×
  • Buscar
Publicidad

¿Cómo conseguir que el bebé agarre el biberón?

¿Cómo conseguir que el bebé agarre el biberón?

Cuando el bebé se alimenta con biberón desde que nace, en casos en los que la lactancia materna es imposible, suele agarrar el biberón sin problemas, ya que enseguida comprende que es su único método de alimentación. Pero si le has estado dando el pecho y quieres introducir el biberón para alguna toma, puede que te cueste bastante que lo coja.

Publicidad

La lactancia materna es el mejor alimento para el bebé en sus primeros 6 meses de vida, por eso, desde hace unos años se potencia esta alimentación como exclusiva hasta esa edad y combinada con otros alimentos hasta, al menos, los 2 años. Sin embargo, muchas veces no es posible que la madre dé todas las tomas de leche al bebé, sobre todo cuando llega la hora de volver al trabajo, por lo que es necesario sacarse leche y ofrecer algunas de las tomas al pequeño con biberón. En ese momento, muchas madres se encuentran con un grave problema, ya que sus hijos no quieren comer del biberón de ninguna manera. Cada vez que se lo acercas, cierra fuertemente la boca, rechaza el biberón, se pone nervioso, llora y se niega a comer.


En ese caso, la mamá se pone cada vez más nerviosa, porque ve que la fecha de volver al trabajo se acerca cada vez más y piensan que el niño se pasará el rato llorando y sin comer hasta que ellas vuelvan del trabajo. Para empezar, no debes ponerte nerviosa, ya que eso solo empeorará el problema, puesto que los niños son muy sensibles y detectan enseguida el estado emocional de sus padres y, si estás nerviosa, él lo estará también. Y, después, debes entender que los bebés no son tontos y no van a dejarse morir de hambre, si no tienen más remedio que beber del biberón, lo harán, eso sí, si tú estás delante, llorarán hasta conseguir el pecho.

No te puedes perder ...

Mi bebé solo mama de un pecho

Mi bebé solo mama de un pecho

Todos los recién nacidos, a los pocos minutos de llegar al mundo, son capaces de buscar el pecho de su madre, agarrarse al pezón y succionarlo para alimentarse. Este acto, por instintivo y espontáneo, no debería plantear ningún problema, sin embargo no siempre es así. Hay veces que el bebé rechaza mamar, lo que puede llegar a inquietar enormemente a su madre.

Y tambien:


Por lo tanto, no pienses que no va a comer, cuando no tenga más remedio que beber del biberón, lo hará. Pero, para que te vayas más tranquila al trabajo, puedes seguir desde las semanas previas una serie de consejos:


1- Empieza dos o tres semanas antes de la fecha de vuelta al trabajo para que tengas tiempo de probar diversos trucos y consejos y no te pongas nerviosa por la inmediatez de la vuelta.


2- Recuerda estar tranquila y ser paciente, es la mejor manera de conseguir algo.


3- Es mejor que el biberón no se lo des tú, sino la persona que lo va a cuidar en esas tomas y lo tiene que alimentar. Así, se acostumbrará a que le dé de comer y, además, no buscará el pecho. Si eres tú la que le ofrece el biberón, sabrá que tiene ahí mismo el alimento que realmente quiere, por lo que se negará a comer del biberón y llorará hasta que consiga lo que busca: tu teta. Por lo tanto, desde la primera prueba es mejor que sea otra persona y que tú no estés cerca.


4- Prueba diversas tetinas, ya que muchas veces el problema es que la tetina se le hace muy rara y diferente al pecho, y por eso se niega a cogerla. No solo debes probar varias formas, sino también materiales. En el mercado existen incluso tetinas con una forma muy similar al pecho materno, prueba con esas a ver si hay más suerte. También puedes probar a ver si el látex o la silicona le gustan más, ya que la textura de ambos no es igual. Y, por supuesto, con las decenas de formas diferentes que hay, seguro que alguna le convence y acepta agarrarla.


5- Puede que el problema sea la temperatura a la que le ofreces el biberón: prueba a temperatura ambiente, caliente o fría, cada bebé es un mundo y no a todos les gusta beber al elche igual.


6- Aunque lo idea es que beba la leche materna para que continúe con la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, si estás desesperada y nada funciona prueba a darle leche de fórmula. Al ser un sabor distinto, puede que agarre bien el biberón y prefiera que esas tomas sean de leche artificial.


7-Si ya ha cumplido los 6 meses, puedes probar a echarle cereales sin gluten en la leche, tanto materna como de fórmula, ya que al hacerla más espesa y con un sabor distinto es posible que la coja con más ganas y acepte el biberón. O puedes darle otros alimentos en esas tomas que no estás tú puesto que, desde los 6 meses, puede comenzar a comer frutas, verduras, carnes, pescados… No es necesario que siga tomando solo leche, así puedes irte liberando aquellas tomas en las que no estés delante y aprovecharlas para introducir la alimentación complementaria.


8- Crea un ambiente tranquilo y sereno para darle el biberón sin distracciones, llantos ni gritos. Las primeras veces que se lo ofrezcas, debes elegir un momento que no tenga demasiada hambre, o se pondrá nervioso al ver algo distinto. Prueba un poco antes de la hora de la toma.

 

 


Fuente:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta.

Fecha de actualización: 13-05-2019

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.