Cómo superar un divorcio con hijos

Cómo superar un divorcio con hijos
comparte

El divorcio suele ser más sencillo cuando la pareja no tiene hijos en común, pues de lo contrario, el contacto entre ambas personas continúa por lo menos hasta que los niños sean mayores de edad. La obligación de llamar a tu expareja para ponerte de acuerdo con él sobre quién pasará tiempo con los hijos el próximo fin de semana dificulta el ya de por sí difícil proceso de la superación del divorcio.

No te puedes perder ...

Para superar un divorcio de la mejor manera posible, te damos algunos consejos:

Acepta el divorcio

Reconocer que estás pasando un periodo de duelo y aceptarlo es el primer paso. El impacto de la ruptura es tan grande que cuesta asimilarlo y frecuentemente se niega esta nueva realidad.

En ocasiones el divorcio conlleva un complejo proceso de duelo, que puede complicarse por disputas legales y la batalla por la custodia de los hijos o los bienes materiales. Superarlo no es fácil, pues llegado el momento, dejar atrás todo lo vivido hace que los recuerdos te golpeen la mente una y otra vez. Aceptar que la situación ha llegado a su final no es sencillo, pero es necesario.

No te aísles

Sentirse mal no es malo, y llorar es muy útil para aliviar el dolor. Lo mismo ocurre al compartir nuestros pensamientos con los demás, y por eso es bueno expresar los sentimientos para sentirnos mejor.

Tener contacto con la gente cercana puede ayudarte a superar esta etapa difícil de tu vida, mientras que aislarte y buscar la soledad puede empeorar la situación. En estos momentos difíciles, rodéate de quien te quiere.

Habla y explica la situación a tus hijos

Lo primero que debes tener en cuenta es que debes ser sincero, permanecer calmado y dar explicaciones que ellos puedan entender. Tus hijos deben saber por qué te estás divorciando, pero intenta dar explicaciones sencillas que recuerden que el problema es de pareja y nada tiene que ver con los pequeños.

Y, sobre todo, no utilizarles para transmitir necesidades económicas o para actuar como espías de la expareja. Así como no posicionar a los niños contra la expareja, después de todo, sigue siendo su familia.

Reconoce si necesitas ayuda profesional

Se recomienda pedir ayuda profesional cuando la comunicación entre la pareja está completamente fracturada y sea imposible lograr un acercamiento cordial porque ambos desean tener el control. Cuando la ira o el resentimiento toman el control de las conversaciones, es conveniente acudir a un conciliador o psicoterapeuta especializado para poder llegar a acuerdos favorables y equilibrados para ambos.

Un profesional es de especial ayuda en el caso de que haya niños de por medio, debido a que puede ayudaros a saber comunicaros con vuestro hijo y a alcanzar acuerdos que os permitan a ambos pasar tiempo con él. Una de las claves para que los menores no se vean afectados psicológicamente tras un divorcio es precisamente que puedan ver a sus dos padres con libertad y suficiente flexibilidad, sin tener que elegir entre uno u otro.

Es determinante que pongas el foco en ellos, en lo que ganan, y no en ti. Pensar en lo que tus hijos ganan cuando “tienen que separase de ti para ver a tu ex”: ganan la posibilidad de seguir vinculándose con su padre o madre, y eso no tiene precio para ellos, es fundamental para su buen desarrollo emocional y afectivo.

Por ello, no es tanto que tu ex tenga derecho a ver a vuestros hijos, que lo tiene, sino que ellos tienen derecho a seguir teniendo a sus dos padres, a pesar de que se hayan separado. Se trata de que pierdan lo menos posible en el cambio.

Entiende y controla la rabia

Los niños no deberían ser ninguna moneda de cambio. Si de alguna manera piensas que tu expareja se ha portado mal contigo durante la relación, entonces quizá sientas mucha rabia y frustración cuando le toca disfrutar de tus hijos, y tu mente no tolera que quien te ha hecho daño pueda llevarse lo más valioso para ti.

Para canalizar esta rabia debes colocarla donde corresponde, en el proceso de duelo, no en tu familia. Permítete expresar tu enfado a través de la escritura, un amigo, el ejercicio físico o un psicólogo. Busca la forma que más se ajuste a tus necesidades, pero no liberes tu rabia cuando van a ver a tu ex. Es su momento, no el tuyo. No ha de ser un castigo para ti el que se relacionen con su padre o madre, ni un premio injusto para la expareja.

Busca tiempo para ti

Empieza a vivir la separación temporal de tus hijos cuando van con tu ex como cualquier otra que se produce en otros ámbitos: cuando se quedan en el colegio, cuando están a cargo de otros familiares, amigos o cuidadores o cuando se van a una excursión o campamento.

Todos estos momentos en los que tus hijos están con otras personas y no contigo, son oportunidades de practicar un apego sano, donde tiene cabida la independencia emocional y el amor es libremente compartido.

Ahora puedes rediseñar tu vida y reorganizar tu tiempo, de modo que puedas desarrollar otros roles además de la maternidad o paternidad.

Haz tuyo el tiempo que estás sin ellos. Piensa que ellos estarán bien, disfrutando de su otro progenitor, y tú además podrás contar con unas horas o días extras para ti, para tu salud, para tu desarrollo, o simplemente para desconectar de la rutina.


Te puede interesar:
Algunos padres se preguntan "¿cuánta fórmula debe tomar un bebé?". Los últimos estudios científicos recomiendan que sea el propio bebé el que regule su alimentación según sus necesidades, de manera que se le deberá dar leche a demanda.


Fuentes:

Álava, Silvia (2016), Queremos que crezcan felices, Madrid, Actitud de Comunicación.

Coleman, Paul (2001), ¿Cómo decirlo? A los niños, México, Pearson Educación.

Fecha de actualización: 22-01-2019

Redacción: Cristina Rodríguez

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>