Tener un bebé a los 40

Tener un bebé a los 40
comparte

Muchas parejas (y cada vez más) se plantean la paternidad rondando los 40 años, algo que puede parecer peligroso y presentar muchos inconvenientes. Sin embargo, también tiene sus ventajas…

Ventajas de ser padre a los 40

 

Antes, tener un hijo con 40 años implicaba un “descuido”, y normalmente se trataba del tercer o cuarto hijo. Sin embargo, ahora las cosas son distintas y muchas parejas se plantean tener su primer hijo a esta “avanzada” edad. Los estudios, la carrera profesional, los problemas económicos… la vida ha cambiado radicalmente en los últimos 40 años, y muchas parejas no pueden o no quieren, por diferentes motivos, tener descendientes antes de esa edad.

 

Aunque pueda parecer que ser padres tan mayores solo presenta inconvenientes, lo cierto es que también tiene unas cuantas ventajas, que merece la pena conocer cuando se está meditando esta importante decisión:

 

- Experiencia: Las personas a esta edad tienen más información, son más responsables con los cuidados prenatales, se preocupan más por conocer todo lo relativo al embarazo y al parto, son más cuidadosos con los controles médicos… En resumen, se preparan mucho más para superar ese hándicap que supone su edad.

 

- Prudencia: A los 40 años el ritmo de vida suele ser más sosegado (en lo que a vida social se refiere), con lo que los accidentes e imprevistos son menos frecuentes.

 

- Rejuvenecimiento: Hoy en día, los hombres y mujeres de 40 años no tienen el mismo estado físico y mental que hace décadas, por lo que se llega a esta edad en muy buenas condiciones para educar, cuidar y jugar con un hijo.

 

- Madurez: Para ser padres, hace falta tener un grado de madurez bastante elevado, que se presupone se ha alcanzado con 40 años.

 

- Serenidad y paciencia: Calma, tranquilidad, paciencia y serenidad son las claves para educar a un niño, características que a los 20 años son más difíciles de poseer.

 

- Estabilidad: Para que una familia salga adelante es fundamental que exista estabilidad, no solo económica, sino también laboral y personal. Son muchas las parejas que se casan muy jóvenes, tienen hijos y se separan años más tarde.

 

Inconvenientes

 

Sin embargo, para que un embarazo sea exitoso a esta edad, hay que conocer los inconvenientes y los posibles riesgos, para poder hacerles frente:

 

- Infertilidad: Es el mayor condicionante, ya que la fertilidad de las mujeres disminuye año tras año desde los 35, y la de los hombres también se ve mermada a partir de los 40. El número de óvulos disminuye y envejecen; y el semen también tiene menos calidad y cantidad de espermatozoides. Por eso, antes de empezar a intentarlo, se recomienda acudir al médico a hacerse un chequeo para detectar lo antes posible cualquier anomalía y tratarla rápidamente.

 

- Abortos y partos prematuros: La tasa de abortos y de partos prematuros o de cesáreas aumenta drásticamente en personas de esta edad, con lo que las embarazadas mayores deberán llevarán un control más riguroso y un mayor cuidado durante la gestación.

 

- Enfermedades durante el embarazo: También existen más posibilidades de contraer o presentar ciertas dolencias asociadas a la gestación, como diabetes, preeclampsia, problemas renales, placenta previa, problemas cardiacos…

 

- Anomalías cromosómicas: Con los años aumenta el riesgo de tener hijos con problemas cromosómicos, como síndrome de Down o espina bífida. Por eso es muy importante tomar ácido fólico meses antes de la concepción, para evitar enfermedades del tubo neural, entre otras.

 

- Diferencia generacional: Otro inconveniente asociado tradicionalmente a la maternidad tardía es la brecha generacional entre padres e hijos, que puede provocar falta de energía y una mayor incomprensión entre ambos, sobre todo en la adolescencia. Sin embargo, como decíamos antes, las personas de 40 años de nuestra sociedad no tienen nada que ver con las de hace décadas. Ahora están al día, se mantienen jóvenes, en buen estado de salud…

 

- Responsabilidades laborales: Muchas personas esperan a esta edad para tener hijos porque quieren afianzar su carrera profesional, lo que puede traducirse en una mayor carga de responsabilidades laborales si se ha alcanzado un alto puesto y mayores dificultades para lograr la conciliación.

 

Por tanto, tener un hijo a los 40 presenta riesgos e inconvenientes, pero hay que tener en cuenta que, en general, tener un hijo es una gran responsabilidad, se producen muchos cambios y siempre, se tenga la edad que se tenga, presenta riesgos y complicaciones. Llevando un control riguroso y cuidándose antes y después de la gestación, se puede tener un hijo a cualquier edad.


Do women over 40 have healthier babies? New research shows babies born to older mothers are less likely to be in and out of hospital https://www.dailymail.co.uk/news/article-2713937/Do-women-40-healthier-babies-New-research-shows-babies-born-older-mothers-likely-hospital.html

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×