×
  • Buscar
Publicidad

¿Qué puede comer un bebé de 7 meses?

¿Qué puede comer un bebé de 7 meses?

Cuando pasan siete meses, el bebé puede combinar la leche materna con alimentos nuevos complementarios que sean semisólidos, como los purés y las papillas. Estas comidas deben incluir cereales, frutas, verdura y carne.

Publicidad

Indice

 

¿Cómo alimentar a un bebé de 7 meses?

La alimentación de un bebé de cinco o seis meses –inicio de la ingesta de alimentos sólidos– es muy similar a la de un niño de siete meses. Lo único en que se diferencian es que a esta edad ya han empezado a comer diferentes alimentos como frutas y verduras. Además, tienes que tener en cuenta que a la hora de elegir la comida tienes que intentar que cada día pruebe un alimento nuevo, porque después desarrollará sus gustos de acuerdo a estos alimentos. Es decir, la comida favorita de tu bebé de siete meses dependerá de lo que le proporciones y, por esta razón, deberás enseñarle a que elija los alimentos más sanos y nutritivos.

No te puedes perder ...

Y tambien:

Por otro lado, no se puede olvidar la ingesta de leche materna o de fórmula aproximadamente cinco veces al día. Igualmente, puede tomar lácteos en pequeñas cantidades, como los yogures naturales sin azúcar o queso de soja y, por supuesto, no le des leche de vaca hasta que tenga un año aproximadamente.

Los cereales también los pueden tomar, pero preferiblemente los de avena y arroz porque están enriquecidos en hierro.

La fruta en papilla les encanta a los más pequeños, sobre todo si llevan plátanos, melocotones, peras y manzana.

Las verduras son esenciales para el desarrollo de los niños y, para ello, hay que inculcárselo desde que son muy pequeños. Las más recomendadas son la zanahoria, judías verdes, calabaza y calabacín.

Respecto a la carne, para empezar es mejor escoger la de pollo o pavo, pero en pequeñas porciones. Hay que prestar atención a que el bebé no consuma carne y pescado en el mismo día porque podría provocarle un exceso de proteína y su hígado aún no está lo suficientemente preparado.

Asimismo, no olvides evitar todos los alimentos dulces antes de su primer año de vida y cuanto más te demores mejor, así será mucho más fácil moderar su ingesta de azúcar en un futuro.

 

¿Por qué es importante la alimentación en la infancia?

La alimentación en la infancia es muy importante ya que sienta las bases alimentarias del resto de la vida del niño. También es muy importante para proteger al niño de posibles enfermedades. El cuerpo de los bebés está en continuo crecimiento y desarrollo, mantener una alimentación sana y equilibrada es imprescindible para su pleno desarrollo desde que el niño es concebido.

La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva hasta que el bebé cumpla los 6 meses y de manera complementaria hasta el año, si es posible más tiempo. Los bebés que han sido alimentados con leche materna tienen menos posibilidades de sufrir obesidad en un futuro. También menos posibilidades de sufrir diabetes y obtienen mejores resultados en pruebas de inteligencia.

Hay que destacar que la alimentación tiene un papel importante en la vida del niño ya desde el embarazo. Los alimentos que come (o deja de comer) la madre embarazada, pueden repercutir en la salud futura del bebé. Los primeros 1000 días de vida de un niño (contando desde la concepción), determinan en gran medida la salud del peque a lo largo de su vida (aunque está también condicionada por los genes).

Por eso es importante hacer que el niño coma bien desde pequeño y enseñarle a elegir su propia comida de manera equilibrada.

 

¿Qué pasa si no se le ofrece al niño una alimentación equilibrada?

Es importante leer las etiquetas de los alimentos para determinar el valor calórico y el nutricional de los alimentos.

Desnutrición: no hay que hablar de los casos extremos que se conocen a través de las noticias. En España también hay niños con rasgos de desnutrición pero que no se presentan a simple vista. La desnutrición trata de la carencia de nutrientes, un niño puede comer mucho pero de manera desequilibrada y por lo tanto faltarle nutrientes. Esto puede llegar a afectar a su desarrollo psíquico, motor y emocional. 

Sobrealimentación infantil: muchos padres cometen el error de obligar a sus hijos a acabarse todo lo que le habían puesto en el plato. Los niños tienen unas necesidades nutricionales distintas a las de los adultos y se suelen autorregular a la hora de comer. Un niño no va a elegir quedarse con hambre, solo es que hay en etapas que necesitan comer más y en otras menos (depende de la etapa de crecimiento en la que se encuentren).

Alimentación desequilibrada: hoy en día está normalizado el consumo de alimentos sin tener en cuenta el contenido nutricional de los mismos. Las bebidas azucaradas, los snacks, los alimentos ultraprocesados, los platos congelados o los productos de pastelería, deberían consumirse con mayor moderación.

Tanto la sobrealimentación como la alimentación desequilibrada pueden llegar a generar enfermedades crónicas a edades muy tempranas, ejemplo de esto es la anemia, la diabetes, el sobrepeso, etc.

 

Recetas de purés para bebés de 7 meses

Crema de espinacas con carne:

- Salsa blanca

- Media taza de espinaca cocida

- Una pequeña porción de carne de pollo a la plancha, del tamaño de una cuchara sopera

- Una cucharadita de queso rallado

Para la elaboración mezcla los ingredientes en la batidora

Papilla de aguacate y pera:

- 1 rodaja de aguacate maduro

- 1 rodaja de pera muy madura pelada

Para elaborarla, aplasta el aguacate y la pera juntos para mezclarlo y que se forme una papilla.

Puré de calabacín y zanahoria:

Para hacerlo en 8 raciones, utiliza:

- 1 zanahoria mediana pelada

- 1 calabacín pequeño

Para la elaboración, corta a dados la zanahoria y el calabacín. Después, cuece la zanahoria durante 15 minutos, y cuando pase el tiempo, añade el calabacín. Finalmente, escurre las verduras y haz un puré en la batidora.

Aunque la mayoría de bebés a esta edad come papillas y purés, también puedes optar por darle trocitos de alimentos blandos que pueda ir chupando y saboreando para que se acostumbre a masticar y comer como un adulto.


Fuentes:

Educo, https://www.educo.org/Blog/la-importancia-de-la-alimentacion-durante-la-primera-infancia

Parellada, Ada (2007), ¡Es fácil que coman de todo!, Barcelona, Sigma.

Fecha de actualización: 05-08-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.