×
  • Buscar
Publicidad

Elegir guardería

Elegir guardería

Uno de los mayores quebraderos de cabeza de todo padre, especialmente si es primerizo, es la de decidirse por un centro donde matricular a su bebé cuando ha de incorporarse al trabajo tras el permiso de maternidad o paternidad. Una decisión que a veces se toma a contrarreloj, pues en muchos casos los trámites deben iniciarse cuanto antes para asegurarse una plaza.

Publicidad

Índice

 

¿Escuela infantil pública o privada?

Si ya se ha optado por una escuela infantil, en lugar de otras alternativas para el cuidado del bebé (niñera, familiares, reducciones de jornada…) el siguiente dilema que se plantea es ¿escuela pública o privada? Para decidirse por la que mejor se adecúa a vuestras exigencias, conviene conocer las ventajas de cada una.

Las guarderías públicas son aquellas que pertenecen a la comunidad autónoma o ayuntamiento correspondiente. La cuota mensual y los criterios de admisión suelen estar relacionados con la renta familiar, si bien depende de lo establecido por cada comunidad autónoma.

Las privadas pertenecen a un particular o a una institución privada. Algunas comunidades autónomas ofrecen ayudas a los padres que han matriculado a sus hijos en centros infantiles privados en función de su renta anual.

En cualquier caso todas, públicas y privadas, han de ajustarse a la legislación vigente y pasar los controles fijados.


Diferencias más significativas entre un centro público y privado

PÚBLICO
 
- Suele ser más barato. El precio depende de la renta, pero en los últimos años las cuotas han bajado mucho y oscilan entre 90 y 200 €.
 
- Horarios más estrictos (normalmente de 9:00 a 16:30) y no ampliables.
 
- Tienen vacaciones escolares: no abren en agosto (algunas tampoco en julio) ni en otras vacaciones (Navidad, Semana Santa, puentes).
 
- Los criterios de admisión son más restrictivos (se realiza una baremación en base a unos puntos que se otorgan por renta, familia numerosa, hermanos en el centro, etc.).
 
- Hay menos niños por profesor
 
- No cuentan con muchos servicios extra
 
PRIVADO
 
- La cuota mensual es más cara, pero existen becas en la mayoría de las CCAA. 
 
- Horarios más amplios y flexibles con opción de aumentar o reducir las horas libremente (muchas están abiertas de 7 a 19 horas). 
 
- Suelen abrir todos los días del año, excepto fines de semana y festivos. Algunas incluso los sábados.
 
- La admisión suele ser en función del orden de reserva o de que haya hermanos mayores matriculados.
 
- Suele haber más niños en cada tramo de edad.
 
- Tienen servicios como idiomas o actividades extraescolares, escuela de padres…

No te puedes perder ...

Paso de la guardería al colegio

Paso de la guardería al colegio

Cuando parecía que tu pequeño se había acostumbrado a los cuidadores de la guardería, a sus compañeros, al centro, a sus horarios,... llegan los 3 años y tiene que dejar todo lo que conocía para ir a un sitio nuevo, más grande, con chicos mayores…

Y tambien:

 

¿Qué tener en cuenta a la hora de elegir un centro infantil?

Ubicación: suele aconsejarse que el centro esté cerca del domicilio familiar o del lugar de trabajo de uno de los padres para evitar largos desplazamientos. La cercanía es un factor importante a la hora de recogerle y dejarle, especialmente cuando surgen imprevistos como enfermedades, acontecimientos festivos, etc.

Horario: no todos los centros educativos tienen el mismo horario. Conviene saber si es compatible con el horario de trabajo de los padres, si puede ampliarse en caso de necesidad, y el coste de las horas extra.

Programa educativo. Una reunión con el centro servirá para informar acerca de su programa educativo y la forma de aplicarlo. Asimismo, algunos padres consideran importante la orientación confesional.

Instalaciones: todos los centros deberían permitir observar las instalaciones del centro, para ver la superficie de las aulas, si tiene zona al aire libre, si los lavabos están adaptados a los niños, si dispone de mobiliario adecuado, medidas de seguridad, zonas de higiene separadas de las zonas de comida, etc.

Número de niños: lo recomendable es que agrupen a los niños por edades y que la relación niño-cuidador sea de 7 niños por cada profesor en los menores de 1 año, de 10 por 1 en los niños de 1 a 2 años y de 18 alumnos por profesor entre los 2 y 3 años. Obviamente lo ideal es que el número de niños sea el menor posible. En los centros públicos la normativa establece una relación de 1/8 en menores de 1 año. De 1/14 en niños de 1 a 2 años y de 1/20 de 2 a 3 años.

Prestaciones: es interesante valorar si se ofrecen servicios adicionales como pediatría, transporte, escuela de padres, servicio nocturno…

Comida: si el servicio de catering es externo o por el contrario la comida se prepara allí. En el caso de bebés muy pequeños, si acepta leche materna, si dispone de menús especiales para alérgicos, intolerantes, celiacos... Si incluye desayuno y merienda.

Relación con los padres. La comunicación con los padres es un punto importante a tener en cuenta. Algunos centros utilizan informes periódicos escritos sobre la evolución y el comportamiento del niño. La frecuencia varía dependiendo de cada sitio: diarios, semanales, mensuales… Otros organizan además reuniones con los padres. También conviene conocer la forma de actuación cuando ocurre algún imprevisto (enfermedad, accidente, problema de comportamiento, etc.).

Otras enseñanzas: cada vez es más frecuente que el centro incluya clases de idiomas, actividades extraescolares, excursiones, etc.


Fuente:

Blog EnFamilia de la AEP: "Escuelas infantiles o guarderías", https://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/escuelas-infantiles-guarderias

Fecha de actualización: 13-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.