Tómate el posparto con calma

Tómate el posparto con calma
comparte

El posparto es un periodo difícil y complicado en el que quieres centrarte en tu pequeñ@ y disfrutar de su compañía; pero no te olvides de ti misma y recuerda no exigirte demasiado. Es perfectamente normal que no llegues a todo

El posparto es en ocasiones un momento de debacle. Llevas meses embarazada y ansiando e imaginando el momento cuando por fin puedas disfrutar de tu bebé…Y ahora que ha llegado puede que no cumpla el momento ideal que habías pensado o que te resulte más duro de lo que imaginabas. Y esto es normal.

 

Por un lado, estás pasando la época del puerperio. Tu cuerpo se está reajustando después de haber doblado su tamaño en pocos meses y haberse estirado hasta límites que nunca hubieras creído posibles. Ha hecho un trabajo estupendo gestando a tu bebé y ahora le toca volver a la normalidad. En el proceso irá expulsando los restos de ese trabajo de 9 meses, tu piel se tendrá que volver a adaptar a no tener que contener más a un bebé y una placenta de varios kilos, puede que incluso tengas algún recuerdo en forma de estrías…No es para menos. Tu cuerpo ha hecho un ejercicio equivalente a varios maratones.

 

Por otro lado, tus hormonas han cambiado drásticamente. El 80% de madres admiten sentir el llamado “baby blues”: irritación, mal humor, cansancio… en las semanas posteriores al parto. No tiene por qué implicar Depresión Posparto, sino cierta inestabilidad emocional en gran parte debida a las hormonas. Tus niveles de progesterona y estrógeno caen en picado, lo que explica en gran parte los síntomas de cansancio, mal humor, tristeza…

No te puedes perder ...

Dolor de riñones en el embarazo

Dolor de riñones en el embarazo

Entre las molestias y afecciones que surgen en el embarazo, el dolor de riñones es uno de los más frecuentes. No pocas mujeres embarazadas se quejan de este malestar, que se sufre especialmente por la noche o al final del día, a partir del segundo trimestre.

 

Si estos síntomas se extienden más allá de las semanas posteriores al parto y se añaden a otros como falta de apetito o dificultad para dormir, apatía o desconexión, pensamientos que nunca habías tenido…No te preocupes, habla de ello y acude a un profesional para que te asista en lo que estás experimentando. Puede que estés pasando por una Depresión Posparto, y cuanto antes la trates, mejor.

 

Y a estos cambios corporales y biológicos, se añaden las expectativas sociales: visitas interminables y frecuentes, consejos que no habías pedido, la presión de que debes estar exultante, feliz y radiante…

 

Ante todo esto, no tengas miedo de pedir apoyo: a familiares, amigos, pareja, profesionales…Puede que necesites ayuda en ciertas tareas de la casa, o en el cuidado de tu bebé en algún momento para que tú también dispongas de tiempo para ti, o que simplemente necesites hablar. La ayuda puede venir de muchas formas, pero siempre será positiva. No tienes por qué pasar sola por las dificultades del posparto.

 

Y, en cualquier caso, recuerda: todo es pasajero. Tu piel se irá recuperando, tus hormonas volverán a niveles normales, y tú te irás haciendo mejor en el trabajo de ser madre. Pero en el camino: aliméntate bien, descansa lo que puedas y no aspires a ser una superwoman si no te sientes con fuerzas


Puedes estar interesado en:
Una de las primeras inquietudes que tiene la futura madre es "¿cómo calcular las semanas de embarazo?". Para saberlo de manera orientativa puede contar las semanas que han pasado desde la última regla siendo el resultado las semanas de gestación. Cuando se visite al obstetra éste podrá dar una cifra exacta a través de la primera ecografía que se le realiza al feto.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>