×
  • Buscar
Publicidad

¿A qué edad puede comer un bebé tortilla?

¿A qué edad puede comer un bebé tortilla?

Tu bebé ya come purés, ha probado algunas frutas y verduras, y parece que le gustan las nuevas sensaciones. Poco a poco quieres ir introduciendo en su dieta otros alimentos más elaborados como la tortilla de patata. ¿Sabes a qué edad puede comerla?

Publicidad

Índice

 

¿Qué debe llevar la tortilla para un bebé?

La tortilla de patata es una receta a la que recurrimos en muchas ocasiones por lo buena que está, por lo fácil que es hacerla y por lo sencillo que es de transportarla.

Fría o caliente, líquida o compacta, con o sin cebolla… Hay muchas formas de comer una tortilla, e infinitos ingredientes que se pueden añadir. Cada casa sigue una tradición y siempre hace ilusión que el bebé pruebe la famosa tortilla de su abuela, de su tía…

Antes de darle tortilla al bebé hay que analizar qué lleva y de qué manera está preparada. Lo mejor al principio es que esté cuajada y contenga los 3 ingredientes principales: huevo, patata y cebolla. Ya habrá tiempo para experimentar con más ingredientes en su dieta como calabacín, pescado...

Huevos: mejor camperos. Recuerda que el huevo es de aquellos alimentos con mayor probabilidad a causar una reacción alérgica. Antes de darle tortilla prueba a darle de forma espaciada distintas partes del huevo y en distintas maneras: huevo duro, revuelto de claras… También es importante que los cocines bien para eliminar por completo el riesgo de intoxicación alimentaria por salmonella.

Patata: dásela primero al vapor, cocida o al horno. Es suave de sabor y blandita por lo que rara vez no gusta al bebé.

Cebolla: por su aroma y sabor fuertes podemos tener la falsa percepción de que nuestro bebé no puede comerla. La clave está en el cocinado. La cebolla bien cocinada y blandita dará más sabor a la comida de tu bebé. Eso sí, úsala como condimento, no como alimento principal.  Además, muchos sofritos llevan cebolla, por lo que si empiezas a incluirla de forma temprana, estarás educando su paladar y preparándolo para cuando tenga que probar nuevas recetas.
 

Valores nutricionales de los ingredientes

No te puedes perder ...

Y tambien:


Una tortilla de patata cocinada con poco aceite puede ser una buena opción de cena o comida en cuanto a sus valores nutricionales.

La cebolla contiene vitamina A, B y C, potasio, yodo, hierro, fósforo y silicio. Todos estos componentes ayudan al organismo a producir anticuerpos para luchar contra infecciones, resfriados, bronquitis y gripe. También contribuyen a la maduración del sistema nervioso central, al crecimiento óseo y a la producción de glóbulos rojos.

Las patatas son una buena fuente de potasio, tienen incluso más que un plátano. Las vitaminas B6 ayudan a mantener la salud neurológica ya que crean serotonina, dopamina y noradrenalina, componentes encargados de luchar contra la depresión, el estrés e incluso el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

El alto nivel de carbohidratos de las patatas puede tener algunas ventajas, como la ayuda para mantener buenos niveles de glucosa en la sangre, lo cual es necesario para el correcto funcionamiento del cerebro. Aunque su mayor beneficio para la salud es cómo pueden ayudar con la digestión debido a su alto contenido de fibra.

Los huevos son una buena fuente de proteína
. Un huevo tiene 6 gramos de la materia, con los nueve aminoácidos "esenciales", los componentes básicos de las proteínas que tu cuerpo no puede generar por sí solo. La clara de huevo contiene aproximadamente la mitad de esa proteína y solo una pequeña porción de grasa y colesterol.

Además, tienen más nutrientes (vitaminas, minerales, aminoácidos) por caloría que la mayoría de los alimentos. Con un solo huevo estará ingiriendo: proteína de alta calidad, selenio, fósforo, vitamina B12 y antioxidantes, que ayudan a mantener las células sanas.
 

¿Cuándo y cómo le doy la tortilla al bebé?


Enfatizar la idea de que los bebés comiencen a ingerir alimentos sólidos cuando empiecen con la alimentación complementaria es muy importante.

Normalmente a los 6 meses de edad ya están preparados para dar este salto a un nuevo mundo de sabores y texturas, siempre con cuidado a las posibles reacciones alérgicas o atragantamientos.

Después de haberle dado tomas pequeñas de huevo en distintos días para ver si es alérgico, prueba a hacerle una tortilla francesa bien cuajada para que pruebe la textura. Si ves que lo tolera bien, el bebé ya está preparado para su primera tortilla de patata.

Una tortilla cuajada y con la patata bien blandita será perfecta para el BLW (una forma de alimentar al bebé basada en ofrecerle alimentos sólidos y que se los lleve a la boca, sin la ayuda de un adulto).

Si la va a comer a menudo, mejor prepárala con poco aceite, será más ligera, saludable y fácil de digerir.


Fuente:

US National Library of Medicine

National Institutes of Health

Fecha de actualización: 20-07-2020

Redacción: Laura Abad

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.