×
  • Buscar
Publicidad

Lactancia materna con pechos operados, ¿es posible?

Lactancia materna con pechos operados, ¿es posible?

Tanto si la operación ha sido por motivos estéticos como por motivos de salud, ¿es posible dar el pecho si te los has operado? En principio sí y no es perjudicial que haya silicona en el pecho para el bebé.

Publicidad

Índice

Actualmente son muchas las mujeres que se han sometido a una cirugía estética para aumentarse el tamaño de sus pechos. La mayoría lo hace antes de tener hijos, por lo que se plantean si podrán dar el pecho a sus hijos a pesar de los implantes de silicona. La respuesta a esta duda es afirmativa: en principio, sí se puede dar el pecho ya que la mayoría de prótesis y técnicas que se usan para el aumento de pechos no afectan al tejido glandular.

Las prótesis se suelen colocar detrás del músculo pectoral y la cicatriz se realiza por dentro del pecho, por lo que el pezón no sufre ninguna alteración.

Podría haber algún problema si la prótesis se hubiera introducido a través de la aréola, en cuyo caso puede haber quedado alguna cicatriz por dentro que puede haber dañado algún conducto, lo que no impediría la lactancia pero sí podría dificultarla. De hecho, hay estudios que relacionan este tipo de técnica con un aumento de las probabilidades de padecer mastitis.

Lo que es importante también es que entre la operación de pecho y un embarazo pasen al menos 12 meses para permitir que la cicatrización sea completa y evitar problemas ya que durante el embarazo se produce un aumento de pecho considerable y una distensión de los tejidos de la mama, así como una mayor vascularización, lo que puede dificultar la cicatrización.

A pesar de todo esto, la Asociación para la Promoción e Investigación científica y cultural de la Lactancia Materna ha señalado que, en las madres con operaciones de aumento de pecho, existe un mayor riesgo de lactancia insuficiente y menor incidencia de lactancias maternas exclusivas. Se sospecha que esto puede ser debido a:

- Debido a la operación puede existir una pérdida de sensibilidad y de capacidad eréctil de la aréola y el pezón e interrupción del reflejo neuro-endocrino por el corte de las ramas nerviosas implicadas (dependiendo del tipo de cirugía realizada). Todo esto puede hacer que la producción de leche sea menor en comparación con una mujer no operada.

- Puede existir dolor del pecho por presión del implante o por la contractura capsular.

- Muchas mujeres que deciden aumentarse el pecho es porque muchas veces tienen una auténtica hipoplasia mamaria (desarrollo incompleto del tejido mamario) y esto de por sí puede ser un problema que dificulta la lactancia.

Las prótesis mamarias en sí no conllevan un riesgo para la lactancia materna, pero existen evidencias de que las madres con implantes tienen más dificultades que el resto para conseguir una lactancia materna exclusiva. Aún así, lo mejor que se puede hacer es intentarlo, no pierdes nada y ganas mucho.


¿Es malo para el bebé?

No te puedes perder ...

La televisión y la infancia

La televisión y la infancia

Los niños españoles pasan una media de 218 minutos al día frente a la televisión, casi el mismo tiempo que están en el colegio. Frente a esto, según destaca un estudio de la Universidad de Castilla la Mancha, los padres destinan unos 5 minutos al día a conversar con sus hijos. Tanto la Constitución Española como la legislación europea establecen la protección de la infancia frente a los contenidos televisivos que puedan perjudicarles. Además existe un código de autorregulación firmado por las cadenas.

Y tambien:

No hay ningún estudio que indique las prótesis de silicona son malas para el bebé ni que pasen a la leche materna, por lo que puedes dar el pecho con total tranquilidad a tu bebé.


¿Cómo quedará el pecho tras la lactancia?

Lo normal es que no se altere mucho el aspecto estético del pecho tras la lactancia materna, sean más o menos meses, pero sí es cierto que el embarazo y el paso del tiempo afecta al pecho, por lo que puede que sí notes algún cambio, como estrías, cambios en la forma de la mama o flacidez.

Lo que no perderás será volumen ya que te lo proporciona la prótesis, pero el resto de variaciones normales de los pechos sí pueden aparecer.


¿Tengo que esperar para quedarme embarazada después de un aumento de pecho?

Debido a los cambios hormonales del embarazo se produce un aumento de pecho importante y, por consiguiente, una distensión de todos los tejidos de la mama. Esto hace que la vascularización (riesgo sanguíneo y linfático) sea mucho mayor y aparece una retención de líquidos similar a una inflamación (pero fisiológica). Si se tiene demasiado reciente la intervención, la cicatrización externa e interna del pecho puede verse afectada.

El cirujano te puede aconsejar según tu caso, pero al menos es aconsejable pasar de 10 a 12 meses para dejar que el cuerpo se amolde a la prótesis.


¿Y si la operación era de reducción?

La mayoría de mujeres operadas del pecho lo hacen para aumentarse el tamaño, pero también hay algunas que, por motivos de salud o estéticos, deciden reducirse el volumen.

En este caso lo que se hace es extirpar el exceso de glándula mamaria y de tejido graso, por lo que, al cortar tejido mamario, los conductos de la leche pueden verse interrumpidos parcial o totalmente, dependiendo de la cantidad que se quite, y las cicatrices son internas, por lo que también pueden dificultar la lactancia.

No obstante, esto no significa que sea imposible en todos los casos, dependerá de cómo se haya realizado la operación y de lo que se haya hecho. Así, puede que lo dificulte en algunos casos, pero otras mujeres podrán dar el pecho sin problemas.

Durante el embarazo el aumento de volumen y la retención de líquidos puede causar molestias en las mamas que se hayan sometido a una reducción. Esta inflamación puede ocasionar cambios tanto en la forma como en el volumen del pecho operado, aunque normalmente son pasajeros.


Después del embarazo, ¿cuánto hay que esperar para operarme el pecho?

Tanto el embarazo como la lactancia pueden alterar los tejidos mamarios y pasa un tiempo hasta que tu pecho vuelve a estar en su estado normal y las hormonas se normalicen después de tener un bebé.

Por lo que, si no das el pecho a tu hijo, debes esperar al menos 6 meses para poder pasar por una operación de pecho. Si decides amamantarlo debes esperar al menos 6 meses a partir del destete total del bebé para que tu pecho vuelva a su estado previo.

En cualquier caso, será el cirujano el que valore cuando es el momento más adecuado para operarte en función de las pruebas que realice.


Te puede interesar:

Una de las primeras inquietudes que tiene la futura madre es "¿cómo sé cuánto tiempo tengo de embarazo?". Para saberlo de manera orientativa puede contar las semanas que han pasado desde la última regla siendo el resultado las semanas de gestación. Cuando se visite al obstetra éste podrá dar una cifra exacta a través de la primera ecografía que se le realiza al feto.

Fuentes:

¿Lactancia materna con prótesis mamarias o reducción de pecho? https://www.natalben.com/lactancia-materna-con-protesis-mamarias-reduccion-pecho

Fecha de actualización: 23-07-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.