Cuidados del recién nacido

Cuidados del recién nacido
comparte

Tras dar a luz y salir de la maternidad es normal que te aterre la idea de tener que volver a casa y cuidar tú sola, o máxime con tu pareja, de un recién nacido. Muchas se sienten dejadas a su suerte después de dejar atrás a la matrona y temen no saber hacerse cargo de los cuidados de su pequeño.

No te preocupes. Casi todas las madres responden instintivamente a sus bebés, incluso cuando es la primera vez. Reconocen sus señales y reaccionan a sus demandas, que básicamente, si están sanos, pueden resumirse en lo siguiente:


Llanto: Te parecerá mentira ver la capacidad y la potencia que tiene el llanto de una personita tan pequeña. Un sonido que además es sumamente irritante, y así ha de ser, pues de otra forma, sus padres, no tratarían de callarle poniendo remedio a su “problema”. Llorar es la manera que tiene de comunicarse con sus progenitores y éstos están programados para reaccionar a este estímulo. El inconveniente es que no siempre está tan claro qué es lo que quiere, lo que suele desesperar a sus progenitores. Habitualmente cuando un bebé llora está tratando de decir: “Tengo hambre”, “Tengo sueño”, “Me duele algo”, “Estoy incómodo (frio/calor/gases/pañal mojado...)”, “Quiero estar con mamá o papá”. Al principio las dudas son normales, pero enseguida sabrás distinguir cada necesidad.


Hambre: Los niños deberían alimentarse exclusivamente de leche materna durante sus primeros 6 meses de vida. No obstante, si la madre no quiere o no puede dar el pecho hoy es posible alimentar a un recién nacido con alternativas artificiales. Pero ¿cuánto ha de comer un bebé? La recomendación de los expertos es que la lactancia se haga a demanda, es decir, siempre que el niño lo pida. El pequeño tomará la leche (materna o de fórmula) que necesite en cada momento. Olvídate de los horarios y del tiempo. Si llora, ofrécele el pecho o el biberón; si lo agarra es que tenía hambre. No mires el reloj porque cada toma durará un tiempo. Habrá veces que mame 5 minutos y otras 30.

No te puedes perder ...


Sueño: Los bebés duermen entre 15 y 20 horas. A medida que crecen el tiempo que permanecen dormidos se va reduciendo y sus ciclos adaptándose, hasta que llega el momento (pueden pasar muchos meses o años) en que distinguen el día de la noche y pasan a dormir solo de noche como los adultos y estar más despiertos por el día. Los bebés saben dormir, forma parte de su instinto, por lo tanto no hay que enseñarles. Si tu recién nacido se despierta muy a menudo por la noche no te inquietes pensando que estás haciendo algo mal. Es normal. Muchos seguirán haciéndolo cumplido el primer año.


Pañal manchado: Todos los bebés hacen pis y caca y cada cierto tiempo debes cambiarle el pañal. Tendrás que hacerlo tantas veces que pronto lo podrás hacerlo sin mirar. Lo importante es tenerlo todo preparado o mano antes de proceder a quitarle el pañal y limpiarle bien para evitar irritaciones.


Frío: Al no ser que las temperaturas sean muy altas, el bebé debe ir vestido para que no pase frío. Los recién nacidos son especialmente sensibles a los cambios de temperatura, por lo que conviene abrigarlos adecuadamente, aunque tampoco en exceso, lo que es igual de perjudicial o más, que no hacerlo. Lo idóneo, en los días de frío, es ponerles una capa más que la que llevarías tú.

 

Estar en brazos: Muchas veces los bebés lloran solo porque necesitan el contacto con sus madres. Comprobarás que en ocasiones simplemente con cogerle, acercarle a ti o mecerle entre tus brazos se calma y cesa su llanto. Otras veces serás tú misma la que sientas la necesidad de tenerle en brazos. Los padres primerizos suelen tener dudas acerca de la forma correcta de sujetar a un bebé. Pues bien, no hay una única manera de hacerlo, lo importante, especialmente durante sus primeras semanas, es sostenerle la cabecita al incorporarlo, y el resto puede colocarlo como os sintáis más cómodos tú y el pequeño. Con el tiempo te moverás de un sitio a otro con el bebé e incluso harás varias cosas mientras le sostienes. Una excelente ayuda son las mochilas portabebés que te permiten transportarlo cómodamente y te dejan las manos libres para dedicarte a otras tareas.


Te puede interesar:
Algunos padres se preguntan "¿cuál es la medida del biberón para el recién nacido?". Los últimos estudios científicos recomiendan que sea el propio bebé el que regule su alimentación según sus necesidades, de manera que se le deberá dar leche a demanda.


Fecha de actualización: 11-07-2014

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>