¿Niñera o guardería?

¿Niñera o guardería?
comparte

Llega la hora de volver al trabajo tras la baja maternal y toca decidir con quién dejamos al bebé que, en la mayoría de los casos, apenas tiene 5 meses. Si no tenemos a una abuela cerca que quiera cuidar del nieto, lo mejor es elegir una niñera en casa o llevarle a la guardería… ¿Qué opción es mejor?

La baja de maternidad en España es muy corta, tan solo 16 semanas, lo que significa que el bebé apenas ha cumplido 4 meses cuando nos toca dejarle al cuidado de otra persona, un poco más si tenemos la suerte de juntar días de vacaciones o periodo de lactancia.


Eso hace que tengamos que dejar a nuestro pequeño en manos de un desconocido cuando aún es un lactante. Si no tenemos la opción de un familiar (generalmente los abuelos, que son los principales cuidadores de menores de 2 años en España), solo nos queda contratar a alguien para que venga a cuidarlo a casa o llevarle a una guardería. Ambas opciones tienen sus pros y sus contras, y ambas nos plantearán muchas dudas.


Para ayudarte en esta difícil decisión, te contamos las ventajas y desventajas de cada uno:


Niñeras


Pros


. Flexibilidad total de horarios. Puede adaptarse a tu horario y entrar y salir a la hora que necesites cada día, así como estar más o menos horas según sea tu trabajo.

Tu bebé con 11 meses

Tu bebé con 11 meses

El bebé empieza a dar sus primeros pasos y a ponerse de pie, con tu ayuda o agarrándose a algo. Aún no anda solo, pero ya le falta poco para empezar a hacerlo. También su lenguaje se ha desarrollado bastante y dice sus primeras palabras, además de entender perfectamente lo que le dices y seguir una conversación. Cada vez adquiere más independencia, ya es capaz de comer solo y ayuda a vestirse


. Cuidado personalizado. Frente a las guarderías, en las que cada profesora tiene que atender a unos 14 niños, una niñera se centra exclusivamente en tu hijo, estando pendiente en cada momento de sus necesidades.


. Se evitan los contagios. Uno de los grandes problemas de los centros infantiles son los virus, que campan a sus anchas, haciendo que los bebés enfermen, sobre todo el primer año, cada dos por tres. Estando en casa, te evitarás muchas enfermedades.


. Estimulación personalizada. Las niñeras cualificadas y con conocimientos sobre el cuidado de los bebés podrán ayudar en la estimulación de tu hijo de manera individual, haciendo hincapié en las áreas que más necesite.


Contras


. A veces es complicado encontrar niñeras de confianza. El método tradicional de preguntar a conocidos cada vez es más complicado y funciona peor, por eso podemos aprovecharnos de las nuevas tecnologías  ya que existen diversas plataformas online en las que podrás encontrar niñera para tu hijo. Algunas, como Quierocanguro, cuentan con un dispositivo de búsqueda geolocalizado que te permite ver los perfiles disponibles en tu misma zona o barrio, lo que te facilitará enormemente el proceso de búsqueda.


. Problemas de socialización. Al estar solo todo el día, los bebés pueden tener problemas para relacionarse con otros niños de su edad. Por eso, es importante que vaya todos los días a un parque en el que haya bebés de su edad y que se acostumbre a estar con otros niños (familiares, hijos de amigos, etc.).


. Dificultades al empezar el cole. Si el niño empieza directamente en 1º de infantil en el colegio, sin haber pasado antes por un centro de educación infantil, puede tener más problemas que el resto de niños para adaptarse a las rutinas del centro, obedecer a la profesora, convivir con los demás compañeros, etc.




Guardería


Pros


. Socialización. El bebé se acostumbra a estar con otros niños desde pequeño, a compartir, a jugar juntos, a colaborar… y no tiene problemas para hacer amigos.


. Estimulación. La estimulación de las guarderías, aunque no es individualizada, suele ser muy competente ya que está preparada por profesionales que ayudan a los niños en su desarrollo motriz, sensorial, del lenguaje, etc.


. Preparación para el cole. La guardería es un buen entrenamiento para el colegio ya que enseña a los niños a convivir en un aula, respetar a los demás compañeros y los profesores, esperar turno, hacer fichas, sentarse callado, escuchar a la profesora, etc.


Contras


. No puedes llevarlo si está malo. Los centros infantiles no permiten que los niños acudan al centro si están con gastroenteritis, fiebre alta o conjuntivitis, por lo que tienes que pedirte el día en el trabajo o conseguir que alguien se quede a cargo del niño.


. Rigidez de horarios. Aunque tienen ampliación de horarios, las guarderías suelen estar abiertas de 8 a 17 horas, además de tener que llevarle y recogerle siempre a la misma hora.


. Contagios. Los niños chupan sus juguetes, a sus compañeros, comparten chupetes… lo que hace que enseguida se contagien de cualquier virus (estomacal, de las vías respiratorias, piojos) y se pasen el invierno enfermos.


. Problemas para encontrar plaza. Si bien es cierto que existen muchas guarderías privadas, no es tan fácil lograr plaza en las públicas, que son más baratas.


 ¿Y qué dicen los expertos?


Los expertos lo tienen claro: la Asociación Nacional de Pediatría, por ejemplo, recomienda que los niños no vayan a guarderías hasta los dos años de edad por el aumento del riesgo de contraer determinadas enfermedades ya que su sistema inmunológico aún es muy inmaduro.


Además, consideran que las principales ventajas de una guardería, como la socialización o la preparación para el colegio, no son reales hasta los 2 años ya que antes de esa edad los bebés apenas si se hacen caso unos a otros.


Por lo tanto, siempre que sea posible, es mejor no llevar al niño a una guardería hasta los 2 años, y buscar una alternativa como las niñeras antes de esa edad.


Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×