¿A partir de qué edad los niños pueden comer kiwi?

¿A partir de qué edad los niños pueden comer kiwi?
comparte

Debido a que los kiwis son una fruta blanda, fácil de aplastar y triturar, son una buena alternativa para los niños pequeños que estén comenzando a ingerir alimentos sólidos. El kiwi también es perfecto para cortar en trozos pequeños y que los niños se vayan acostumbrando a alimentos un poco más sólidos, pero fáciles de masticar, además de que los pueden coger con sus propias manos.

Sin embargo, algunas frutas como las fresas, las naranjas o los kiwis pueden resultar bastante ácidas, por lo que hay que permanecer atentos a cualquier indicio de reacciones (como sarpullidos) que en ocasiones se pueden dar con los alimentos ácidos. Por este motivo y sobre todo si el bebé ha tenido alguna reacción anterior a otros alimentos ácidos, se sugiere introducir el kiwi un poco más tarde, a partir de los 10-12 meses.

Los kiwis, además de contener 17 vitaminas y minerales esenciales, también son ricos en fibra, fuente de potasio y ácido fólico.

- Ayudan a reforzar el sistema inmunitario y evitar infecciones gracias a su alto contenido en vitamina C y ácido fólico. Además, la vitamina C interviene en la formación de los huesos, los dientes y el colágeno y favorece la absorción del hierro, evitando la anemia.

- Protegen de enfermedades como resfriados o gripes. Esto sucede porque al consumirlo aumenta el número de glóbulos blancos y rojos en nuestro cuerpo, haciéndonos más resistentes a las enfermedades nombradas debido al aumento de anticuerpos, reforzando nuestras defensas.

- Favorecen la circulación de la sangre gracias al ácido propeolítico y la formación de glóbulos rojos gracias a la vitamina C. Asimismo, el ácido propeolítico ayuda a nuestro cuerpo a digerir las proteínas, esencial para nuestra salud y el correcto crecimiento.

- Son ricos en fibra, lo que ayuda al sistema digestivo, evitando el estreñimiento, una enfermedad bastante habitual en niños. Tomar un kiwi por las mañanas nada más levantarse puede ayudar a combatir este problema.

- Son un antioxidante natural que ayuda a curar las heridas y aliviar el dolor.

- Cuentan con minerales como el potasio o el magnesio que ayudan al crecimiento y desarrollo del niño, tanto físico como intelectual. Comiendo kiwis se absorben los minerales necesarios para que el estado de los huesos se vea reforzado, los dientes crezcan con normalidad en los niños, y también más resistentes.

- Son bajos en calorías, por lo que ayudan a evitar el sobrepeso y la obesidad.

- El kiwi ayuda a conciliar el sueño y mejora el descanso, por esta razón también se recomienda tomarlo antes de irse a la cama.

Otras recomendaciones sobre el kiwi

Como norma general, se recomienda introducir el kiwi a partir de los 10-12 meses, ya que es una fruta alérgena, además de que su textura y su acidez, sobre todo si no está maduro del todo, pueden resultar un poco fuerte para los bebés. No obstante, hay médicos que afirman que se puede ofrecer al bebé desde los 6 meses si es una fruta que forma parte de la dieta de la madre y la ha consumido frecuentemente durante la lactancia materna.

El kiwi forma parte de las frutas tropicales, que cada vez son más consumidas y son muy habituales en la alimentación infantil. Las principales frutas tropicales que consumen los niños son plátano, piña, kiwi, coco, aguacate y, menos frecuentemente, pero cada vez más, mango y papaya.

Esta fruta, al igual que otras como las fresas o los frutos rojos que son considerados alergénicas, así como los cítricos o el tomate, pueden provocar un enrojecimiento alrededor de la boca del bebé cuando los consume. De ellos, el kiwi en particular, al estar entre los más ácidos, puede causar irritación o sarpullido no solo alrededor de la boca sino también en la zona del pañal.

La fruta es esencial en la dieta de los adultos y también en la de los niños, lo bueno de esta fruta es que tiene un sabor diferente a lo que estamos acostumbrados y puede ser una excelente fuente de vitaminas para nuestros pequeños.

Además, el kiwi puede ofrecerse de muchas maneras, ya sea en pequeños trozos que los pequeños puedan coger con sus manos directamente, en una papilla o mermelada, o si se trata de niños un poco mayores, utilizando una cuchara. Se puede ofrecer de postre en las comidas o como una merienda saludable.

Si al principio no le gusta, hay que dejar pasar un tiempo para volver a ofrecérselo porque, como hemos dicho, el kiwi es una fruta muy beneficiosa que conviene incluir en su alimentación.

No te puedes perder ...

¿A partir de qué edad los niños pueden hacer yoga?

¿A partir de qué edad los niños pueden hacer yoga?

A medida que los niños van creciendo, los padres buscan actividades para sus hijos que, además de divertirles, tengan beneficios positivos para su desarrollo físico y psíquico y para su salud. El yoga para niños puede ser una buena opción para unir juego con relajación, concentración y equilibrio.

 

 


Te puede interesar:
Muchas familias se preguntan "¿cómo detectar niños con altas capacidades?". Para ello, TodoPapás ha desarrollado una herramienta para evaluar los síntomas con el fin de facilitar al máximo la identificación de este tipo de niños de manera que puedan realizarse los ajustes precisos en su entorno para que puedan alcanzar su potencial.


Fuentes:

- Alimentación Complementaria. Por AEPap. https://www.aepap.org/sites/default/files/documento/archivos-adjuntos/alimentacioncomplementariapadres.pdf

- Kiwi fruit is a significant allergen and is associated with differing patterns of reactivity in children and adults. Por NCBI https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15248859

Fecha de actualización: 08-01-2019

Redacción: Cristina Rodríguez

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>