×
  • Buscar
Publicidad

Dudas ante la llegada del segundo hijo

Dudas ante la llegada del segundo hijo

Cuando te quedas embarazada por segunda vez, piensas que la experiencia del primero te ayudará a tener un mejor embarazo y a criar sin problemas al niño, sin embargo, es más que probable que también te asalten nuevas inquietudes (¿querré igual al segundo que al primero?) y que cometas errores nuevos motivados por el trabajo que conlleva criar a dos niños a la vez.

Publicidad

¿El segundo embarazo y parto serán iguales?

 

Cada embarazo es un mundo, y esa es una verdad que pronto comprobarás. Es posible que, en muchas cosas, tu primer embarazo se parezca al segundo, pero también habrá muchos sentimientos, cambios y síntomas diferentes.

 

Si tu primer embarazo fue muy bien, probablemente pienses que en este no te vas a preocupar tanto las primeras semanas. ¡Error! Es posible, incluso, que estés más preocupada pensando que, como todo te fue tan bien la primera vez, no vas a volver a tener tanta suerte. Sin embargo, debes desechar esos pensamientos y estar convencida de que todo volverá a salir perfecto.

 

Tampoco los síntomas y molestias tienen que ser igual. Puedes tener más náuseas, más dolor de espalda, problemas que la otra vez no tuviste como diabetes gestacional… o, por el contrario, tener un embarazo mucho mejor. Prepárate para cualquier cosa porque todo puede pasar.

 

Lo que sí que es seguro es que acabarás más cansada al final del día ya que, además de estar gestando a tu nuevo bebé, tendrás que seguir ocupándote del mayor que, según su edad, puede dar mucha guerra.

No te puedes perder ...

¿Cómo llevar a mi bebé?

¿Cómo llevar a mi bebé?

¿Cuál es la mejor manera de llevar a tu bebé en brazos? ¿Y cuando se sale a dar un paseo? ¿Carrito o portabebés? La edad de tu bebé y su peso serán los que te hagan decidirte en cada momento por uno u otro sistema. De todas formas, elige siempre aquel con el que más a gusto te sientas y menos te canses

Y tambien:

 

Tampoco el parto será igual. Lo normal es que el segundo parto se adelante un poco y sea más corto. Incluso si te hicieron una cesárea, puede que ahora tengas un parto vaginal. Pero esto depende del tamaño del segundo niño, de su colocación en el útero, de cómo se desarrolle la gestación, etc.

 

¿Le querré igual?

 

Desde el momento en que te enteras de que estás embarazada de tu primer hijo, comienzas a quererlo. Y ese amor crece y crece cada día que pasas con él, hasta un punto que te parece que es imposible querer más.

 

Por eso, es posible que te crezca la duda al quedarte embarazada del segundo de si lo vas a querer tanto o, al ser el segundo, tu amor será diferente y no llegarás a quererlo tanto como al primero.

 

Tranquila, el corazón tiene cabida para mucho amor. Verás cómo te enamoras de tu segundo hijo en cuanto nazca, igual que te pasó con el primero, y que puedes quererlos a los dos por igual. Y, si tienes más hijos, te pasará lo mismo con el resto.

 

Errores que no cometerás… y otros nuevos que pueden surgir

 

Una ventaja indiscutible del segundo hijo frente al primero es la experiencia que tendrás, que te puede ayudar a subsanar muchos “errores” o equivocaciones que tuviste con el primero.

 

Así, tendrás claro desde un primer momento lo que es importante y lo que no; no te cogerá desprevenida; sabrás hacer frente con más recursos a ciertos problemas que pueden aparecer; no te pondrás histérica si no coge el pecho desde el primer momento o si le salen unos cuantos granitos por la cara; entenderás antes sus necesidades y lo que te pide; etc. Esto aporta cierta tranquilidad, pero, ¡cuidado!, si te relajas, es más que probable que con el primero cometas otro tipo de errores dando veracidad a la frase “los segundos hijos se crían solos”.

 

Entre los errores más frecuentes cometidos con el segundo encontramos:

 

- Prestarle menos atención, algo muy difícil de evitar ya que el primero reclama también su parte de atención y cuidados. Es muy difícil, pero hay que lograr un equilibrio entre la atención que se dedica a ambos para que ninguno se sienta desplazado. En este caso, la ayuda de tu pareja es fundamental.

 

- Compararle con el hermano mayor. Cada niño tiene un desarrollo y una personalidad propias. No compares los avances de tu segundo hijo con los que tuvo el primero ni su forma de ser. Y menos aún en voz alta o delante de ellos.

 

- Su desarrollo puede ser más lento ya que, todo el tiempo que dedicabas a estimular al primero, no lo tienes para el segundo. Aunque también puede verse favorecido por el hermano mayor.

 

- Muchas veces se sienten desplazados y menos importantes que el hermano mayor (sobre todo si más adelante tienen otro hermano pequeño y se quedan en el medio). Su ropa es “heredada”, muchos juguetes también, etc.

 

- Aunque es cierto que hay que educar a tus hijos igual e inculcarles las mismas normas y valores, deberás tener en cuenta la edad y la forma de ser de cada uno para adaptarlos a las características particulares de cada uno.

 

Más cambios

 

Pero, de igual modo, evitarás ciertos fallos que cometiste con el primero. Asimismo, disfrutarás más esta nueva experiencia ya que tendrás menos agobios y lo vivirás de una manera más relajada. Aquellas tareas que la primera vez te resultaron más difíciles (dar el pecho, bañarlo…), ahora te saldrán solas.

 

No te sientas culpable por dedicarle menos tiempo que al primero, teniendo dos hijos, es imposible que dediques toda tu atención a uno. Piensa, no obstante, en las ventajas para ambos de tener un hermano.

 

También verás cómo muchas otras situaciones son diferentes esta segunda vez. Por ejemplo, la primera vez seguro que tuviste que hacer una lista de espera para recibir a todas las visitas que se agolpaban en tu casa con regalos para vosotros y el bebé. Ahora, tendrás suerte si alguien va a conocerlo y si recibes algún presente (fuera de tu familia más cercana, claro).

 

Si del primer hijo puedes llenar varios álbumes de fotos, seguro que ahora tienes muchas menos fotografías, no solo del bebé una vez nacido, sino también del segundo embarazo.

 

Es más habitual que los segundos hijos enfermen más veces y desde más pronto ya que su hermano mayor le traerá todo tipo de virus de la guardería o el colegio.

 

En general, con el segundo hijo te relajarás más y todo se vivirá de otra manera, pero, por supuesto, será igualmente una experiencia maravillosa. 


Fecha de actualización: 08-04-2016

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.