos que le protegerán de la enfermedad (que posiblemente ya le hayas contagiado). Si dejas de dar el pecho a un bebé al que le has contagiado una enfermedad, le estás dejando sin tus valiosos anticuerpos frente a la misma.

Ten en cuenta que, aunque puedas pensar que no le hayas contagiado, durante el periodo de incubación de las enfermedades no se muestran síntomas. Esto quiere decir que puedes haberle pasado la enfermedad cuando tu no presentabas los síntomas y él la tenga ya, aunque tampoco tenga los mismos síntomas que tú,

De todos modos, si se permite o no el amamantamiento lo tendrás que consultar con tu médico o su pediatra. Cada enfermedad es un mundo.


Te puede interesar:

Una de las primeras inquietudes que tiene la futura madre es "¿cómo saber qué tiempo de embarazo tengo?". Para saberlo de manera orientativa puede contar las semanas que han pasado desde la última regla siendo el resultado las semanas de gestación. Cuando se visite al obstetra éste podrá dar una cifra exacta a través de la primera ecografía que se le realiza al feto.

Fuentes:

Healthy Children, https://www.healthychildren.org/Spanish/ages-stages/baby/breastfeeding/Paginas/medications-and-breastfeeding.aspx

Asociación Española de Pediatría, https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/lm_medicamentos.pdf 

Fecha de actualización: 09-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.