¿La leche de fórmula llena más que la materna?

¿La leche de fórmula llena más que la materna?
comparte

La leche materna es el alimento indispensable y más importante para los recién nacidos hasta los 6 meses de vida, incluso después se recomienda seguir alimentándolos con ella. Pero por diversos motivos no siempre es posible dar el pecho a los bebés y, en estos casos, se hace uso de la leche de fórmula. 

Son muchas las opiniones respecto a la alimentación con leche materna y la alimentación con leche de fórmula. La Organización Mundial de la Salud recomienda mantener la lactancia materna durante los 6 primeros meses y alargarla hasta los 2 años o más mientras se van introduciendo nuevos alimentos. 

 

 

Son muchas las madres que por el motivo que sea se ven en la necesidad de dar leche de fórmula a su bebé o, en algunos, practicar la lactancia mixta. Está comprobado que no hay ningún inconveniente en mezclar ambos tipos de leche, pero es mejor primero darle un tipo y luego otro. Lo más aconsejable es ofrecerle primero la leche materna para asegurar que esta se la toma toda ya que es más valiosa en cuanto a los beneficios que aporta para el bebé. En el caso de que el pequeño se pueda quedar con hambre o si la madre no produce la suficiente cantidad. 

 

 

Los beneficios que aporta la leche materna son muchos desde ventajas para la salud del bebé hasta ahorro económico para las familias. Algunos de sus beneficios son: 

No te puedes perder ...

La OMS descarta que el virus zika pase a través de la leche materna

La OMS descarta que el virus zika pase a través de la leche materna

Desde que comenzaron las alertas por el virus Zika y su implicación en malformaciones fetales, muchas son las dudas que han surgido en torno a este virus no peligroso para adultos pero sí para el desarrollo de los fetos cuando se contagia una mujer embarazada. Ahora, la OMS ha descartado que este virus se contagie al bebé a través de la leche materna.

 

 

1. La lactancia materna refuerza el sistema inmunológico de los bebés ya que le aporta anticuerpos y otros elementos que lucha contra los gérmenes. De esta manera contraen menos infecciones y enfermedades como diarrea, meningitis, infecciones de oído o infecciones respiratorias y son hospitalizados menos veces que los niños que son alimentados con leches infantiles. También protege a recién nacido contra el asma, la obesidad, la diabetes y el síndrome de muerte súbita del lactante. 

2. Facilita la digestión y es muy nutritiva. Los bebés amamantados tienen menos dificultades para digerir la leche y, por esto mismo, suelen tener menos problemas de estreñimiento o diarreas. Además, contiene todos los minerales y nutrientes necesarios para el correcto desarrollo y crecimiento del bebé a excepción de la Vitamina D. 

3. El contacto piel con piel que se produce mientras las madres amamantan a sus hijos es una experiencia que refuerza la conexión y el vínculo entre ambos. Además afianza la afinidad emocional entre ambos y crea una mayor confianza. 

4. La lactancia materna también es positiva para la madre. Durante este proceso se queman calorías y ayuda a que el útero vuelva a recuperar su forma. También se ha comprobado que ayuda a diminuir el riesgo de padecer cáncer de mama, diabetes, hipertensión arterial y otras enfermedades cardiovasculares, además de cáncer de ovarios y de útero. 

5. El proceso de amamantamiento es gratuito, no es necesario ni comprar tetinas, ni biberones, etc., la única excepción es si es necesario un sacaleches para poder alimentar al bebé. Además, siempre está disponible y no suponen el esfuerzo de acudir a un supermercado o a una farmacia a comprar más leche de fórmula. 

 

 


En cualquier caso, existen una serie de situaciones que pueden conllevar a hacer difícil o imposible alimentar al bebé mediante la lactancia materna conllevando a la necesidad de utilizar leche artificial. Aunque no esté tan recomendada como la lactancia materna también aporta una serie de ventajas: 

 

 

1. Los bebés alimentados con leche de fórmula no tienen la necesidad de comer tan a menudo ya que tardan más tiempo en digerirla. 

2. La madre no tiene la necesidad de adaptar su propia dieta para mejorar la lactancia. 

3. Permite saber cual es la cantidad exacta de leche que está consumiendo el bebé. 

4. A la hora de alimentar al pequeño la madre dispone de una mayor cantidad de movimiento y flexibilidad. 

 

 

Como se menciona en estos puntos, la leche de fórmula se digiere más lentamente por el sistema digestivo del recién nacido por lo que tarda más tiempo en tener hambre ya que se siente saciado. En el caso de utilizar el recurso de la leche materna más la leche de fórmula, es decir, la lactancia mixta hay que tener presente algunas recomendaciones. 

 

 

1. Hasta que el bebé no tenga al menos entre 3 o 4 semanas no se aconseja comenzar a introducir esta leche artificial ya que probablemente se muestre reacio a aceptar un nuevo tipo de succión. 

2. Se recomienda que otra persona, aparte de la madre, dé el biberón al pequeño para que se acostumbre y no rechace la leche cuando la madre no pueda alimentarlo. 

3. En el caso de que la madre vuelva al trabajo lo ideal es comenzar a sustituir una de las tomas por leche de fórmula cada 3 o 4 días. 

4. Cuando se le tiene que dar este tipo de leche de manera esporádica es preferible darle un único biberón durante las 24 horas para evitar la interrupción de la producción de leche de la madre. 


Te puede interesar:
El percentil del bebé en los primeros meses es un dato muy útil con el fin de determinar de manera rápida y precisa si un bebé está creciendo de manera adecuada en relación con otros bebés de su misma edad.


Fuentes: 

    Suavinex, https://www.suavinex.com/consejos/para-padres/cuando-recurrir-a-la-leche-de-formula.html 

     Kidshealth, https://kidshealth.org/es/parents/breast-bottle-feeding-esp.html 

Fecha de actualización: 20-08-2019

Redacción: Andrea Rivero

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>