¿Qué puede comer un niño de 10 meses?

¿Qué puede comer un niño de 10 meses?
comparte

La alimentación del niño de 10 meses es similar a la de un niño de 9 meses ya que a esta edad no se introduce ningún alimento nuevo, aunque según haya sido su alimentación hasta ahora puedes probar con verduras o frutas que todavía no hubiera probado. También mejora su coordinación para comer él solito con cubiertos o con las manos.

La introducción de la alimentación complementaria empieza a los 6 meses, por lo que 4 meses después tu bebé ya habrá ido añadiendo a su dieta gran cantidad de alimentos entre los que se encuentran los cereales, las verduras, las frutas, las carnes, el pescado blanco, las legumbres o el huevo. Así, un bebé de 10 meses puede comer ya:


- Cereales con o sin gluten: avena, trigo, maíz, arroz, cebada, centeno…


- Frutas: manzana, pera, plátano, naranja, mandarina, uvas, cerezas, melón, sandía, mango, ciruela… No se recomienda dar frutas más alergénicas hasta los 12 meses, como las fresas, el kiwi, la piña o las frutas de verano.


- Verduras y hortalizas: puede comer todo tipo de hortalizas salvo las de hoja verde por su gran contenido en nitratos que, antes de los 2 años, puede causar el desarrollo de metahemoglobina. Este tipo de verduras pueden empezar a comerse hacia los 12 meses pero nunca más de 2 veces por semana. Tampoco se aconseja comer tomate antes del año.

No te puedes perder ...


- Carnes: puede comer tanto carnes blancas como rojas, aunque es mejor evitar aquellas más grasas como el cordero y eliminar siempre las zonas con más grasa. Además, se debe consumir al horno, a la plancha o cocida, no frita.


- Pescado: por el momento solo puede consumir pescado blanco como merluza, dorada, pescadilla, bacalao… El pescado azul no se come hasta los 18 meses.


- Legumbres: puede consumir todo tipo de legumbres aunque las lentejas suelen ser más fáciles de digerir por niños tan pequeños.


- Lácteos: además de seguir con la lactancia materna, puede tomar yogures naturales y adaptados, leche de fórmula. El queso y la leche de vaca no se deben tomar hasta los 12 meses.


Como verás, una gran variedad de platos y menús que puedes elaborar tanto triturados en purés o papillas como en trocitos pequeños, aunque lo más conveniente con esta edad es que mezcles ambos tipos de alimentación para que se acostumbre a masticar y tragar, a no ser que estés haciendo Baby Led Weaning, en cuyo caso no optarás por los purés salvo para ocasiones concretas en las que quieras darle a tu hijo una crema o puré igual que la que coméis vosotros.


Es conveniente que sientes a comer a tu hijo a la mesa con vosotros siempre que sea posible para que se acostumbre a comer como vosotros y vea que coméis de todo, así será más fácil que lleve una alimentación sana y variada.


Además, la hora de la comida es para comer, no se debe distraer al niño con la televisión ni con juegos, pero eso no significa que no pueda ser un rato alegre y distendido para conversar en familia.


Procura también que tu hijo vaya aprendiendo a comer con cubiertos él solito. Puede que le cueste un poco y se le caiga o se manche, pero es la única forma de que aprenda. También es bueno que deje el biberón y beba agua de un vaso normal o de aprendizaje. Respecto a eso, es importante que, una vez que comience con la alimentación complementaria, le ofrezcas mucha agua ya que bebe menos líquido que antes. También puede tomar leche o zumos naturales, sin azúcar, pero es importante que beba mucha agua. Al principio le costará más, pero pronto será él quien te la pida.


Por último, evita alimentos pobres nutricionalmente hablando y que puedan ser perjudiciales para su salud como las grasas, la sal o los azúcares presentes en la bollería industrial y los alimentos procesados. Existen muchos platos fáciles de preparar y muy sanos para toda la familia. Opta por ellos y haza que vuestra alimentación sea lo mejor posible.

 

¿Cómo organizo las comidas de mi bebé de 10 meses?

Aunque el pediatra del niño te dirá como organizar el menú de acuerdo con las ganancias de peso y crecimiento de tu bebé. Los purés a los 10 meses ya no tienen que estar tan bien triturados ya que se deben acostumbrar a texturas más gruesas. Las pautas que te ofrecerá el pediatra  será algo parecido a lo que expondremos a continuación.

 

-Desayuno: en el desayuno si continuas con la lactancia materna se le ofrecerá una toma al niño, mientras que si te has pasado a la leche de fórmula le darás un biberón de leche de continuación con cereales.

-Almuerzo: se le dará al bebé un puré de verduras acompañado de 30-40 gramos de carne (tanto ternera como pollo, pavo. Jamón york, etc.) alternando con pescado blanco en la misma cantidad o la yema de un huevo duro. Se puede sustituir la patata en el puré por lentejas o garbanzos mezclados con otras verduras para hacer un puré más ligero. Si optas por introducir las legumbres, es importante que estén bien triturados ya la digestión de las pieles de estas les puede resultar complicado. No se le debe echar sal ni al puré ni a la carne o al pescado, unas gotas de aceite servirán como aderezo. Si el bebé se queda con hambre y quiere seguir comiendo puedes ofrecerle un yogur para bebés, una toma de leche o un poco de leche de crecimiento.

-Merienda:papilla de fruta con una galleta para bebé. A esta se le puede echar algo de leche o yogur de bebé. En este punto es importante dejarle jugar con los trocitos de comida para que se interese por ella. No temas a dejarle comer con las manos.

-Cena: lo mejor es ofrecerle una toma del pecho o de biberón de leche con cereales. Si tu bebé come poco durante el día o si está muy gordito puede que el pediatra te aconseje ofrecerle puré en la cena y eliminar los cereales de la dieta del niño.


Te puede interesar:
La tabla del peso del bebé, elaborada por la OMS, permite al pediatra evaluar de manera precisa y rápida cómo se está desarrollando un bebé en comparación con otros de su misma edad.


Fuentes:

Parellada, Ada (2007), ¡Es fácil que coman de todo!, Barcelona, Sigma.

Fecha de actualización: 04-11-2019

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>