"La ortodoncia pediátrica ha evolucionado mucho", Dr. Boj

comparte

En esta segunda parte de la entrevista al Doctor Juan Ramón Boj, odontopediatra, hablamos de los principales problemas dentales de los niños, de las molestias asociadas a la erupción de los dientes de leche o de la ortodoncia pediátrica.

TPP: ¿Cuáles son los principales problemas dentales en niños?


Dr. B: Caries, traumatismos dentales, infecciones, mal posiciones de los dientes.
 

TPP: ¿Qué hay de cierto en los síntomas que se asocian a la erupción de los dientes de leche? Fiebre, aumento de babas, cacas más blandas...


Dr. B: La erupción de los dientes es un proceso natural con malestar e irritabilidad. En algunos casos esta irritabilidad puede producir febrícula, diarrea y las encías aparecen rojas e inflamadas hasta que el diente atraviesa la encía desde el maxilar hasta boca. La masticación de objetos fríos y duros, como un aro de masticación o algún tipo de galleta, pueden ayudar a combatir las molestias locales. El frío disminuye el dolor y la dureza acelera la erupción.

 

TPP: Si a un niño le salen los dientes definitivos “torcidos”, ¿deben ponerse aparatos enseguida o es mejor esperar? ¿Cuál es la mejor edad para empezar con la ortodoncia?

¿Es necesaria la ortodoncia?

¿Es necesaria la ortodoncia?

La Ortodoncia nació por una exigencia social: el deseo de tener una dentadura bonita y bien alineada. Sin embargo, con el paso del tiempo se vio que la corrección ortodóncica parecía servir para mejorar la salud bucal, debido a las consecuencias patológicas derivadas de las maloclusiones que se manifiestan en el periodonto, es decir en la encía y demás tejidos que soportan el diente, o en la articulación temporomandibular, la que conecta la mandíbula con la cabeza.


Dr. B: Si los problemas son de la posición o del tamaño de los huesos maxilar superior y mandíbula, relacionados con el crecimiento o funcionales tales como hábitos, normalmente lo ideal es empezar pronto, cuando la colaboración del niño lo permita y no interfiera el tratamiento ni en su vida escolar ni en su quehacer diario.


Si los problemas se limitan a malposiciones dentarias, la mayoría de tratamientos se comienzan más tarde; muchos de ellos en la adolescencia.

 

TPP: ¿Qué causas pueden producir malposiciones dentales en los niños u otros problemas que precisen ortodoncia?


Dr. B: Genéticas, hereditarias, hábitos orales que persisten demasiado tiempo, como el uso del biberón y del chupete, también la succión digital y ciertos tipos de alimentación (comida demasiado blanda, triturados mucho tiempo), patrón de deglución atípica, respiración oral por hipertrofia de amígdalas y adenoides, alergias que favorezcan problemas respiratorios y otros factores menos frecuentes.

 

TPP: ¿Cuáles son los últimos avances en ortodoncia para niños?


Dr. B: La ortodoncia pediátrica ha evolucionado mucho. Actualmente disponemos de aparatología móvil y fija más simple y cómoda que antaño, que ha supuesto un avance muy importante tanto en la facilidad como el tiempo empleado en los tratamientos.


También disponemos de brackets estéticos y de ortodoncia invisible.    

 

TPP: ¿Qué es el bruxismo? ¿Es muy común en niños?


Dr. B: Se describe el bruxismo como una parafunción donde la mandíbula realiza movimientos no funcionales durante el día o consientes y/o la noche o inconscientes de forma voluntaria o involuntaria. En estos movimientos siempre están involucrados los dientes, que se ponen en contacto con sus antagonistas produciendo un apretamiento o rechinamiento característicos.

 

A los padres a menudo les preocupa el rechinar nocturno de los dientes (bruxismo). La primera indicación es el ruido creado por el niño apretando sus dientes durante el sueño. O al notar desgaste en la dentición.


Una teoría de la causa involucra un componente psicológico. El estrés debido a cambios puede influir. La mayoría de los casos de bruxismo pediátrico no requiere ningún tratamiento ya que disminuye entre los 6 y 9 años y los niños tienden a dejar de rechinar entre los 9 y los 12 años.

 

TPP: Se habla de la utilización de células madre en odontología.  ¿Qué opina de esto?


Dr. B: Las células madre (CM) han sido denominadas con diferentes términos entre los que se encuentran ítem cells, células troncales, células precursoras, células progenitoras, etcétera.


De manera natural los tejidos que forman parte de nuestro organismo tienen la capacidad de renovarse. Este fenómeno ha abierto una nueva era en la llamada medicina regenerativa al poder aprovechar los mecanismos de renovación celular para reparar los tejidos dañados. Estas células tienen la capacidad de dividirse indefinidamente y diferenciarse a distintos tipos de células especializadas, desde el punto de vista morfológico y funcional.


Las CM, con sus características de autorrenovación, han mostrado ser una importante alternativa para el tratamiento de alteraciones en los dientes y otras estructuras bucales. Se considera que en un futuro las CM podrán remplazar tejido dental (esmalte, dentina, pulpa, ligamento periodontal), reconstruir tejido gingival, ausencia de dientes (agenesias), reemplazo de dientes extraídos y regeneración de diferentes estructuras del complejo bucofacial. Podrían sustituir a los implantes ya que no serían necesarios.

 

El Doctor Juan Ramón Boj es Catedrático de Odontopediatría de la Universidad de Barcelona, Presidente de la Sociedad Española de Odontopediatría de 2005 a 2007 y miembro fundador de la Academia Europea de Odontopediatría, un referente en el mundo de la odontología pediátrica y la ortodoncia.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar