×
  • Buscar
Publicidad

Consejos para padres con niños con discapacidad auditiva

Consejos para padres con niños con discapacidad auditiva

La discapacidad auditiva es el déficit total o parcial de la audición. Los niños con este tipo de discapacidad tendrán que enfrentarse a diversos retos desde pequeños, sobre todo los relacionados con la comunicación, lo que puede afectar gravemente a sus relaciones sociales y su educación escolar. Por eso, es necesario que los padres con niños con este problema sepan lo que deben hacer para ayudar a sus hijos de la mejor manera posible.

Publicidad

No te puedes perder ...

Consejos para sobrevivir a su primer viaje en avión

Consejos para sobrevivir a su primer viaje en avión

Afrontar el primer viaje en avión con un niño pequeño es fuente de estrés y preocupaciones de los padres. ¿Llorará todo el viaje? ¿Gritará y pataleará? Aquí van algunos consejos para viajar sin miedo en avión con tus hijos.

Y tambien:

Las personas con discapacidad auditiva pueden tener diversos grados de pérdida de audición en uno o en ambos oídos, por lo que se distingue entre:

- Sordera: incapacidad total de oír.

- Hipoacusia: escuchan poco, pero son capaces de oír y de mejorar su audición gracias a aparatos como los implantes cocleares o los audífonos.

Por supuesto, los niños sordos lo tendrán más difícil que los niños que son capaces de oír en algún grado, por lo que necesitarán más ayuda.

En cuanto a las causas principales de las discapacidades auditivas, pueden ser congénitas (de nacimiento, causadas por alguna malformación en el desarrollo fetal) o adquiridas (aparecen a lo largo de la vida por diversas causas como infecciones, enfermedades como la meningitis, la sífilis o el tifus, etc.).

La incapacidad para escuchar de manera normal afectará a su comunicación y su lenguaje. De hecho, la mayoría de los niños sordos no son capaces de hablar al no poder escuchar o lo hacen con muchas dificultades, sobre todo los sordos de nacimiento. Por eso, van a necesitar una apoyo especial tanto en casa como en el colegio.

Detectar cuanto antes estos problemas es fundamental para evitar complicaciones mayores y ayudar al niño desde el primer momento. Al nacer se hacen una serie de pruebas auditivas al niño para descartar sordera congénita. Y, después, los padres y el pediatra deben estar atentos a diversas señales como problemas para hablar pasados los 5 años, frecuentes infecciones de oído, no atender cuando se le habla, etc.

Una vez se confirme el diagnóstico, es fundamental que los padres se informen del problema que sufre su hijo, cómo puede afectarle en su día a día, qué consecuencias puede tener en su vida escolar, etc.

Consejos para los padres

- Habla con su pediatra o el otorrino que lleve su caso e infórmate bien de la enfermedad de tu hijo y de sus síntomas concretos, así como del tratamiento o ayuda que va a necesitar.

- Es una buena idea ponerse en contacto con otras familias que hayan pasado por una situación similar para buscar información, apoyo y ayuda, ya que saber que tu hijo tiene una discapacidad puede ser muy duro, pero afrontarlo desde un primer momento es esencial para saber ayudar al niño.

- Estimula a tu hijo desde pequeño para que desarrolle su lenguaje, sea mediante la palabra, leer los labios o el lenguaje de gestos. Puede ser necesario que vaya a una asociación o centro especial para que le ayuden a aprender este tipo de lenguajes para personas con discapacidad auditiva. No obstante, ten en cuenta que muchos niños totalmente sordos desde el nacimiento son capaces de aprender a hablar, solo necesitan la ayuda adecuada.

- Fomenta el juego con otros niños que presenten iguales condiciones ya que entre ellos se entienden mejor y se ayudan a mejorar su lenguaje. Pero no solo debe jugar con otros niños hipoacúsicos o sordos, también con niños que escuchen bien ya que eso le incitará a comunicarse con todas las personas y ser más abierto.

- Si tu hijo sabe leer los labios, es importante que te acostumbres a hablarle siempre de frente para que pueda mantenerse comunicad y no se sienta aislado de las conversaciones y lo que pasa a su alrededor.

- Hazle ver que lo que le pasa no es culpa suya y que no tiene que interferir en su vida u objetivos. Puede que algunas cosas le cuesten más, pero podrá hacer una vida normal con un poquito de apoyo extra.

- Los niños con problemas auditivos pueden sentirse un poco más inseguros de pequeño al no ver a sus padres cerca, su principal apoyo, por eso, debes decirle dónde te vas aunque solo sea unos segundos para que no sienta miedo.

- Crea un hogar cálido, armonioso y seguro para que se desarrolle y crezca feliz. Demuéstrale siempre mucho amor y nunca te quejes delante de él por su discapacidad ni le presentes como una víctima. Él es mucho más que su discapacidad y puede llegar mucho más lejos que personas que oyen normal.

- Siempre que sea posible, lo mejor es que el niño acuda a un colegio normal, aunque deberá contar con profesores de apoyo e integración para ayudar al niño en todo momento. Si el niño tiene problemas de comunicación, sus compañeros tienen que saberlo para implicarse también en la ayuda y facilitarle lo más posible su día a día.


Fuentes:

MARCHESI, A. (1990): La educación del niño sordo en una escuela integradora. En MARCHESI, A.; COLL, C.; PALACIOS, J.: "Desarrollo psicológico y educación III". Madrid. Alianza.

SILVESTRE, N (1998): Sordera, comunicación y aprendizaje. Barcelona. Masson.

SUÁREZ, M. y TORRES, E. (1998): Educación familiar y desarrollo en niños sordos.

Fecha de actualización: 01-03-2019

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.