×
  • Buscar
Publicidad

Consejos para que tu bebé duerma bien

Consejos para que tu bebé duerma bien

No son pocas las madres que pasan meses intentando buscar alguna solución para que su bebé descanse bien y duerma del tirón toda la noche. En muchas ocasiones esto se convierte en una tarea bastante difícil, sobre todo al principio.

Publicidad

De hecho, los primeros meses de la vida del bebé pueden resultar agotadores tanto para ti como para tu pareja, pero también para él. Cuando el pequeño no duerme toda la noche es más bien debido a un mecanismo de supervivencia, pues está siempre alerta, no duerme seguido y se despierta a menudo porque tiene hambre o porque necesita sentirte cerca.


A medida que tu bebé va creciendo, sus ciclos de sueño se van haciendo cada vez más largos. La mayoría de los bebés desarrolla patrones de sueño regulares entre los 3 y los 6 meses de vida, pero hasta los 18-24 meses es normal que se despierten varias veces. No obstante, las etapas del sueño van variando dependiendo de cada edad.


Durante las primeras semanas, no debería pasar más de cuatro o cinco horas sin comer, ya que puede producirse un descenso de azúcar en sangre. Por eso deberías despertarle para darle la siguiente toma. Entre los cinco y seis meses de vida del pequeño, ya se tolera mejor el alimento y tu bebé tiene reservas de azúcar suficientes. Lo normal es que el tiempo entre cada toma vaya en aumento. Sin embargo, es en esta etapa cuando el patrón del sueño comienza a cambiar y empiezan a aparecer las pesadillas nocturnas, por lo que la facilidad para despertarse será mayor.

No te puedes perder ...

Consejos para que el bebé agarre el biberón

Consejos para que el bebé agarre el biberón

En aquellos casos en los que la lactancia materna no se puede llevar a cabo o cuando ya es hora de volver al trabajo después del permiso de maternidad se hace necesario ofrecer al bebé el biberón. Esto puede ser una tarea muy sencilla o algo complicada según el bebé por lo que no hay que darle una enorme importancia ya que, en cualquiera de los casos, lo terminará aceptando.

Y tambien:


Habrá algunos bebés que desde bien pequeños puedan conciliar el sueño y duerman largas horas y otros a los que les cueste más asimilar que es la hora de dormir, o simplemente que no consigan hacerlo durante un largo periodo de tiempo. Normalmente, a partir de los seis meses, los bebés tienen un desarrollo significativo que hará que su sueño sea más largo y tranquilo. Pero no todos los niños se desarrollan y se comportan de la misma manera. De hecho, algunos bebés no lo lograrán hasta, por ejemplo, cumplidos los dos años.


Sea cual sea tu caso es importante tener paciencia. Si dudas de si tu bebé está preparado o no para aprender a dormir toda la noche, puedes optar por consultarlo previamente con su pediatra. No obstante, existen algunos consejos que pueden ayudar a que duerma más tiempo durante toda la noche.


1. Asegúrate de que tu bebé no tiene ninguna condición médica que afecte al sueño. Es decir, que no padece ninguna enfermedad ni tiene problemas psicológicos que le impidan dormir adecuadamente.


2. Introduce una rutina a la hora de dormir. A partir de las seis semanas es aconsejable crear una rutina para dormirlo. Es decir, intenta siempre sobre la misma hora darle un baño, alimentarle, leerle un cuento o ponerle una canción de cuna y acostarlo. De esta manera tu bebé podrá irse poco a poco haciendo a la idea de que después de eso debe dormir.


3. Deja que pase un tiempo entre la última toma y la hora de dormir. Es importante dejar un tiempo determinado después de alimentar a nuestro pequeño antes de acostarle, ya que si no se hace pueden originarse las regurgitaciones (pequeños vómitos).


4. Duérmele a la misma hora. Normalmente esto depende de la rutina que sigas. Sin embargo, los expertos recomiendan poner a dormir a un bebé entre las 7 y las 8 de la noche para evitar que esté demasiado agotado y se encuentre completamente descansado al día siguiente.

5. Ofrécele alimento por la noche. Puede que se haya despertado porque tenga hambre. Dale el pecho o el biberón para saber si era eso lo que realmente le ocurría. Si apenas prueba de su toma, no te preocupes, en algunas ocasiones los bebés necesitan solamente succionar para relajarse.


6. Seguir un horario durante el día. Tan importante es la noche como el día. Debes intentar en la medida de lo posible, levantarlo, alimentarlo o ponerle a dormir su siesta a la misma hora. Estas rutinas predecibles le ayudarán a relajarse mucho mejor y será más sencillo conseguir que se duerma.


7- Asegúrate de que duerme lo suficiente a lo largo de la mañana. Tu bebé tiene que dormir sus siestas durante el día ya que, en ocasiones, será mucho más difícil que logre el sueño si está realmente agotado.

Si tienes más dudas, resuélvelas con nuestra pediatra en las charlas presenciales de Bienvenido Bebé. 


Fecha de actualización: 22-01-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.