• Login
  • Registrarme
×


×
×

Volver a oír gracias a los implantes cocleares

Volver a oír gracias a los implantes cocleares
comparte

Los implantes cocleares permiten evitar la sodera en muchos casos, posibilitando que los niños, y adultos, que los llevan puedan escuchar y hablar. Una técnica maravillosa que ha cambiado la vida a mucha gente desde que comenzó a hacerse hace 60 años.

¿Qué es un implante coclear (IC)?


Se trata de un dispositivo electrónico que transforma los sonidos en impulsos eléctricos que estimulan la cóclea, zona dañada del oído interno, que a su vez envía esas señales al cerebro. Con esta técnica, los usuarios no sólo recuperan la capacidad auditiva sino que pueden hablar con más claridad y comprender el lenguaje más fácilmente.


Actualmente, unas 14.000 personas son usuarias de implante coclear en España, de los que la tercera parte son niños que han sido implantados en edad temprana.


La técnica del implante coclear implica una intervención quirúrgica muy sencilla, que consiste en la implantación de este dispositivo electrónico con el que las señales acústicas se transforman en impulsos eléctricos que estimulan el nervio auditivo y envían el sonido al cerebro.


Después de la implantación de un IC es necesario realizar un proceso de rehabilitación para volver a oír en el que intervienen diferentes profesionales: el otorrinolaringólogo, el neurofisiólogo, el psicólogo, el logopeda y el audioprotesista.

Protege a tus hijos de los peligros de la Red

Protege a tus hijos de los peligros de la Red

Actualmente no hay lugar a dudas sobre el avance crucial que ha supuesto Internet en cuanto a las relaciones sociales; sin embargo, este espacio infinito donde todo cabe, ha traído consigo numerosos peligros para los más pequeños: desde pornografía infantil hasta páginas web donde se incita a la violencia, la xenofobia, etc. 


Y es que la persona implantada debe aprender a interpretar lo que está escuchando. Es decir, requiere de un entrenamiento para desarrollar habilidades auditivas que le permitan escuchar, entender, comunicarse y relacionarse independientemente de que sean niños o adultos que han perdido la audición.


Entidades como la Fundación Oír Es Clave (www.fundacionoiresclave.org) cuenta con un centro de atención temprana en el que un equipo de expertos terapeutas atiende a los niños implantados y a sus familias durante este proceso.


Tras la adaptación protésica y desde un enfoque audioverbal, trabajan con los niños para brindarles experiencias auditivas diversas y continuadas para que perciban y reconozcan los sonidos del habla y comprendan el lenguaje hablado. Su objetivo es que los niños integren la audición en el desarrollo del lenguaje.  


Breve historia de los implantes cocleares


El primer Implante Coclear fue realizado por los doctores Djuro y Eyries el 25 de febrero de 1957 en Francia, una operación que consistió en insertar un único hilo de cobre en el interior de la cóclea de un paciente que padecía sordera total. En 1978, el profesor Graeme Clark llevó a cabo la primera intervención de un implante coclear multicanal, precursor de los actuales, con el que se podía captar el sonido con una calidad muy óptima.  


En la actualidad, esta técnica ha experimentado una gran evolución tecnológica, lo que ha permitido crear implantes mucho más pequeños que proporcionan al usuario una audición mejor. Además, esta reducción de tamaño ha hecho posible incluso la implantación entre los niños más pequeños, un factor fundamental a la hora de demostrar que cuanto antes se detecta el trastorno auditivo y se implanta el IC, más posibilidades hay de que el niño pueda tener un desarrollo normal. Y es que, según los expertos, una intervención temprana tiene un 95% de efectividad.


Así lo confirma la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC), quien destaca la importancia del diagnóstico temprano de la hipoacusia en el nacimiento para poder escoger la mejor solución lo antes posible y reducir al máximo los riesgos sobre el aprendizaje lingüístico.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la incidencia de la hipoacusia se sitúa en 5 de cada 1.000 recién nacidos vivos, lo que supone que alrededor de 1.890 bebés al año nacen con algún grado de hipoacusia en España. “La llegada del implante coclear ha permitido que desde edades tempranas se puedan corregir las discapacidades auditivas graves o profundas, lo que ha favorecido un mejor desarrollo del lenguaje, y de la capacidad comunicativa y cognitiva de los niños”, explica el doctor Luis Lassaletta, presidente de la Comisión de Otoneurología de la SEORL-CCC. Según los últimos resultados de un estudio realizado en Australia desde hace once años, y publicados en la revista Otology & Neurotology, los niños con pérdida de audición profunda que reciben un implante coclear antes de los 12 meses de edad obtienen mejores puntuaciones en la adquisición del lenguaje y la producción del habla que aquellos a los que se les pone a edades más avanzadas.

Un diagnóstico tardío puede provocar un acceso incompleto al lenguaje oral, así como un retraso en el desarrollo del pensamiento lógico y racional, de la memoria, capacidad lectora, el aprendizaje y, en definitiva, en el desarrollo de su personalidad.


Para evitarlo, “es importante que se apliquen los programas de cribado neonatal en todos los hospitales según el criterio de la Comisión para la Detección Precoz de la Hipoacusia (CODEPEH) “, advierte el doctor Lassaletta. Por otro lado, conviene prestar atención a signos que pueden hacer sospechar la existencia de algún grado de hipoacusia, como la falta de atención a los ruidos intensos o a los estímulos de la voz, o un retraso en el aprendizaje del habla y la expresión al cumplir el año. 


En lo que se refiere a los adultos que han perdido la audición debido a una lesión o enfermedad, el éxito ronda el 85% y los beneficios son mayores cuanto antes se reciba el implante, ya que la persona aún no ha perdido la memoria auditiva. En España existen actualmente 40 centros implantadores en todas las comunidades autónomas excepto Cantabria, La Rioja, Ceuta y Melilla. Tanto el estudio como el tratamiento quirúrgico están subvencionados por la sanidad pública en su totalidad, siempre y cuando se realice en los centros acreditados.

 

 

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
Volver

Utilizamos cookies para mejorar la calidad del servicio, medir la audiencia y ofrecerle publicidad que pueda ser de su interés. Si continua navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.