"Las fórmulas infantiles se diseñan para ser lo más parecidas posible a la leche materna", Dr. Blesa

comparte

El Dr. Luis Carlos Blesa Baviera, especialista en el CS Valencia Serrería II, presidente de la Sociedad Valenciana de Pediatría y vocal del Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría, nos habla de las leches de fórmula infantiles para aquellos bebés que no pueden alimentarse con leche materna. 

TodoPapás: ¿Cuál es la diferencia entre la leche de fórmula y la materna?


Dr. Blesa: La leche materna es el alimento que la naturaleza nos ha dado para alimentar a nuestros bebés, por ello es considerada como el patrón de oro de la nutrición en los primeros meses de la vida. Sin embargo, en algunos casos, la lactancia materna no es posible o resulta insuficiente. Es en estos casos cuando la leche de fórmula es la alternativa más idónea, teniendo como referente la mayor similitud posible con la leche materna.

TPP: ¿Qué tipo de leches de fórmulas hay? ¿Qué diferencias existen entre unas y otras?

Dr. B: La composición de las fórmulas infantiles debe cumplir la normativa europea existente al respecto, lo que asegura el aporte adecuado, en base a la evidencia actual, de los diferentes nutrientes que debe incluir. Las fórmulas infantiles se diseñan con el objetivo de ser lo más parecidas posible a la leche materna. Las fórmulas infantiles más habituales son las diseñadas para lactantes sanos, conocidas como fórmulas de inicio o tipo 1, para los primeros 6 meses de vida, y  fórmulas de continuación o tipo 2, a partir de los 6 meses de edad.

Además, existen en el mercado diferentes fórmulas infantiles que, con más o menos cambios en su composición, se adaptan a las necesidades específicas de determinados grupos de lactantes. Así, entre otras, encontramos fórmulas dirigidas para lactantes prematuros, alérgicos a la proteína de la leche de vaca, intolerantes a la lactosa, afectos de trastornos gastrointestinales comunes durante esta etapa como son el cólico, el estreñimiento o la regurgitación, etc. También existen fórmulas pensadas para niños mayores de un año, llamadas genéricamente fórmulas de crecimiento o tipo 3 (y hasta 4), y aunque pueden tener ciertos beneficios nutricionales que recomienden su consumo, la normativa es más escasa, las diferencias entre las distintas marcas pueden ser grandes y no resultan indispensables.

TPP: ¿Cómo ha evolucionado la leche de fórmula en los últimos años? ¿Cuáles son las últimas innovaciones en leches de fórmula?

Dr.B: En la actualidad se conocen más detalles sobre la composición única de la leche materna gracias a los avances tecnológicos y científicos. El objetivo de la industria relacionada con las fórmulas infantiles es conseguir imitar tanto la composición como la funcionalidad y beneficios que aporta la leche materna a los lactantes. Las últimas innovaciones más relevantes han conseguido incorporar al mercado fórmulas con contenido proteico más acorde al que aporta la leche materna madura, y de otros nutrientes claves para el adecuado desarrollo, como por ejemplo, los ácidos grasos de cadena larga (fundamentalmente DHA). Por otro lado, muchas fórmulas han incorporado componentes funcionales como prebióticos, probióticos o simbióticos, que intentan favorecer en el lactante la consecución de una microbiota intestinal similar a la de los alimentados con leche materna, con efectos beneficiosos conocidos sobre la modulación del sistema inmunológico

TPP: ¿Cómo saber qué leche de fórmula es la mejor para nuestro hijo?

Dr.B: 
Aunque todas las fórmulas infantiles cumplen la legislación sobre la composición mínima y los nutrientes que obligatoriamente deben contener para asegurar un adecuado crecimiento y desarrollo del lactante, no todas las fórmulas infantiles son iguales. Existen ciertas diferencias entre ellas en cuanto a cantidad o cualidad de ciertos nutrientes, y en la presencia o no de otros componentes adicionales, como es el caso de los productos inmunomoduladores referidos en el párrafo anterior.

TPP: ¿Mi hijo tendrá peor salud o desarrollo si lo alimento con leche de fórmula en lugar de leche materna? ¿Qué efecto puede tener en la salud de mi bebé el alimentarle con leche materna o con leche de fórmula?

Dr.B: La leche materna es sin discusión alguna el mejor alimento para los lactantes. Cuando no es posible o resulta insuficiente, y teniendo en cuenta la fragilidad de los lactantes, la legislación española y europea asegura que la composición de todas las fórmulas infantiles presentes en el mercado proporciona un crecimiento y desarrollo adecuado de los mismos.

TPP: ¿Es cierto que la leche de fórmula engorda de más? ¿El uso de fórmulas infantiles está relacionado con la obesidad?

Dr.B: Los lactados artificialmente suelen tener ganancias ponderales superiores a los lactados al pecho. Las recomendaciones anteriores de proteínas en las fórmulas infantiles probablemente eran superiores a las apropiadas. La ingesta elevada de proteínas durante los primeros años de vida se ha relacionado con un mayor riesgo de obesidad posterior. Consecuencia de ello, y siguiendo las recomendaciones actuales para las fórmulas infantiles, en las que la cantidad de proteínas debe situarse entre 1,8 y 2,5 g/100 Kcal, las fórmulas más modernas aportan una composición proteica de mayor calidad que permite disminuir la cantidad total de proteínas y ajustarse a estas recomendaciones, con lo que se espera disminuir esta diferencia ponderal con los alimentados con leche materna.


Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×