Cómo cuidar a un bebé de 10 meses

Cómo cuidar a un bebé de 10 meses
comparte

Con 10 meses la mayoría de los bebés ya puede gatear, ponerse de pie solos y dar algunos pasitos cogido de la mano de sus papás. Su motricidad mejora día a día, lo que le permite explorar y conocer el mundo. Además, cada vez son más los alimentos que puede ingerir, por lo que es importante que sepas cómo cuidar y estimular a tu bebé en esta etapa de cambios constantes.

Con 10 meses los bebés se vuelven más reflexivos y ya no actúan por reflejo, sino que piensan en lo que quieren hacer y en lo que va a pasar si cogen un juguete y lo tiran al suelo, por ejemplo. Es decir, sus actos expresan voluntariedad. Además, sabe cuándo le toca bañarse, comer o pasear. Incluso es capaz de darse cuenta de si ha hecho algo mal o bien. Comprende una prohibición y entiende órdenes sencillas.


A esta edad ya sabe gatear e incluso puede ponerse de pie solo agarrándose a un mueble. Algunos bebés también pueden dar pasitos cogidos de la mano o agarrados a algo. Mantiene el equilibrio por completo cuando se sienta.


Distingue las partes principales de su cuerpo y puede señalarlas por lo que, si aún no has empezado a enseñarle dónde está la cabeza o el pie, no pierdas más tiempo.


Su desarrollo social aumenta y ya asocia nombres con personas a las que ve a menudo. Conoce su nombre perfectamente y sabe quién es mamá y quién papá cuando usa cada una de esas palabras. Tiene mucho sentido del humor y le gusta gastar bromas y que le hagan reír. Ya es capaz de decir adiós con la mano o de tirar besitos.

No te puedes perder ...


Todavía experimenta la fase de juego en paralelo aunque le gusta ver a otros niños y estar con ellos. Se hace más independiente y es capaz de estar más tiempo alejado de sus papás.


Además de “mamá” y “papá”, puede decir otras palabras como “nene”, “pan”, “agua”. Además, encadena los sonidos que conoce y usar la entonación para simular una conversación real.


Alimentación a los 10 meses


A los 10 meses no se suele introducir ningún alimento nuevo si has seguido la pauta habitual dada por el pediatra. Así, con esta edad tu bebé ya puede comer gran cantidad de alimentos como cereales con y sin gluten (avena, trigo, maíz, arroz, cebada, centeno, sorgo); frutas (manzana, pera, plátano, naranja, mandarina, uvas, cerezas, melón, sandía, mango, ciruela); verduras y hortalizas (patatas, judías verdes, puerro, apio, calabaza, calabacín, zanahoria, etc.); carne (tanto blancas como rojas); pescado blanco; legumbres; y lácteos (leche materna, de fórmula y yogures naturales o adaptados).


En cuanto a lo que todavía no puede comer, destaca la leche de vaca, la clara de huevo, las frutas de verano, los frutos rojos, el pescado azul, los frutos secos o las verduras de hoja verde. Ten cuidado con estos alimentos y espera al momento adecuado para dárselos para evitar una reacción alérgica o una intolerancia.


Además, aunque puedes seguir dándole purés o papillas, es conveniente que le des también trocitos de comida sin triturar para que se acostumbre a comer de esa forma. También es aconsejable que coma a la mesa con vosotros para que podáis establecer buenos hábitos alimenticios y que le dejes una cuchara para que vaya comiendo solo.


Estimulación del bebé


Son muchos los juegos y actividades que puedes hacer con tu bebé de 10 meses para potenciar al máximo sus habilidades y capacidades tanto físicas como mentales. Por ejemplo, puedes darle juegos de bloques o torres para apilarlos y construir con ellos torres que luego pueda tirar.


También es conveniente que le leas cuentos, le hables mucho y le cuentes historias para estimular su lenguaje y ampliar su vocabulario. Cuando le expliques algo, procura decir el nombre de cada cosa que usáis o veis. También puedes colocar varios objetos o juguetes diferentes delante del él y decirle: “Dame el coche”. Apláudele cada vez que acierte.


Para ayudarlo a caminar y dar pasitos solo puedes dejarlo apoyado en la cama o un sitio que le sujete y llamarlo con algún juguete en la mano para que intente llegar a ti. Si puede dar pasitos solo, ponte detrás de él, sujeta sus manos y empújalas ligeramente hacia delante para que empiece a dar pasos. Cada vez que consiga un reto nuevo dile “Muy bien” con una sonrisa en la boca.


Dale cajas (o tupper) para que juegue a poner y quitar la tapa en cada una de ellas. Otra opción es proporcionarle botellas de plástico para que ponga y quite el tapón.


El movimiento de rasgado estimula y mejora la precisión de los dedos. Dale hojas para que las dobla o rompa.


Escóndete detrás de una tela y juega al cucú-tras o esconde algún objeto, de tal forma que queda visible un poco, para que el niño lo encuentre.


Te puede interesar:
La tabla de peso y talla para bebés fue elaborada por la OMS con el fin de facilitar al máximo el control del desarrollo de un bebé dado en relación a otros bebés de su misma edad.


Fecha de actualización: 05-06-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>