• Buscar
Publicidad

Maternidad y autoestima

Maternidad y autoestima

Tener hijos puede llegar a ser, sin lugar a dudas, una de las experiencias más gratificantes de la vida. De hecho, ser padre o madre implica una nueva etapa vital que altera las prioridades y que, repercute también en diversos aspectos de la vida. Con el paso del tiempo la familia ha ido pasando por distintas etapas cronológicas e históricas y, además, los tradicionales roles del padre y de la madre ya no están tan marcados como antes.

Publicidad

Índice

 

¿Qué es la autoestima?

La mayor presencia de la mujer en el mundo laboral se produjo en España más tarde que en el resto de Europa, pero de forma más intensa y en un periodo de tiempo más corto. Eso también hizo que en muchas ocasiones afrontar “esa nueva maternidad” se complicara un poco más y que incluso apareciera en muchas mujeres algunos síntomas algo más preocupantes. Muchas de ellas han podido sufrir ansiedad o depresión, pero también han podido ver algo mermada su autoestima.

Pero ¿qué relación tiene la autoestima entonces con la maternidad? Pues lo cierto es que está bastante vinculada la relación entre ambos conceptos porque la maternidad es una etapa de la vida que va a afectar mucho a las mujeres que han sido madres. De hecho, muchas de ellas pueden llegar a experimentar una falta de autoestima. Tener una baja autoestima es, en muchas ocasiones, motivo de consulta de psicología porque la baja autoestima conlleva una percepción negativa de uno mismo y se trata, además, de un factor que puede delimitar bastante en la vida diaria de las personas.

Tal y como definen los expertos la autoestima es un conjunto de percepciones, pensamientos, evaluaciones, sentimientos y tendencias de comportamiento dirigidas hacia nuestra persona, hacia nuestra manera de ser y hacia los rasgos de nuestro cuerpo y nuestro carácter. Es decir, es la evaluación perceptiva de nosotros mismos. La baja autoestima, además, conlleva a otro tipo de problemas que son la causa por la supuestamente acuden a consulta. Sin embargo, es importante saber que es sencillo aumentar la autoestima.

 

¿Cómo identifico yo que tengo baja la autoestima?

- No tienes seguridad en ti misma

- No expresas tu gusto u opiniones por miedo a ser rechazada

- No te esfuerzas por ti ni por el bebé

- Necesitas la aprobación de los demás con frecuencia

- No te sientes feliz

- Casi nunca estás contenta con lo que haces

- Te sientes nerviosa la mayor parte del día

Articulo relacionado: Maternidad y discapacidad

- Te culpabilizas con frecuencia

- Sientes que no tienes nada que aportar

- Envidias la vida de otr@s

 

Entonces ¿tiene que ver con la maternidad?

Por supuesto. Recordemos que la baja autoestima significa no apreciarse a sí mismo. El cambio que se produce en la vida de cualquier mujer tras dar a luz es un cambio bastante abismal para el que hay que estar preparadas y para el que, además, hay que asumir una serie de cambios que se van a producir tanto física como mentalmente, pero lo cierto es que también una debe aprender a ser madre. No hay que “aprender de memoria” a ser madre o leerse mil libros para ser la mejor madre del mundo porque esa no es la realidad y tampoco debería serla.

Algunos estudios aseguran que “las madres suelen experimentar una disminución de la autoestima durante el postparto” como es el caso del estudio que fue publicado en la revista Personalidad y Psicología Social, denominado “Self-Esteem and Relationship Satisfaction During the Transition to Motherhood”.

 

Articulo relacionado: Maternidad y emprendimiento

¿Cuál era el objetivo de dicho estudio?

Examinar la relación entre la satisfacción con la relación de pareja y la autoestima durante el embarazo y el postparto. Para ello, los investigadores noruegos contaron con la muestra de 84.711 madres a las cuales se las pidió que completaran una serie de cuestionarios antes y después del parto, hasta los treinta y seis meses de edad de los niños.

Además, según revelan los datos, durante el embarazo se observó una disminución de la autoestima en las madres, un descenso que se invertía tras el parto, incrementándose de manera paulatina hasta los seis meses de edad del bebé, momento en que se observó un nuevo descenso de la autoestima y que, además, se mantuvo al menos tres años.

Según los propios autores, la consistencia de los datos obtenidos sugiere que se trata de una tendencia recurrente. Además, en su opinión pasados los seis meses, los diversos cambios biológicos, psicológicos y sociales involucrados en la tarea de cuidar a un bebé podrían afectar de forma adversa en la manera en que la madre se ve a sí misma.

Y, finalmente, atendiendo a los datos procedentes de todas aquellas participantes que habían sido madres por segunda o por tercera vez, los datos evidenciaron el restablecimiento de la autoestima inicial tras quedar de nuevo embarazadas.

 

¿Cómo aumentar la autoestima en las mujeres?

- Deja de martirizarte. Recuerda que el objetivo siempre es ser feliz. Por tanto, es fundamental ser realista y ser conscientes tanto de nuestras virtudes como de nuestros defectos. Y, por supuesto, aceptar cuando las cosas no vayan bien, pero dejar de machacarse a una misma. No hay madre perfecta ni la habrá, solamente se debe ir aprendiendo poco a poco.

Piensa en positivo. Cambia tus pensamientos, modifica el “yo no puedo hacer esto” por un “voy a intentarlo”. Siempre es bueno forzarse un poco a pensar en positivo para salir de la dinámica más negativa.

- No te compares. Lo que en muchas ocasiones tienden a hacer las mujeres que tienen baja la autoestima tras haber dado a luz, por ejemplo, es compararse con el resto de las madres de su alrededor e incluso con sus propias amigas que también han sido madres, pero esto es un grave error porque cada mujer es un mundo, pero cada madre y cada niño también. Compararse no sirve para nada.

Trátate con cariño y regálate tiempo. Es importante tratarte a ti misma con el suficiente cariño. Es una muy buena manera de aumentar la autoestima. Asimismo, recuerda también regalarte tiempo. Muchas veces viene bien desconectar, y quizás necesitas dejar a tu bebé durante un tiempo en la guardería y mimarte un poco. Tú también tienes derecho a ser feliz.

Está claro que no existe una forma mágica de aumentar tu autoestima, sino que simplemente lo que se ha de tener claro es que cada persona ha de mejorar en este sentido a base de creencia propia y siguiendo también algunos consejos basados en la evidencia científica.


Te puede interesar:

Si hay una pregunta que la embarazada se hace muy a menudo, y especialmente en sus últimos días de gestación es "¿cuándo voy a dar a luz?". Y la razón radica en que las últimas semanas suelen ser las más dificiles de sobrellevar.

Fuentes:

Self-Esteem and Relationship Satisfaction During the Transition to Motherhood https://www.researchgate.net/publication/317561387_Self-Esteem_and_Relationship_Satisfaction_During_the_Transition_to_Motherhood

Fecha de actualización: 27-04-2021

Redacción: Ana Ruiz

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×