×
  • Buscar
Publicidad

Donar leche materna: todo lo que necesitas saber

Donar leche materna: todo lo que necesitas saber

Las donaciones de leche materna permiten que bebés especialmente vulnerables cuyas madres no pueden darle su leche o la suficiente cantidad de ella reciban este beneficioso alimento gracias a otras madres solidarias.

Publicidad

Indice

 

¿Qué es un banco de leche?

Un Banco de Leche es una institución que se encarga de recoger, procesar, almacenar y dispensar, con las adecuadas garantías, leche materna de calidad a pacientes que lo precisen. En España contamos con ocho bancos de leche, distribuidos en hospitales en diferentes comunidades del país. Todos se pueden consultar en la web de la Asociación Española de Bancos de Leche. En Latinoamérica, se puede consultar todo lo relativo a donación de leche en el Programa ibero-americana de bancos leche materna.

No te puedes perder ...

Síndrome del niño hiperregalado. ¡Cambia cantidad por originalidad!

Síndrome del niño hiperregalado. ¡Cambia cantidad por originalidad!

Todas las Navidades igual, en la búsqueda del mejor regalo para nuestros hijos. Seguramente ellos ya han mirado y remirado el catálogo de juguetes y han escrito una larga lista a los Reyes Magos con todo lo que quieren. He aquí nuestro dilema, ¿qué regalar? Y más aún, ¿cuánto regalar? Dónde está el límite entre lo que se considera apropiado o lo que es ya excesivo.

Y tambien:

Las donaciones de leche ayudan a resolver problemas de alimentación de algún bebé cuando la madre no puede extraerse leche o la cantidad suficiente. Entonces se puede alimentar al bebé con leche materna donada para asegurar que recibe este importante alimento en sus primeros meses; algo especialmente importante en bebés prematuros o que hayan nacido enfermos, por ejemplo.

Los criterios que se sigan dependerán de cuánta leche donada se disponga, priorizando siempre a bebés especialmente vulnerables, que tengan un peso inferior a 1,5 kg, con problemas digestivos…

 

¿Quién puede donar leche materna?

Cualquier mujer que esté dando de mamar a su bebé y que pueda llevar a cabo la extracción de leche para donarla es, en principio, candidata a ser donante de leche. Además, se tienen en cuenta otros criterios comunes: que no fume, no consuma alcohol o fármacos sin control médico, que no padezca enfermedades infecciosas…

 

¿Cómo y cuándo se puede ser donante de leche?

A partir de que la lactancia de tu bebé esté establecida, entre 3 y 4 semanas después del parto, puedes donar leche hasta que quieras o termines la lactancia de tu propio bebé. Puedes donar una vez o varias y cualquier cantidad es bienvenida. Ten en cuenta que además se acepta leche congelada de bebés fallecidos y que voluntariamente deciden hacer la donación.

El primer paso si quieres ser donante es acudir al servicio del banco de leche para hacer una analítica que determine el estado de tu sistema inmunitario -para descartar que seas portadora de enfermedades como VIH, hepatitis, sífilis…-. Además, rellenarás y firmarás una encuesta de salud y serás dada de alta como donante de leche.

Asimismo, existen otros requisitos para ser donante de leche materna:

- Debes tener un estilo de vida saludable (sin consumo de alcohol, tabaco, marihuana, etc.) y no consumir medicamentos o productos de herboristería contraindicados durante el amamantamiento. En este punto se debe ser totalmente sincera ya que puedes perjudicar la salud de un bebé que se encuentre en una situación delicada.

- Disponer de un congelador que alcance -18º C, si se extrae la leche en el domicilio.

- Entregar firmado un consentimiento de información que se te entrega en el propio banco de leche.

- Poder demostrar tu identidad.

- Respetar las instrucciones para la extracción, conservación y transporte de la leche.

- Las mujeres vegetarianas se tienen que comprometer a tomar los suplementos vitamínicos necesarios.

 

¿Cuál es la cantidad mínima de leche para donar?

En la donación de leche materna no existe volumen de donación mínimo. Cada gota de leche es importante y puede salvar vidas. Puede que a tu bebé esa cantidad de leche extraída no le llegue para una toma, pero para un neonato puede suponer varias tomas.

 

La extracción de la leche materna

La extracción de leche puede hacerse de forma manual o con un sacaleches (tanto manual como eléctrico), en función de tu criterio, preferencia y experiencia. Muchos bancos facilitan extractores a las madres que lo necesiten. Si nunca te has extraído leche, lo más recomendable es que lo hagas durante unas semanas de forma regular para ir acostumbrándote antes de donar.

Para garantizar que la leche no sea contaminada y mantenga su calidad, desde los bancos de leche recomiendan lavarte las manos y uñas con agua y jabón, recogerte el pelo en un gorro y colocarte una mascarilla. De ser necesario, puedes limpiarte el pecho con una toalla de papel, pero en general basta con el aseo diario. Debes también evitar el uso de cremas en el pecho o pezón.

Para conseguir donaciones frecuentes y abundantes -lo ideal- es útil incorporar la extracción de leche en la rutina diaria. Así, extrayendo algo de leche todos los días, consigues mejorar la cantidad y tiempo que dedicas a la extracción para donar.

 

El almacenamiento de la leche materna

Para el almacenamiento de la leche, desde los bancos suelen facilitar recipientes de cristal estériles. Se debe utilizar un recipiente distinto en cada extracción. Al tratarse de envases de cristal, debes evitar llenarlo más allá de la marca que tienen para evitar que se rompan cuando sean congelados y se puedan cerrar bien. Inmediatamente después de la extracción, debes congelar el recipiente en un congelador a -20ºC. Para garantizar que la leche no sea contaminada, puede meter el envase en una bola de plástico que evite que entre en contacto con otros alimentos, y situarlo lo más lejos posible de la puerta.

No te olvides de apuntar la fecha de cada extracción.

 

Entrega de la leche al banco

La leche congelada debe ser entregada al banco en un máximo de 15 días desde la extracción. Algunos bancos tienen servicio de recogida a domicilio, en otros, la entrega la puedes hacer tú misma u otra persona de confianza en el banco durante el horario de apertura. Mantener la cadena de frío es esencial, por eso debes realizar el transporte en un envase aislante acumulador de frío: una nevera portátil, una bolsa para congelados, una caja de poliextireno expandido…

 

Impacto de medicamentos, enfermedades, etc. en la donación

Si te han prescrito algún nuevo medicamento durante la lactancia, te han practicado alguna prueba radiológica con contraste…lo mejor es consultar con el personal del banco de leche. Además, la web www.e-lactancia.org permite consultar la compatibilidad de muchos medicamentos o productos de herbolario con la lactancia materna. 

Respecto a las enfermedades, aunque por lo general las leves no afectan a la leche, conviene esperar hasta la recuperación para donar leche. 


Te puede interesar:

La cantidad de leche para un bebé de 3 meses debe ser definida por el propio bebé tal y como se hace con la lactancia materna, que es a demanda. De esta manera, el bebé se regula en función de las necesidades de cada momento.

Fuente:

Asociación Española de Bancos de Leche

e-lactancia.org

Hospital Universitario La Paz, https://www.comunidad.madrid/hospital/lapaz/ciudadanos/banco-leche

Fecha de actualización: 26-06-2020

Redacción: Irene Gómez

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.