×
  • Buscar
Publicidad

Maternidad y crianza

Maternidad y crianza

En la actualidad, las madres se enfrentan a grandes dilemas. Por una parte, quieren ser las madres perfectas, pero sin que esto influya en su carrera profesional. Esta generación ya ha sido criada con la idea de que las mujeres pueden llegar en sus carreras profesionales a donde quieran, pero al llegar la maternidad llegan dificultades que no esperabas encontrar.

Publicidad

Índice

Puedes tener la impresión de que hoy en día a las madres se les exige la perfección. Parece que lo que se espera de todo el mundo es que tenga éxito en el trabajo, mantener un círculo social, una vida de pareja equilibrada y criar a los hijos sin cometer errores.

Acéptalo, no vas a ser una madre perfecta

Seguro que serás una madre casi perfecta, pero siempre habrá cosas que se te escapen de las manos o que más tarde pienses que deberías haber hecho de otra manera. Es algo muy normal, nadie nace aprendido e incluso las madres que tienen la experiencia de 4 hijos (o más), sienten que en algún momento se equivocan.

En cuanto al trabajo, ten en cuenta que un 58,1% de las mujeres toma decisiones que implican alguna renuncia desde que son madres (comparado con el 6,2% de los hombres). Muchas mujeres, debido a las dificultades para conciliar el trabajo, optan por cambiar el mismo, de régimen laboral, de horario o empiezan a teletrabajar. Incluso hay mujeres que toman decisiones que suponen una renuncia como solicitar una reducción de jornada o excedencia y, cuando la situación las sobrepasa, deciden abandonar el mercado laboral

¿Debería apuntarme a un grupo de maternidad y crianza?

Eso depende de ti, la mayoría de los grupos de crianza tienen como objetivo ser un lugar para compartir la maternidad, la crianza y todas las preocupaciones, ilusiones y preguntas que surgen alrededor de este momento de la vida. Presta apoyo y acompañamiento a las mujeres, madres, padres y familias durante el embarazo, parto, crianza, pérdida gestacional y la búsqueda de una educación integral para sus hijos e hijas, para que puedan ejercer de forma libre su maternidad y paternidad. También te ayudan a elegir con responsabilidad e información un tipo de  crianza saludable.

Los temas que se suelen tocar en estos grupos suelen ser:

- información sobre crianza saludable

No te puedes perder ...

Crianza con apego y sueño infantil

Crianza con apego y sueño infantil

La crianza con apego defiende fomentar estrechos vínculos emocionales entre los padres y el bebé a la hora de atender sus necesidades. Una de las tesis que defiende es el colecho o compartir cama con el niño para participar en su rutina del sueño.

Y tambien:

- alimentación

- salud

- sexualidad

- otros temas que interesen a mujeres sobre el periodo de embarazo, posparto y crianza

A pesar de las estadísticas, ¿puedo mantener mi carrera laboral?

La diferencia es que hoy en día las madres intentan conciliar su trabajo con la crianza. Hace años no era algo habitual que las madres tuviesen hijos y siguiesen trabajando, pero hoy ya sí. Debido a la dificultades que pueden surgir en esta situación, muchas madres se unen para mantener su carrera profesional.

Para lograr mantener tu carrera profesional es fundamental que las parejas puedan involucrarse más en la crianza y que tengan la posibilidad de disfrutar de una ampliación de los permisos como el de paternidad. Ahora, en la crianza no se trata de que el padre ayude a la madre en la crianza, se trata de formar un equipo que reme en la misma dirección y se apoye en todo momento.

¿Criar a mi hijo con el “slow parenting”?

El slow parenting, también llamado crianza tranquila, trata de que los niños disfruten de una infancia sin prisas para que se puedan desarrollar de forma plena. Hacer las cosas sin prisas no quiere decir hacer las cosas muy despacio, sino a la velocidad adecuada.

En la mayoría de las ocasiones, la crianza es incompatible con el estrés y el ritmo de la vida actual. Tienes que procurar dentro de tus posibilidades disfrutar del día a día. Encuentra tiempo para tus hijos, sea o no sea de calidad.

En este tipo de crianza se cree que los niños necesitan menos actividades programadas y más tiempo en la naturaleza, menos entretenimiento y más paz interior. Con el slow parenting es necesario que los niños no vean el aburrimiento como algo negativo, sino como una situación llena de posibilidades. El aburrimiento:

- Es donde suele nacer la creatividad y la resolución de problemas.

- No critiques nunca a un niño “por no hacer nada”. No elimines sistemáticamente el aburrimiento de tu hijo.

- No interrumpas si el niño está inmerso en su propia actividad, tampoco comentes nada.

- Planificad menos.

- Cuando vayáis a un museo, o en un parque de atracciones, no hay necesidad de “verlo todo”.

- Predica con el ejemplo, disfruta de tu tiempo libre.

- Permite que el niño esté solo.

Lo más importante, haz que crezca con efecto

No delegues la crianza en otras personas, es normal que necesites ayuda de algún familiar o de algún cuidador para conciliar la crianza con tu vida laboral, pero no dejes la educación de tu hijo en sus manos. Sois sus padres y tenéis que estar cuando empiece a descubrir el mundo, empiece en el colegio o tengan su primer fracaso.

Además, procura que tu hijo se sienta valorado y querido en todo momento. No te puedes permitir que crezca sin tu afecto. Para conocer a tu hijo (sus cualidades y sus defectos, sus fortalezas y sus debilidades), debes pasar tiempo con él y compartir su cariño.

Aunque te agobie la idea, debes estar en todo momento al lado de tu hijo. Lo más importante de ser madre es la presencia. Simplemente trata de que estés juntos y de disfrutar de los momentos irrepetibles en familia. Deja de lado todo lo que se espera de tu y céntrate en tu sentido común.

Otros consejos importantes

- Estimula la autoestima de tu hijo
: el elogio de los logros desde pequeños es importante, también permitir hacer cosas por sí solos. Al contrario, los comentarios denigrantes o las comparaciones negativas con otros niños le pueden hacer sentir inútil.

- Reconoce sus buenas acciones: los comentarios positivos son más eficaces que los negativos a la hora de alentar una buena conducta.

- Establece límites y se coherente con la disciplina: es posible que los niños pongan a prueba los límites que has impuesto en casa. La mejor opción es el sistema de una advertencia seguida de consecuencia (penitencia o pérdida de privilegios).

- Haz de ti un buen ejemplo al que seguir.

- Haz que la comunicación sea una prioridad: los niños desean y merecen explicaciones de por qué son así las cosas. Si hay un problema, descríbeselo, expresa tus sentimientos y buscad juntos una solución.

- Haz que tu estilo de crianza sea flexible: si el comportamiento de tu hijo te decepciona con frecuencia, puede que tus expectativas no sean realistas. Pide consejo y adapta el estilo de crianza a tu hijo.

- Demuestra que tu amor es incondicional: cuando tengas que enfrentarte a tu hijo, evita echarle las culpas, hacer críticas o buscar defectos. Esto puede debilitar su autoestima y provocar resentimiento. Haz un esfuerzo por educar y alentar, incluso cuando disciplines a tus hijos. Asegúrate de que sepan que, aunque desees y esperes algo mejor la próxima vez, tu amor es incondicional.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.