No consigo dormir a mi bebé

No consigo dormir a mi bebé
comparte

Muchos padres se sienten totalmente inútiles en las primeras semanas de vida del bebé, sobre todo si no son capaces de hacer cosas básicas como darle de comer o dormirle. Y, si encima llega tu madre y le duerme en 5 minutos, te sentirás como la peor madre/padre del mundo. Pero no debes preocuparte, probablemente necesites un tiempo para conocerle o te cueste más cuidarle en estas primeras semanas por el cansancio, los nervios y el estrés. Confía en ti y en tu capacidad para ser madre/padre y todo irá bien.

Cada bebé es un mundo, y además cambian constantemente. Un recién nacido no se comporta de la misma manera que un bebé de 6 meses, eso sin contar con que todos los bebés pasan por fases de cambio y desarrollo que pueden hacer que, de repente, estén más nerviosos, inquietos o duerman y coman peor.


Por lo tanto, la labor de un padre o madre es estar atento a esos cambios y fluctuaciones en el comportamiento y desarrollo del bebé para poder adaptar los cuidados a lo que el bebé necesita cada momento, algo que no siempre es fácil o que puede llevarnos unos días, que se harán muy complicados. La maternidad y la paternidad es una labor que implica un aprendizaje constante. Lo que sirve un día, no vale al siguiente. Así, el truco perfecto que nos ayuda a dormir al bebé durante un tiempo, de repente deja de funcionar y hay que innovar y buscar nuevas formas.


Por eso, es importante conocer bien al bebé, pasar mucho tiempo con él y saber lo que le pasa cada día para poder adaptar los cuidados a las necesidades diarias puntuales. Y tener muchísima paciencia y tranquilidad ya que los nervios se contagian y, si estás intranquilo, tu hijo también, por lo que será mucho más complicado dormirle.

¿Qué puedo darle a mi bebé con cólicos?

¿Qué puedo darle a mi bebé con cólicos?

Se considera como cólico cuando tu bebé lactante llora por mucho tiempo. Esto no es algo de lo que se encuentre enfermo tu pequeño, ni afectará la salud del mismo. Sin embargo, es una situación complicada tanto para el bebé, como para los padres. Es por ello que debes conocer sus causas y cómo ayudar a tu bebé con cólicos.


En resumen, que cuidar de un bebé no es sencillo y dormirle, muchas veces, tampoco, por lo que no debes sentirte inútil ni mal padre o madre porque te cueste dormir a tu bebé. Solo tienes que tener la calma suficiente para probar diversos trucos o saber qué le pasa a tu hijo ese día y por qué no se duerme ni a tiros. Así, es posible que esté alterado porque ha recibido muchas visitas, o que le duela la tripa porque tiene gases, o que esté excitado porque ha tenido un día muy intenso o, simplemente, que esté tan cansado que ya no es capaz ni de dormirse. Observa a tu bebé, piensa en el día que habéis pasado e intenta averiguar la causa por la que no se duerme.


Si es algo habitual, ten en cuenta que no todos los bebés duermen igual ni las mismas horas. Quizá las rutinas que seguís son incorrectas (o incluso no seguís ninguna). Las rutinas son esenciales para los bebés ya que les aportan seguridad y les ayudan a saber qué viene después, favoreciendo el sueño. Generalmente, la rutina de sueño suele ser baño, cena, cuento o nana y a dormir a una hora temprana. Pero puede que tu hijo necesite irse a dormir un poco antes o después o que el baño por la noche en lugar de calmarle, le excite. Estudia la rutina que sigues y valora si es la correcta o debéis cambiar algo.


Además, se recomienda dormir al bebé en la cuna o minicuna que vaya a dormir, nunca en el sofá o el carrito ya que, al cambiarle a la cuna, puede despertarse y que ya no consiga dormir, pero esto también dependerá de tu bebé. En las primeras semanas de vida puedes dormirle al pecho o en brazos, aunque a medida que crezca es conveniente que se acostumbre a dormir tumbado en la cuna o cama.


Si necesita estar a tu lado para dormir, podéis hacer colecho. Así el bebé estará toda la noche a tu lado y, si se despierta, sentirá tu contacto y se volverá dormir.


Otras opciones que suelen funcionar muy bien para dormir a los bebés es usar ruido blanco, chupetes, peluches o dudús de apego, una mantita… Prueba diferentes opciones para ver qué le gusta más a tu hijo y qué ayuda a que se calme y concilie el sueño.


Y recuerda tener paciencia y no desesperar o será más complicado. Si estás muy cansado/a y no puedes más, altérnate con tu pareja para que ambos podáis descansar algunos días o ratos.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×