×
  • Buscar
Publicidad

¿Cuándo pueden comer legumbres los bebés?

¿Cuándo pueden comer legumbres los bebés?

Un lactante que esté siendo alimentado con leche materna puede empezar a probar nuevos alimentos distintos a esta a partir de los 6 meses, que es cuando su aparato digestivo ha alcanzado cierto desarrollo y es capaz de digerir otros alimentos. En los bebés que toman fórmula artificial se suele adelantar este momento, y algunos pediatras sugieren comenzar con la alimentación complementaria a los 4 meses.

Publicidad

No se trata de que esta alimentación sustituya la leche, sino de que la complemente. Ofrecerle pequeñas cantidades de comida después de la toma le servirá para acostumbrarse a nuevos sabores y texturas y para, gradualmente, ir adecuando su dieta a la de la familia.

 

Realmente el orden en el que se den a probar estos alimentos importa poco. Lo que se recomienda es que se haga de manera paulatina, de uno en uno y dejando pasar unos días entre cada nuevo alimento, a fin de detectar posibles alergias. También, puestos a elegir uno, es preferible introducir aquellos que tengan alto contenido en hierro, pues la leche materna es deficitaria en este mineral y las reservas del pequeño irán agotándose con el paso del tiempo.

 

Aunque la experiencia también nos dice que los bebés muy pequeños aceptan mejor las frutas y las verduras que otros ingredientes más fuertes o más difíciles de masticar con las encías ausentes de dientes.  

 

No te puedes perder ...

Bebés prematuros… ¿y después qué?

Bebés prematuros… ¿y después qué?

En los últimos años se ha observado un aumento de las cifras de recién nacidos prematuros, actualmente entre el 9-10% de los niños que nacen, lo hacen antes de concluir la gestación completa. Estos bebés requieren unos cuidados especiales al nacer y un mayor seguimiento por parte de sus padres y de su pediatra. Pero… ¿les quedan secuelas una vez que crecen? ¿Son más propensos a coger ciertas enfermedades? ¿Su desarrollo es más lento? Y sobre todo, ¿qué pueden hacer sus padres para evitar estas enfermedades y estimular su desarrollo?

Y tambien:

Las legumbres, fuente importante de hierro, pueden introducirse por lo tanto a partir de esta edad, los 6 meses, pero por sus características (flatulencia, difícil digestión) la Asociación Española de Pediatría recomienda retrasarlo hasta los 9 o 10 meses. Aunque no hay mucho consenso entre la comunidad de expertos, hay tantos alimentos por probar que no tiene sentido impacientarse y arriesgarse empezando por las legumbres ya que, como decíamos, pueden dificultar la digestión y causar gases. 

 

¿Por qué son tan importantes las legumbres?


Nutricionalmente es un alimento muy importante y muy completo. Es una fuente rica de hidratos de carbono, proteínas, minerales, vitaminas y fibra. Además, tiene un bajo contenido en grasas.

 

¿Por cuál empezar?


Los guisantes cocidos son una opción estupenda para empezar. Al principio, quizás, le moleste al bebé la piel o la digiera peor. Ofréceselos pelados, triturados o muy cocidos. Después puedes probar con las lentejas, las judías, los garbanzos. No obstante, esto es una sugerencia. Puedes empezar según lo que creas conveniente.

 

¿Cómo tomarlas?


La ventaja de las legumbres es que son blanditas y los bebés, aunque todavía no tengan dientes, podrán masticarlas y tragarlas con facilidad. Asegúrate de que estén muy cocidas y blandas. Al principio, si se introducen muy pronto, puede costarle digerir la piel. Quítasela o tritura las legumbres en purés (haciéndolos cada vez menos finos). Si lo tolera bien, dáselas enteras, o déjale que las coja él mismo con sus deditos y se las meta en la boca. Aunque solo acabe comiendo uno o dos garbanzos, es una excelente forma de empezar.

 

Conviene que empiece con pequeñas cantidades, te recordamos que son alimentos flatulentos y pesados y pueden ocasionarle problemas digestivos.

 

Complementa estos platos con otros alimentos ricos en vitamina C (tomate, zumo de naranja, fresas de postre…) pues ayudarán a absorber mejor el hierro vegetal de las legumbres (de peor absorción que el de origen animal).

 

Una vez aceptadas e introducidas las legumbres en el menú del niño, estas deberían formar parte habitual de este. Asegúrate de que las toma al menos dos veces por semana.

 

 


Te puede interesar:

La tabla de medidas de bebé, en talla y peso, han sido elaboradas por la OMS para determinar de manera rápida y precisa si un bebé está creciendo de manera adecuada en relación con otros bebés de su misma edad.

Fuente:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta.

Parellada, Ada (2007), ¡Es fácil que coman de todo!, Barcelona, Sigma.

Fecha de actualización: 25-04-2013

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad