×
  • Buscar
Publicidad

¿La leche de fórmula se corta?

¿La leche de fórmula se corta?

Alimentar a un bebé con leche artificial es más “complicado” que amamantarlo. La leche del fórmula requiere de una serie de preparaciones y es normal que te surjan multitud de dudas.

Publicidad

Índice

 

¿Qué es la leche en fórmula?


En ocasiones la lactancia materna no es posible y se tiene que optar por una leche preparada de forma artificial. Estas leches, conocidas por el nombre de leche de sustitución o artificial o leche maternizada, buscan ofrecer a los bebés las mismas propiedades nutritivas que se obtienen a través del pecho y con nutrientes similares (lactosa, proteínas,a grasa, vitaminas, ácidos grasos, minerales...). 

Debes tener en cuenta que la Organización Mundial de la Salud y la Asociación Española de Pediatría, recomiendan la leche materna frente a la sustitución en todos aquellos casos en los que no existían problemas para alimentarse por este medio.
 

¿Qué tipos de leche en fórmula existen?

No te puedes perder ...

Bebé rechaza la leche de fórmula

Bebé rechaza la leche de fórmula

Llega la hora de volver al trabajo y has decidido darle leche de fórmula al bebé en esas horas y continuar con lactancia mixta ya que sacarte leche en tu trabajo no es nada sencillo. Sin embargo, tu bebé no parece estar de acuerdo contigo y no hay manera de conseguir que se beba los biberones de leche de fórmula… ¿qué puedes hacer?

Y tambien:


Existen varios tipos de leches de fórmula, primero podemos hacer una distinción según la edad del bebé:

- Leche de fórmula de inicio:  es la que se les da a los bebés desde el nacimiento hasta los 6 meses. Es el único alimento que recibes. Está preparada de forma que contenga las propiedades nutritivas más parecidas a la leche materna.

- Leche de fórmula de continuación: es la que se administra a partir de los 6 meses en conjunto con otros alimentos.

Además, hay leches de sustitución adicionales que pueden presentar los aspectos de las dos anteriores, pero que tienen otros fines:

- Leche de fórmula adaptada: es una leche que contiene sustancias como nucleóticos, ácidos grasos poliinsaturados u oligosacáridos con efecto bidógeno que hacen que se parezca a la materna en cuanto a su fisiología.

- Leche de fórmula especial: es la leche que se les prescribe a aquellos niños que padecen alguna patología o trastorno y que tiene características especiales. Así entrarían las leches de fórmula especiales para bebés prematuros, las leches contra el estreñimiento, etc.

Además, también se pueden distinguir dos tipos de leche según su preparación:

- Lista para servir: es una leche que se puede administrar sin mucha preparación, es más cómoda, pero suele ser más cara.

- Leche en polvo.
 

¿Qué pasos se deben seguir para prepara de manera correcta un biberón?


Los biberones se preparan de la misma manera en todas las partes del mundo:

- Primero debes lavarte muy bien las manos con agua y jabón. También debes esterilizar bien, tanto la tetina como el biberón.

- Calienta el agua potable, se recomienda el agua mineral (la que no es del grifo), aunque si vives en una zona de agua potable, puedes hacerlo con la del grifo (mineralización débil). Ten cuidado en que no calientes demasiado el agua, la temperatura correcta es de 37º C. Además, el agua se debe calentar en un cazo, evitando el microondas, para que se caliente de manera homogénea.

- Sigue las instrucciones del fabricante de la leche. Cada fabricante tiene unas cantidades recomendadas. Por norma general se recomienda echar primero el agua y después la leche en polvo.

No añadas al biberón los cereales antes de tiempo. Además, tampoco debes añadir otro tipo de condimento, ni cacao, ni sal, ni azúcar, etc.

- Cierra el biberón y agítalo bien.

Después de cada uso, limpia el biberón y la tetina para que no quede ningún rastro de la leche. No debes guardar los restos que le han sobrado ya que pueden proliferar bacterias. 
 

¿Qué ventajas tiene la lactancia artificial?

- La lactancia se hace más cómoda y flexible: algunas mujeres sientes molestias a la hora de amamantar y recurrir al biberón evita los dolores. Además, hace que los papás también participen en la alimentación del niño, de modo que la madre no tiene que estar siempre presente para alimentar al bebé.

- La frecuencia de las tomas en los bebés alimentados con leche artificial suelen ser menos que los que son alimentados.

- La madre tiene mayor libertad en la dieta, no necesitará adaptar la alimentación durante el periodo de la lactancia, ya que pasarán a su bebé.
 

¿Tiene inconvenientes la lactancia artificial?

- La leche de sustitución no tiene algunos nutrientes que son imposibles de añadir de manera artificial. Además, también carece de los anticuerpos, lo que provoca que el bebé esté más expuesto a las infecciones y a las enfermedades.

- La leche artificial supone un coste económico, mientras que la lactancia materna es gratis.

- Los bebés alimentados con leche artificial tienen con más frecuencia gases y estreñimiento. También las deposiciones de los bebés alimentados con leche artificial suelen ser más duras que las de los bebés que toman leche materna.
 

¿Por cuánto tiempo sirve la fórmula del bebés después de haberla preparado?


- La fórmula preparada si está a temperatura ambiente debe ser desechada una hora después de haber sido preparada.

- La fórmula preparada que ha sobrado de una toma debe ser desechada inmediatamente después.

- Un envase con fórmula lista para usarse (bien sellada) puede durar 48 horas en la nevera.


Fuentes:

Cuídate Plus, https://cuidateplus.marca.com/familia/bebe/diccionario/leche-formula.html

Healthy Children, https://www.healthychildren.org/Spanish/ages-stages/baby/formula-feeding/Paginas/How-to-Safely-Prepare-Formula-with-Water.aspx

Fecha de actualización: 03-06-2020

Redacción: Sara Tizón

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.