¿Un bebé puede comer chocolate?

¿Un bebé puede comer chocolate?
comparte

Ya sea negro, blanco o con leche, resistirse al chocolate es muy difícil para todos, especialmente para los niños, una vez que lo prueben se convertirá en su alimento favorito, pero ¿cuándo puede un bebé comer chocolate?

A partir de los 12-14 meses, los bebés pueden empezar a probar el chocolate, pero siempre con moderación. Aunque es un alimento rico en azúcares y grasas, también contiene vitaminas, potasio, magnesio, calcio y hierro, que pueden resultar muy beneficiosos para el organismo. El chocolate puede formar parte de una dieta variada y equilibrada del niño.


El chocolate es muy energético y contiene, especialmente el chocolate con leche y el blanco, azúcares y materias grasas necesarias para el organismo, pero solo si son tomadas en su justa medida. El chocolate puede ser un ingrediente perfecto para los niños consumido por la mañana a la hora del desayuno o en la merienda, ya que se trata de un alimento muy energético y calórico, pero no conviene mezclarlo o añadirlo a una comida principal ni excederse de los 50 g diarios.


Su consumo favorece el incremento de la feniletilamina a nivel cerebral, un neurotransmisor responsable de la sensación de bienestar, por eso se dice que el chocolate proporciona relajación y felicidad.

No te puedes perder ...


Uno de los principales ingredientes del cacao son los polifenoles, unos antioxidantes naturales que pueden ayudar a protegernos frente a las enfermedades cardiovasculares.


Si te preocupa su contenido en grasa, debes sabe que el chocolate blanco es más graso que los negros y los que contienen frutos secos. El chocolate puede resultar “adictivo” para los niños, por lo que su consumo debe ser controlado y sin abusar. Incluso, muchas veces, estos chocolates contienen más azúcar y cafeína que cacao, por lo que puede provocar que tu bebé interrumpa o altere su horario de sueño.


En el caso de los niños diabéticos, hay que tener en cuenta su contenido en azúcar, por lo que una alternativa pueden ser los chocolates denominados puros, que contienen una cantidad de cacao muy elevada, aunque esto significa que tienen menos azúcar, por lo que su sabor puede resultar demasiado amargo e intenso para algunos niños.


La edad indicada para introducir el chocolate (o alimentos que lo contengan en su composición) en su alimentación es a partir de los 12 meses, ya que se considera un alimento alérgeno y con un alto contenido en grasas y azúcares, que puede crearle alergias o complicaciones en su salud si lo toman cuando aún son muy pequeños.


El Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (AEP) aconseja incluso a las madres que están amamantando evitar el consumo excesivo de chocolate, al igual que el de café, té y bebidas gaseosas. En todo caso, consumirlos justo después de la toma del pecho, ya que podría llegar al bebé a través de la leche y causarle irritabilidad o falta de sueño.


Básicamente, el desarrollo de las alergias en los bebés se origina como producto de la inmadurez de su sistema de defensa inmunológico. En esta etapa, los ingredientes del chocolate son fuertes para su digestión, y le puede producir alergias.


La primera vez que tu bebé coma chocolate, es muy importante que estés pendiente de algunos posibles síntomas que pueden indicar que tiene alguna reacción alérgica a alguno de sus componentes.


Las reacciones menos graves pueden tardar varios días en aparecer y pueden incluir diarrea o estreñimiento, pero entre los síntomas más comunes de alergia en bebés están:


- Urticaria

- Dificultad para respirar

- Secreción nasal

- Ojos rojos o llorosos

- Hinchazón en la boca o la garganta

- Vómito

- Diarrea

La mejor forma de ofrecerle por primera vez el chocolate a un bebé es el chocolate en polvo. El chocolate en polvo es una preparación azucarada muy fácil de digerir especialmente diseñada para bebés. No contiene ingredientes grasos como los que pueden contener los chocolates en tableta, que son demasiado elevados. A partir de los 15 meses los bebés empiezan a rechazar algunos alimentos y es más complicado que tome la leche sola si no le gusta demasiado el sabor, sobre todo la leche de fórmula; en este caso, se puede añadir el cacao en polvo a la leche para darle un mejor sabor, al principio siempre en menores cantidades, para poder añadir más o menos en el futuro, dependiendo de su reacción.


El chocolate en tabletas u otro tipo de chocolate en los alimentos es mejor no ofrecérselo a los niños hasta que pasen los dos años debido a su alto contenido graso, lo que dificulta su digestión.


A partir de los dos años se puede empezar a dar mousses o trocitos de frutas bañadas en chocolate fundido. Es algo que a los niños les encantará y se estará potenciando la toma de fruta. A partir de los tres años podrá tomar postres y tartas, pero siempre con moderación.

 

 


Te puede interesar:
Calcular la estatura final de los niños puede hacerse de manera aproximada teniendo en cuenta la altura de los padres o de manera más precisa a través de una serie de pruebas médicas tales como radiografías, análisis hormonales, etc.


Fuentes:

-Recomendaciones. El Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (AEP) https://www.aeped.es/comite-lactancia-materna/documentos/recomendaciones-sobre-lactancia-materna-comite-lactancia-materna

Foto: Freepik.com

Fecha de actualización: 04-04-2019

Redacción: Cristina Rodríguez

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>