×
  • Buscar
Publicidad

Estimulación del bebé de 11 meses

Estimulación del bebé de 11 meses

Todo ha ocurrido en un abrir y cerrar de ojos, el próximo mes celebrarás el primer cumpleaños de tu bebé. Echas la vista atrás y te das cuenta de todo lo que ha aprendido y crecido en tan solo 11 meses. Pero aún quedan muchas más cosas por aprender y la estimulación sigue siendo necesaria.

Publicidad

Índice

 

¿De qué es capaz un bebé de 11 meses?


¡Qué rápido pasa el tiempo! Tu bebé ya tiene 11 meses y ya conoce gran parte de su alrededor a la perfección. Cada vez reconoce a más gente y no duda en jugar con aquellas personas que para él aún son desconocidos.

Por desgracia aún no ha desarrollado inmunidad a infecciones comunes como resfriados y tos, pero si te aseguras de que sigue una alimentación completa, irá poco a poco creando esas defensas que le protegerán.

Este nuevo mes estará lleno de descubrimientos para tu bebé. Su curiosidad no tiene límites y eso llevará a vivir nuevas experiencias y emociones. Va definiendo su mundo a la vez que lo descubre, principalmente a través del tacto ¡querrá tocar todo lo que le llame la atención!

A estas alturas es más que probable que el bebé pese el triple de lo que pesaba al nacer. Durante estos primeros meses el crecimiento ha sido muy rápido, pero pronto decelerará.

Los primeros pasos del bebé siempre es un hecho para recordar. Puede que al principio gire los pies un poco, como si caminara hacia afuera. Aunque este movimiento es normal al principio, no debería durarle mucho. Esto se debe a que sus ligamentos necesitan algo más de fuerza. Si después de un par de meses no mejora, consulta con el pediatra.

A los 11 meses el bebé ya utiliza todos los sentidos de manera conjunta para explorar todo lo que hay a su alrededor. Asegúrate de que su espacio de juego es seguro porque su curiosidad le llevará a fijarse y querer tocar el objeto más insospechado. Ten especial cuidado en el baño o la cocina, ya que es donde más objetos tóxicos se pueden encontrar y es muy probable que se lleve cosas a la boca.

Puedes darle objetos suaves para que los toque y que no pesen mucho para que también pueda levantarlos. También puedes darle alimentos blanditos enteros para que los chupe y agarre con las manos.

Su lenguaje también mejora y ya puede decir algunas palabras básicas como "mamá", "papá", "agua". 
 

¿Cómo es la rutina de un bebé de 11 meses?

No te puedes perder ...

Cómo cuidar a un bebé de 12 meses

Cómo cuidar a un bebé de 12 meses

¡Tu pequeño ya tiene un año! 12 meses que han pasado volando y en los que el bebé ha pasado de ser un recién nacido pequeño que apenas podía moverse, a un inquieto aventurero que gatea o anda por toda la casa, descubriendo cada día nuevas posibilidades. Disfruta cada día con tu niño y aprende cómo cuidarle bien en esta nueva etapa.

Y tambien:


A esta edad los bebés deben seguir una rutina para desarrollarse y encontrarse sanos. No todos los bebés tienen las mismas necesidades, pero todos tienen unas bases en común.

En cuanto a las horas de sueño, a los 11 meses un bebé debería dormir de 9 a 12 horas por la noche, además de dos siestas cortas durante el día. Puede que en el caso de que duerma en otra casa o con otras personas le cueste más conciliar el sueño. Si se despierta por la noche, intenta calmarlo en su cuna, pero no crees la rutina de llevarlo a tu cama porque lo tomará como costumbre ( a no ser que hagas colecho).

En cuanto a la alimentación, tu bebé ya se ha iniciado en la alimentación complementaria y es hora de que explore nuevas texturas y sabores. Disfrutará más de los nuevos sabores si dejas que coma él solito. Dale alimentos blanditos y en trozos pequeños que pueda coger fácilmente con las manos y que se deshagan en la boca para evitar atragantamientos.

Durante esta época de introducción a la nueva alimentación presta especial atención a su pañal, ya que será indicativo de cómo le van sentando las distintas comidas que le das a probar.

En este momento tu bebé es capaz de entender más cosas de las que es capaz de comunicar, por lo que háblale mucho, repite los nombres de los objetos que más usa en su rutina ya que relacionará sonidos con objetos, figuras, colores…
 

Actividades para tu bebé de 11 meses


El desarrollo sigue su curso y la estimulación temprana por tu parte aún no ha acabado.

La estimulación es necesaria para que tu bebé no se acomode y se supere cada día adquiriendo nuevas destrezas, perfeccionando aquellas que ya sabía y mejorando su aprendizaje.

Algunas actividades que puedes hacer para estimular a tu bebé en este mes son:

- Empieza a fomentar su amor por la lectura. Crea la rutina de leer cuentos juntos. Léelo despacio y haciendo hincapié en las imágenes y en las acciones que realizan los dibujos. En muchas bibliotecas hay servicio de cuentacuentos. Es una buena opción para pasar una tarde divertida y para que interactúe con bebés de su edad.

- Déjale explorar diferentes texturas. Puedes comprar pintura de manos y dejar que pinte sobre un gran trozo de papel. Se lo pasará genial untando sus manos en pintura y mezclando distintos colores. También puedes probar a que coja brochas para que mejore la precisión con las manos.

- Crea un circuito de obstáculos en casa con mantas, cojines… ¡imaginación al poder! Se lo pasará genial pasando por los ‘’túneles’’ y descubriendo que tú le estás esperando al otro lado.

- Juega con títeres, muñecos… y haz que estos expresen emociones: tristeza, alegría…

- Ponle música, cantad cancionas y bailad juntos. 
 

Consejos para que tu bebé juegue sin peligros


Tu peque se mueve cada vez más, es más ágil y parece que tiene energía infinita, pero aún falta mucho para que distinga aquellas cosas que suponen un peligro para él.

Aun vigilándolo todo el rato, no se librará de algunas caídas y moretones de vez en cuando. Las raspaduras, cortes, golpes… son las lesiones más comunes en bebés y niños. Cuando ocurra desinfecta la zona con cuidado y, si tienes dudas sobre la gravedad de una herida, el pediatra resolverá tus dudas y pondrá la mejor cura.

La mejor manera de ver a qué riesgos se expone tu bebé es jugando con él, y poniéndote a su altura. Es decir, piensa en su estatura, en los muebles a los que puede agarrarse, los objetos que alcanza si se pone de pie ¿son peligrosos? Súbelos a una altura mayor o guárdalos por un tiempo.

Hay que tener especial cuidado con los enchufes, cables sin recubrimiento…  sus formas y colores llaman mucho la atención de los bebés, que no dudarán en tocarlos.

Si tienes escaleras, también deberás poner atención en ellas. La mejor opción es una valla que no permita al bebé subirlas o bajarlas. Para ellos las escaleras son como un juego, y se divertirán mucho subiendo y bajándolas, pero siempre agarrados a un adulto.

Algo que no mucha gente sabe hacer es una rcp (reanimación cardiopulmonar). Existen cursillos de pocas horas en los que te enseñan las técnicas básicas de reanimación que pueden ser muy útiles en casos de emergencia como atragantamientos o asfixia. Ten en cuenta que la forma de reanimación cambia según la edad de la persona en peligro, por lo que no copies al dedillo aquello que has visto en la ficción, ya que puedes hacer más daño a tu niño.

Si sigues estos consejos minimizarás al máximo los peligros y estarás más tranquilo a la hora de dejar jugar a tu bebé.


Fuentes:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta.

Centers for Disease Control and Prevention

Fecha de actualización: 10-09-2020

Redacción: Laura Abad

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.