• Buscar
Publicidad

¿Por qué los bebés se mueven tanto?

¿Por qué los bebés se mueven tanto?

Tu pequeño ya está en casa y, pasado el primer mes de vida, te das cuenta de que ha dejado de estar tranquilo y quieto en su cuna y no para de revolverse, intentar girarse y mover los brazos y las piernas. ¿Por qué se mueve tanto? No le ocurre nada malo, está probándose a sí mismo, descubriendo su cuerpo y el mundo, por lo que es algo totalmente normal.

Publicidad

Los bebés nacen un tanto aletargados y asustados después de pasarse 9 meses en un ambiente tranquilo, oscuro y silencioso donde su margen de movimientos era muy limitado, sobre en las últimas semanas de embarazo, cuando su cuerpo ocupaba casi todo el útero. Por eso, al nacer y llegar a este mundo nuevo y diferente, es normal que apenas se muevan ni hagan nada más que llorar para pedir alimento y dormir.

Asimismo, todos los bebés nacen con hipotonía axial (en la parte superior del cuerpo), por lo que no son capaces de mantener su cabeza erguida ni elevar el tronco. Pero poco a poco cogen fuerza en estos músculos y, hacia los 4 meses, son capaces de mantener la cabeza erguida y empezar a girarse de boca arriba a boca abajo.

A medida que pasan los días va despertando y descubriendo la luz, las formas, los objetos que le rodean… y siente curiosidad por ellos, por lo que pronto intenta alcanzarlos y cogerlos (algo que no podrá hacer con los objetos más grandes y cercanos hasta los 3 o 4 meses). También intenta ver todo lo que le rodea, para lo cual intenta girarse y mover su cuerpo, aunque sus movimientos todavía son muy limitados.

Articulo relacionado: ¿Por qué los bebés muerden?

Por otra parte, descubre sus brazos, sus manos, sus piernas y sus pies y siente gran curiosidad por ellos, por lo que no para de moverlos y agitarlos y, cuando es capaz, de llevárselos a la boca. Esto está causado por la hipertonía de brazos y piernas con la que nacen todos los bebés, es decir, un aumento del tono muscular, normal en los recién nacidos, que hace que pataleen y braceen sin cesar. Esto se debe principalmente a que su sistema nervioso y sus músculos no están del todo maduros. Esta hipertonía va despareciendo y, hacia los 2 meses, el bebé es capaz de controlar mejor sus movimientos y deja de agitar sus brazos y piernas como un loco. Sus incontrolables movimientos se van suavizando a medida que su sistema nervioso y sus músculos van madurando.

Por lo tanto, es normal que tu bebé se mueva sin parar en sus primeros meses de vida, incluso cuando consiga controlar sus movimientos seguirá moviéndose mucho, ya que es su forma de explorar y descubrir el mundo. A medida que crezca irá consiguiendo nuevos hitos motrices de desarrollo que aumentarán su autonomía y su movimiento, como sentarse, girarse de un lado a otro, gatear, andar, coger objetos grandes y pequeños, etc.

Eso hará que tu bebé se siga moviendo mucho y vaya de un lado para otro en sus primeros años de vida. Está descubriendo sus capacidades y necesita fortalecer sus músculos, por lo que no parará quieto ni un segundo. Además, su paciencia es muy limitada, por lo que enseguida se cansa de las cosas o de estar en un sitio quieto y necesita moverse y hacer algo nuevo.

Por otra parte, el hecho de que tu bebé se mueva más o menos dependerá también de su personalidad. Así, hay bebés más inquietos e impulsivos, que no paran ni siquiera durmiendo y que se mueven todo el rato. Mientras que hay otros más tranquilos que pueden pasarse mucho tiempo sentados en el mismo sitio jugando con algún objeto.

Solo si el bebé se muestra extremadamente agitado, irritable, no para de llorar y muestra otras señales de que algo le pasa (como dolor, arquera la espalda, ponerse rojo, etc), debes valorar la posibilidad de que esté malo y por eso se esté moviendo tanto. Pero si es lo normal, no debes preocuparte.

Lo importante es que dejes a tu hijo moverse a sus anchas para que pueda fortalecer sus músculos y experimentar con ellos y así ir adquiriendo poco a poco destrezas. No lo dejes siempre tumbado en al cuna o el carro, ni sentado en la hamaca o la trona, debe estar en el suelo, sobre una superficie blanda y segura, para poder moverse con libertad. Déjale juguetes cerca, asegúrate de que no hay peligros y fomenta su desarrollo y estimulación.


Glosario

Hipotonía

Definición:

Es la disminución del tono muscular. La hipotonía, que puede afectar a niños y adultos, es a menudo un signo de un problema preocupante. Igualmente, puede ser una señal de un problema en el sistema nervioso central, trastorno genético o trastorno muscular.

Síntomas:

El afectado parece un muñeco de trapo, está flácido y no se puede sujetar.

Tratamiento:

Depende de la causa concreta (acondroplasia, distrofia muscular, raquitismo, sepsis, enfermedad de Tay- Sachs, etc.).

Fuentes:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta.

Stoppard, Dra. Miriam (2006), Padres primerizos, Barcelona, Pearson.

Fecha de actualización: 15-02-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×