×
  • Buscar
Publicidad

¿Influye el tipo de parto en la lactancia materna?

¿Influye el tipo de parto en la lactancia materna?

A menudo, cuando preguntas a una mujer embarazada sobre cómo desea alimentar a su bebé, su respuesta es: “Lactancia materna, si puedo…”, porque en muchos casos conocen historias cercanas de fracasos de lactancia materna y en muy pocos casos han visto amamantar o han tenido un trato cercano con madres que amamantan.

Publicidad

Entonces, el miedo es mayor y existe cierta incertidumbre sobre qué es lo que va a pasar después del parto.

Habitualmente, en la preparación al parto existe una sesión sobre lactancia materna que suele estar centrada en los beneficios que tiene dar el pecho, y eso está bien conocerlo pero, como matrona, creo que debemos formar a las mujeres de manera práctica, darles recursos para que sepan qué hacer según las situaciones y avisar de que después de un parto es muy importante individualizar cada caso porque al igual que no hay dos partos iguales, no hay dos lactancias iguales y lo que le ha venido bien a tu amiga, vecina, cuñada, etc. puede que no te venga bien a ti porque la forma de nacimiento ha sido diferente y esto en muchos casos tiene consecuencias para el buen inicio de la lactancia materna.

Cesárea y lactancia materna

Empecemos en el caso de una cesárea. Hay una falsa creencia de que en estos casos la subida de la leche es más tardía y puede que el bebé necesite refuerzos de leche artificial. Esto no es del todo correcto, si bien es verdad que puede existir cierto retraso de la subida de leche materna esto no es por la cesárea en sí, sino por todo lo que acontece “alrededor” de ella: separación de la madre y del bebé, anestesia general de la madre, grandes volúmenes de liquido por vía intravenosa, dolor en la cicatriz, dificultad en la movilidad, etc.

Y ¿por qué todo esto influye en la lactancia materna?

- Porque si no ponemos al bebé al pecho en las dos primeras horas no hay estimulación para que la leche fluya y el bebé entra en un estado de letargia en el que es difícil de despertar para que haga una toma y la situación se complica.

No te puedes perder ...

Y tambien:

- Porque si existe dolor en la cicatriz y la postura de dar el pecho molesta a la mamá provoca estrés que puede afectar en la producción de la leche.

- Porque si se administran gran cantidad de fluidos crea una acumulación de líquido también en la mama que interfiere en la subida de la leche.

Por todo ello poco a poco se van cambiando los protocolos de los hospitales, para que se reduzca al máximo posible la separación de la madre y del bebé, los líquidos administrados estén controlados y la madre pueda tener un asesoramiento según su situación.

Problemas en el parto vaginal

Por otra parte, las presiones que sufre el bebé en la cabeza en ocasiones pueden afectar a los pares craneales (estructuras encargadas de los movimientos de la cara), esta afectación dificulta el enganche y una correcta succióndeglución.

Por ello, maniobras de presión abdominal por parte de los profesionales (contraindicadas), la posición tumbada boca arriba para parir, la no movilidad de la pelvis en el parto y los partos instrumentales (con ventosa o fórceps) pueden afectar en mayor o menor medida a la buena instauración de la lactancia materna.

En una gran parte de los casos son afectaciones pasajeras, es decir, tras 5-7 días, esa alteración desaparecerá sola y no existirá secuelas permanentes para el bebé, pero mientras tenga la afectación puede tener dificultades para engancharse y, si no hay un asesoramiento personalizado, el inicio de la lactancia materna podría estar comprometido.

¿Cómo se si mi bebé tiene estas afectaciones?

Si tu bebé tiene dificultades para abrir la boca, buscar el pezón, se pone muy nervioso o está muy irritable puede que su forma de nacer le esté afectando.

En ocasiones, maman mucho tiempo, pero no tienen suficiente y se quedan con hambre, se quedan dormidos porque se agotan y al poco piden de nuevo. Esto pasa muchas veces porque al tener alguna afectación interna la succión que realizan no es efectiva y necesitan más tiempo para conseguir la cantidad de leche que desean, pero a la vez son muy pequeños y se cansan mucho.

¿Qué podemos hacer?

Una de las mejores técnicas para un buen inicio de la lactancia materna es mantener el contacto piel con piel todo lo posible, esto no solo se restringe al momento tras el parto sino también en la habitación del hospital y en tu casa, realiza siempre que puedas el contacto piel con piel y minimiza los estímulos (luz, voces, visitas…).

Esto va a hacer que tu bebé gaste menos energía porque contigo se siente seguro, sus ritmos de sueño serán más tranquilos y siempre tendrá el pecho disponible y de acceso fácil.

Por lo tanto, es muy importante que, ante cualquier dificultad en la lactancia materna, se consulte a la matrona cuanto antes, en los primeros días para que podamos detectar dónde está el problema y poder ayudar de manera individualizada a esa madre y a su bebé.


Te puede interesar:

La aventura del embarazo, para algunas mujeres, empieza cuando afirman "creo estar embarazada" porque en muchas ocasiones el único síntoma que anuncia el embarazo es la falta de la menstruación.

Fecha de actualización: 15-03-2020

Redacción: Guiomar Maldonado, Matrona

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.