×
Publicidad

Lactancia materna con un solo pecho

Lactancia materna con un solo pecho

En ocasiones, el bebé solo mama de un pecho por diferentes motivos. ¿Qué hacer en estos casos? ¿Es posible mantener la lactancia materna si solo mama de un pecho?

Publicidad

Índice

¿Por qué mama solo de un pecho?


El hecho de que un bebé mame solo de un pecho puede ser algo habitual o transitorio, dependerá de la causa que motive este comportamiento:


- Pezón plano o invertido de la madre. Generalmente este problemilla se da en ambos pechos, pero a veces solo es un pezón el que está plano o invertido, lo que dificulta al bebé engancharse. En este caso puedes usar una pezonera los primeros días hasta que el pezón salga para afuera.

No te puedes perder ...

La televisión y la infancia

La televisión y la infancia

Los niños españoles pasan una media de 218 minutos al día frente a la televisión, casi el mismo tiempo que están en el colegio. Frente a esto, según destaca un estudio de la Universidad de Castilla la Mancha, los padres destinan unos 5 minutos al día a conversar con sus hijos. Tanto la Constitución Española como la legislación europea establecen la protección de la infancia frente a los contenidos televisivos que puedan perjudicarles. Además existe un código de autorregulación firmado por las cadenas.

Y tambien:


- Hinchazón, mastitis u obstrucción. Cualquiera de estos problemas hace que el pecho esté más hinchado e inflamado, lo que dificulta el agarre.


- Problemas de la mamá para colocarle. A veces, a la madre, sobre todo al principio, le cuesta colocar al niño en uno de los lados; se apaña peor y el niño no se encuentra cómodo.


- Menos leche. Si el niño siempre mama más de un pecho, o incluso rechaza totalmente el otro, ese pecho apenas producirá leche, por lo que el niño no querrá cogerse. Es un círculo vicioso.


- Enfermedad del niño. Una otitis, dolor en la clavícula, congestión nasal o las vacunas pueden hacer que el niño sienta dolor al apoyarle para mamar de ese lado. También puede sentir presión en un lado de la cabeza por la postura, por un hematoma o traumatismos producidos durante el parto por el uso de fórceps o técnica de Kristeller.


- Cáncer de mama previo. Si te han operado de un tumor, puede que te hayan quitado todo el seno, con lo que no podrás dar el pecho con ambos; o que solo te quitaran parte del seno pero haya quedado un poco afectado, con lo que pude salir menos leche. A veces, también sale menos leche si existe un tumor en ese momento, con lo que deberías consultarlo a tu médico.


- En otros países, en los que la madre tiene que trabajar cargando con el niño, las mamás optan por dar solo un pecho para tener la otra mano libre y así poder trabajar.


A veces no se encuentra una causa lógica. El niño simplemente prefiere un pecho y rechaza el otro. Es muy habitual que se produzca predilección por uno de los senos, especialmente en los bebés recién nacidos (pudiéndose extender hasta más mayores de manera puntual o absoluta). Muchos bebés tienen predilección por el pecho izquierdo debido a que está más cerca del corazón y el sonido de este les calma.


¿Se puede continuar con la lactancia?

 

Sí, es posible, solo que si no hay forma de que el bebé mame del otro pecho, dejarás de producir leche con ese, lo que puede producir problemas de salud como mastitis o ingurgitación, además de un problema estético ya que tendrás un pecho más grande que el otro.

Pero se puede dar de mamar con un solo pecho.


¿Qué hacer?

 

A pesar de que se pueda, siempre que sea posible debemos intentar solucionar el problema para que el bebé mame de ambos pechos:

- Lo primero que tienes que hacer es tratar de conocer la causa.

- Si la causa es temporal, como una enfermedad del niño, en cuanto esta se resuelva, se solucionará el problema.

- Mientras consigues solucionar el problema, sácate leche del otro pecho para que la producción se mantenga. Además, así evitarás la ingurgitación y la mastitis.

- Si no hay causa conocida, ponle siempre primero al pecho que se coge bien que si tiene hambre y le pones al otro, puede ponerse nervioso y llorará, con lo que no habrá forma de lograrlo. Mejor probar con el pecho que rechaza cuando esté tranquilo.

- Ten paciencia y no desesperes. Sobre todo, no tires la toalla, recuerda que dar el pecho es lo mejor para el bebé y para ti. Puedes buscar ayuda en un grupo de lactancia.

- Puedes probar con una pezonera: si la causa de que no se coja es que el pezón es diferente y, a pesar de la insistencia y de probarlo de muchas maneras el bebé no se coge a ese pecho, puedes probar con una pezonera para ver si de ese modo se coge mejor y tiene una succión eficaz.

- Prueba diferentes posturas por si ese es el motivo.

- Si engorda sin problemas y es feliz así, quizá debas dejar que mame solo de un pecho y usar la leche que saques del otro para cuando no puedas darle tú el pecho. No desesperes, lo has intentado y ya solo te queda respetar la decisión del bebé. Puede que, si dejas de insistir, un buen día el bebé coja el pecho sin saber muy bien por qué y si no lo hace pues no lo hace. Aquí es cuando debes tener cuidado para establecer bien la lactancia con un solo pecho. Hay mujeres que deciden seguir extrayéndose leche por si algún día el bebé quiere volver, para evitar esos problemas y para guardar esa leche por si le hace falta.

¿Tiene alguna pega la lactancia materna con un solo pecho?

Hay que decir que, en cuanto a la producción, los pechos se adaptan a la demanda del bebé, por lo que si solo mama de un pecho el otro dejará de producir y del que mama aumentará la producción.

En cambio, sí existe una pega, pero es estética. Si tienes establecida la lactancia materna de un solo pecho visualmente un pecho queda más grande que otro (las mujeres lo suelen solucionar poniendo relleno solo en el lado en el que el bebé no mama).

Otros problemas que pueden ocurrir, pero no tiene porqué, es la ingurgitación o mastitis en el pecho en el que el bebé deja de mamar. Esto puede ocurrir mientras produces leche si el bebé no la saca y la madre tampoco.


Fuente:

Guía de lactancia materna, Asociación Española de Pediatría. http://www.aeped.es/sites/default/files/7-guia_baleares_esp.pdf

Fecha de actualización: 28-01-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.