¿A partir de qué edad los niños entran en la guardería?

¿A partir de qué edad los niños entran en la guardería?
comparte

La edad a la que un bebé entra a la guardería depende de muchas circunstancias, aunque sobre todo de si sus dos padres trabajan, puesto que, al acabar la baja de maternidad, la madre tendrá que reincorporarse a su puesto de trabajo, y alguien tendrá que quedarse con el pequeño.

La baja de maternidad en España dura 16 semanas, a las que se pueden sumar días de vacaciones o juntar las horas de lactancia para alargar un poco esta baja. Pero, por mucho que se junte, llega un momento, hacia los 5 meses del bebé, que toca reincorporarse al trabajo y, a no ser que el padre no trabaje o esté en paro, habrá que buscar a alguien que se quede con el bebé.


Las opciones son, básicamente, tres: un familiar (generalmente los abuelos), una niñera o una guardería. La primera opción depende de la disponibilidad y el estado de salud de los abuelos, que deben vivir cerca, estar en buena forma y querer ocuparse de su nieto durante unos cuantos meses o años. La segunda opción depende del horario laboral y el presupuesto familiar, ya que contratar a una niñea 8 horas suele ser algo bastante caro. Y la tercera opción es la más habitual, puesto que existen muchas guarderías públicas, concertadas y privadas que abren de 7 a 19 horas, con lo que cubren el horario laboral de los padres. Eso sí, dependiendo de si la plaza es pública o privada, y de las horas que vaya el niño, puede suponer también un gran desembolso ya que los precios oscilan entre los 110 y los 400 euros.

No te puedes perder ...

¿A partir de qué edad los niños pueden hacer yoga?

¿A partir de qué edad los niños pueden hacer yoga?

A medida que los niños van creciendo, los padres buscan actividades para sus hijos que, además de divertirles, tengan beneficios positivos para su desarrollo físico y psíquico y para su salud. El yoga para niños puede ser una buena opción para unir juego con relajación, concentración y equilibrio.


Por lo tanto, los padres, generalmente durante el último trimestre de embarazo, puesto que esta opción hay que pensarla con tiempo para buscar a la niñera o la guardería, tendrán que valorar las opciones que hay y elegir aquella que les parezca mejor según sus posibilidades. Por supuesto, también está la opción que eligen muchas madres, y algunos padres, de dejar el trabajo o pedir una excedencia para no tener que meter al niño en la guardería tan pronto ni gastarse un dinero que, muchas veces, es casi el mismo que gana la madre o el padre. O reducirse la jornada para no tener que dejar al pequeño durante tanto tiempo al cuidado de otros.


Por lo tanto, dependiendo de las posibilidades laborales, económicas y familiares de cada familia, el bebé puede empezar la guardería con 5 meses, con más de un año, con dos años o, directamente, empezar la Educación Infantil en el colegio.


¿Qué es lo mejor para el niño?


Los pediatras recomiendan que, siempre que sea posible, el bebé no empiece la guardería antes de los 2 años, puesto que en estos primeros años el sistema inmunitario del pequeño es muy inmaduro y tiene más posibilidades de enfermar y contraer determinadas infecciones. Asimismo, los bebés necesitan pasar el mayor tiempo posible con sus padres para crear y fortalecer su vínculo. En cuanto a la estimulación, el ratio elevado de bebés en la mayoría de las guarderías no permite que los bebés sean estimulados como deberían, por lo que ir a una guardería no les aporta ningún beneficio extra antes de los 2 años.


No obstante, si no tienes más opción que llevar a tu bebé a la guardería antes de esta edad, no debes preocuparte, ya que tampoco significa que eso sea malo para su salud ni para su desarrollo. Por una parte, es cierto que tu bebé tendrá más posibilidades de enfermar que los bebés que se quedan en casa con sus abuelos, pero la mayoría de las enfermedades que cogerá serán infecciones leves que se curarán solas en unos días. Por otra parte, si buscas una buena guardería en la que se procure un ambiente estimulante, estarás ayudándole en su desarrollo igual o más que si estuvieras tú con él. Y si además no lo dejas más de 6 horas, tendrás mucho tiempo para jugar y estar con él, fortaleciendo vuestros lazos y potenciando su desarrollo.


Así que, si tienes que llevar a tu bebé a una guardería con 5 meses, hazlo, pero busca una buena guardería e intenta llevarle el menor tiempo posible.


Por otra parte, aunque no se recomienda llevarlo antes de los 2 años si no es necesario ya que no le aporta nada, sí que se aconseja hacerlo antes de empezar el colegio, puesto que, si tu hijo no ha ido a una guardería cuando cumpla 3 años y le toque empezar el colegio, es posible que le cueste mucho más adaptarse a los horarios y las actividades del colegio que si ya ha ido a la guardería. Y es que en las guarderías, en el curso de 2 a 3 años, los preparan para el colegio, facilitando la transición.


Si a pesar de todo no quieres llevar a tu hijo a la guardería, y lo vas a llevar directamente al colegio, debes prepararle bien los meses de antes, tener un horario de sueño y comidas similar, llevarle a parques a jugar con otros niños, hacer con él tareas en casa como dibujar o modelar plastilina y, en definitiva, prepararle para el comienzo del cole. Puede que los primeros días le cueste más, pero los niños enseguida se amoldan a todo y seguro que pronto se hace con el colegio.


Te puede interesar:
Las tomas de leche artificial para un recién nacido deben ser definida por el propio bebé tal y como se hace con la lactancia materna, que es a demanda. De esta manera, el bebé se regula en función de las necesidades de cada momento.


Fuente:

Blog EnFamilia de la AEP: "Escuelas infantiles o guarderías", https://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/escuelas-infantiles-guarderias

Fecha de actualización: 28-11-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>