×
  • Buscar
Publicidad

¿Cuándo se recomienda tener el segundo hijo?

¿Cuándo se recomienda tener el segundo hijo?

En cuanto nace tu bebé, todo el mundo comienza a preguntarte que cuándo vas a por el segundo, y seguro que esto es en lo que menos piensas en estas primeras semanas de adaptación y sueño. Sin embargo, siempre habéis querido tener varios hijos, por lo que seguro que, pasados unos meses, os planteáis si es buen momento para ir a por el segundo o si es mejor esperar un poco más. ¿Cuándo se debe tener el segundo hijo?

Publicidad

Esta decisión es muy personal, ya que algunas parejas quieren tener una familia numerosa y tienen muy claro que quieren que sus hijos se lleven poco tiempo, por lo que, en cuanto el pequeño tiene unos cuantos meses, se ponen a buscar el segundo. Sin embargo, otros no lo tienen tan claro, o tenían una idea hecha y, las dificultades y problemas a las que se enfrentan una vez el primero ha nacido les hace postergar la decisión o incluso plantearse el tener más hijos o dejarlo en uno solo.


Por lo tanto, no hay un momento ideal igual para todas las parejas para ir a por el segundo; las circunstancias personales, familiares y económicas influirán mucho en esta decisión. Algunas parejas se resienten tras el nacimiento del primero, y necesitan tiempo para ver si su relación sigue adelante o no. Otras, de repente, se enfrentan a problemas de salud o laborales que les hacen tener que dejar de lado la idea de quedarse embarazados de nuevo, y otras, simplemente, no saben cuándo será mejor para ellos y para el mayor ir a por otro.


Biológicamente hablando, se recomienda esperar al menos dos años entre un parto y otro para permitir al organismo recuperarse del primer embarazo y parto, tiempo que puede alargarse a 2 años y medio si el primer parto fue por cesárea. Es decir, que no debes quedarte embarazada hasta que el mayor tenga, como poco, 12 meses, aunque esto tampoco significa que tenga que ir algo mal en el embarazo si te quedas encinta antes, aunque sí se aconseja esperar al menos este tiempo para que tu organismo esté más fuerte y vaya todo bien.

No te puedes perder ...

¿Cuánto debo esperar para tener mi segundo hijo?

¿Cuánto debo esperar para tener mi segundo hijo?

Has pasado la experiencia de ser madre por primera vez y ahora os estáis planteando la posibilidad de darle un hermanito a vuestro hijo. Si bien la primera paternidad os ha otorgado experiencia suficiente para afrontar la llegada de un recién nacido, ahora surgen otras dudas. ¿Debemos esperar un tiempo para recuperarnos del primero? ¿O será perjudicial la diferencia de edad para la relación de los dos hermanos?

Y tambien:


Psicológicamente, debéis estar seguros y preparados porque, aunque es cierto que el gran cambio puede notarse de no tener hijos a tener uno, también cambiarán muchas cosas cuando tengas que multiplicarte para atender a dos bebés sin que ninguno se sienta abandonado. De hecho, este es uno de los grandes miedos de muchas parejas cuando se plantean tener otro hijo, cómo afectará la llegada de un segundo hijo a su relación de pareja, su estabilidad y al hermano mayor.


Está claro que la llegada de un nuevo bebé os afectará tanto física como emocionalmente. Durante el embarazo, puedes sentir las mismas molestias que en el primero, aunque, si ha pasado poco tiempo y el mayor es pequeño, lo normal es que te encuentres más cansada y estresada, ya que no podrás cuidarte igual que la primera vez al tener que estar pendiente de tu primogénito. La parte buena es que los miedos suelen ser menores al haber pasado ya por este proceso, y la experiencia del primero te ayudará en muchos ámbitos.


En cuanto a la relación de pareja, si los dos tenéis claro que queréis tener otro hijo, sopesáis los pros y los contras y estás decididos e ilusionados, lo normal es que no os afecte mucho. El problema puede llegar cuando uno de los dos no está preparado o incluso no quiere tener otro hijo. Por eso, es importante que lo habléis largo y tendido y que toméis la decisión juntos. También es posible que aparezcan nuevos conflictos tras la llegada del segundo hijo, ya que hacerse cargo de dos niños es más complicado, pero muchos otros cambios ya no os pillarán de sorpresa.


Por otra parte, a la hora de tomar la decisión, podéis tener en cuenta también las ventajas y desventajas para vuestro hijo de llevarse más o menos tiempo con su hermano pequeño. Los expertos afirman que lo mejor es llevarse entre 2 y 3 años, aunque un periodo de tiempo mayor o menos también tendrá sus pros y sus contras.


Por ejemplo, llevarse pocos años ayuda a que los niños crezcan como amigos, jueguen mucho, se lleven bien, se entiendan, sea más fácil entretenerlos a los dos a la vez ya que sus gustos serán similares, la etapa de bebés está más seguida y acabas antes con los pañales, los biberones y los chupetes, etc. Entre los inconvenientes de tenerlos muy seguidos, se encuentra que puede ser más cansado, ya que los bebés son más demandantes y un bebé de 2 años no podrá ayudarte a cuidar del recién nacido ni entenderá que ya no tengas todo el día para él.


En cuanto a las ventajas de que tus hijos se lleven más de 4 años, se encuentran que el mayor ya es más autónomo y puede hacer muchas cosas solo, puede aconsejar y guiar a su hermano y tu experiencia puede ayudarte. Entre los inconvenientes, que al llevarse mucho jugarán menos y pueden tener menos confianza, vivirán etapas diferentes de desarrollo en momentos distintos, no compartirán tantas cosas y puede ser duro volver a la etapa de los bebés y de dormir poco cuando el mayor lo dejó atrás hace mucho.


Por lo tanto, como ves, no hay un momento idea para todo el mundo, aunque los médicos y expertos aconsejan el rango de 2 o 3 años entre un hijo y otro, pero depende solo de vosotros, así que pensad qué puede ser mejor para toda la familia y tenedlo claro antes de empezar.


Fuente:

Leonard, Joan (2001), Esperar el segundo (embarazo), Ed. Médici

Juan Pedro Valencia, psicólogo infantil.

Fecha de actualización: 19-03-2019

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.