Bebé rechaza la leche de fórmula

Bebé rechaza la leche de fórmula
comparte

Llega la hora de volver al trabajo y has decidido darle leche de fórmula al bebé en esas horas y continuar con lactancia mixta ya que sacarte leche en tu trabajo no es nada sencillo. Sin embargo, tu bebé no parece estar de acuerdo contigo y no hay manera de conseguir que se beba los biberones de leche de fórmula… ¿qué puedes hacer?

Existen diversos tipos de leche de fórmula según la edad del bebé: leche de inicio para bebés desde recién nacidos hasta los 6 meses, leche de continuación desde los 6 a los 12 meses, y leche de crecimiento desde el año hasta los 3 años. Para los bebés que no son alimentados con leche materna, es obligatorio consumir la leche correspondiente a su edad hasta los 12 meses, ya que la leche de vaca no es buena para lactantes menores del año, por lo que deben alimentarse solo con esta leche. A partir del año ya se puede optar por leche de vaca normal o leche de crecimiento, según lo que prefieran los padres o lo que indique el pediatra.

En aquellos bebés alimentados con leche de fórmula desde el principio no hay problemas, ya que se acostumbran a su sabor y se beben sus biberones sin inconvenientes. Sin embargo, en bebés que han estado con leche materna exclusiva durante un tiempo puede ser muy difícil lograr que tomen biberones de leche de fórmula, ya que su sabor les resulta diferente y la rechazan (además de poder tener problemas también con el biberón si no lo han usado hasta ahora). Estos casos pueden convertirse en un verdadero problema, sobre todo si la madre va a a comenzar a trabajar o, por el motivo que sea, no puede continuar con la lactancia materna, ya que, a no ser que tenga más de 6 meses, la leche seguirá siendo el único alimento del bebé.

Si te encuentras ante esta tesitura y no hay manera de que tu bebé abra la boca y se beba su biberón de leche de fórmula, puedes probar estos consejos:

1- Si la razón de empezar con la leche de fórmula es que vuelves al trabajo, empieza un par de semanas antes para que, si hay algún problema, tengas tiempo de buscarle solución.

2- Si comienzas a darle leche de fórmula y la rechaza, no te pongas nerviosa, ya que eso solo conseguirá aumentar el problema. Es necesario que permanezcas tranquila para que el bebé no se altere y pueda comer tranquilo.

3- Si nunca la has dado leche materna en biberón, es conveniente que primero le acostumbres a beber de este, ya que puede que lo que rechace de primeras sea el biberón y la tetina y no la leche. Una vez que esté acostumbrado a beber del biberón puedes empezar a probar con la leche de fórmula.

4- Es importante que el biberón esté hecho con la proporción adecuada de leche en polvo y agua para que aporte los nutrientes necesarios al bebé y esté más rica. Normalmente son 30 ml de agua por cada cucharada de leche de las que vienen en la caja, pero debes leer las instrucciones del fabricante antes de hacerlo.

5- Existen muchas leches de fórmula en el mercado y, aunque similares en muchos aspectos, pueden variar en los nutrientes que aportan y en el sabor, así que puedes probar diversas marcas para ver cuál le gusta más a tu bebé. Una buena manera de hacerlo es mediante las muestras gratuitas que regalan en las canastillas de embarazo y del bebé, como la Canastilla para el Bebé de TodoPapás.

6- La temperatura de la leche también puede influir en que el bebé coja mejor o peor el biberón. Lo normal es dárselo tibia, nunca muy caliente ni que exceda de los 36º C, aunque hay que tener en cuenta que la leche materna sale a unos 32º C, por lo que puedes probar a dársela a la misma temperatura o un poquito más caliente a ver si así la coge mejor.

7- A veces el problema es que el bebé asocia a su mamá con la leche materna y el pecho, por eso se niega a beber del biberón. En esos casos, es mejor que el biberón se lo dé otra persona, como su padre o la persona que vaya a cuidarle mientras estés en el trabajo. De esta manera, se acostumbrará a la leche de fórmula a la vez que se acostumbra a comer con otra persona.

8- Si no consigues que tome biberón de ninguna manera, puedes echarle en la leche (si ya tiene más de 5 meses y tu pediatra lo aprueba) cereales sin gluten que hacen que el sabor de la leche cambie así como su textura, lo que puede facilitar que se tome los biberones. No hace falta que hagas papilla, con un par de cucharadas puede ser suficiente. Ve probando hasta que tengas éxito.

9- Por último, si tu bebé tiene más de 6 meses puedes aprovechar esas tomas en las que tú no estarás para introducir la alimentación complementaria y que vaya tomando frutas, verduras, carne y otros alimentos que, con esta edad, ya puede digerir. 

 

No te puedes perder ...

¿Cuándo empezar con la leche de continuación?

¿Cuándo empezar con la leche de continuación?

Todos los especialistas en salud infantil recomiendan mantener la lactancia materna como mínimo hasta que el bebé cumpla 6 meses. Si después te apetece continuar con esta opción tan beneficiosa para tu bebé, alternándola con los nuevos alimentos que necesita ahora (cereales, verduras, frutas, etc.) es la mejor decisión que puedes tomar. Sin embargo, si no puedes dar el pecho por motivos médicos o decides pasar a la lactancia artificial, el pediatra te aconsejará sobre el tipo de leche de fórmula que más le conviene a tu bebé y te indicará qué cantidades ofrecerle de acuerdo a su peso y estado de salud.

 

 


Te puede interesar:
Calcular la talla de los hijos cuando sean mayores puede hacerse de manera aproximada teniendo en cuenta la altura de los padres o de manera más precisa a través de una serie de pruebas médicas.


Fuente:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta. 

Fecha de actualización: 24-05-2019

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>