• Buscar

Consejos para padres jóvenes

Consejos para padres jóvenes

Ser padres es un desafío para cualquier persona. Hacerse cargo de la crianza y el desarrollo de una persona viene de la mano con todo tipo de retos, frustraciones y sacrificios. Las dificultades en la crianza de los hijos son inherentes a toda paternidad, pero parecen incrementarse en los padres que lo son a temprana edad.

 

Publicidad

Indice

 

Consejos para la madre durante el embarazo

Hay que llevar una vida sana, esto es: no beber alcohol ni fumar, dormir al menos 8 horas al día, no hacer esfuerzos innecesarios, evitar el estrés y llevar una rutina tranquila y relajada.

Articulo relacionado: Consejos para la vuelta al cole

La alimentación debe ser igual que la de cualquier otra embarazada: una dieta equilibrada ayudará a evitar ciertos males que se agravan durante la gestación como la fatiga, el estreñimiento, el sobrepeso o la anemia. No deben faltar en la dieta las grasas animales, las vegetales, los ácidos grasos, las proteínas y el calcio.

Aunque haya menos probabilidades de tener un niño con defectos genéticos, no hay que olvidar tomar suplementos vitamínicos de ácido fólico y yodo.

También es recomendable practicar algo de ejercicio todos los días, sirve algo sencillo como salir a caminar al menos 30 minutos, nadar o practicar yoga.
 

Consejos para después del embarazo

- Interferencia con los estudios. Normalmente, a estas edades tener un hijo interfiere en los planes de estudio de los padres, pero, aunque podáis aplazarlos hasta después del parto y hasta después de los primeros años de vida de vuestro hijo (cuando requiere de más atención), es importante no olvidarnos de ellos, continuarlos y finalizarlos, pues ahora tienes una razón más para hacerlo: darle un buen ejemplo a tu hijo.

Articulo relacionado: Vacaciones de verano con un bebé

- Crecer más rápido. Lo más difícil de ser padres jóvenes es tener que adaptar toda la vida que teníais hasta entonces y prepararos para la llegada de una nueva persona que depende de vosotros. Tienes que ser más previsor, más organizado y más responsable. De repente pasas a tener muchos más años de golpe, porque las responsabilidades que tienes siendo padre son muchas más de las que tenías antes.

- Crear una buena comunicación con tu pareja es esencial para mantener vuestra relación, incluso aunque os separéis u os distanciéis, esa persona seguirá siendo el padre o madre de tu hijo, por lo que seguirá estando en tu vida quieras o no, y para mantener una relación adecuada y que no perjudique a vuestro hijo, es muy importante que haya una buena comunicación entre vosotros.

- Tiempo en pareja. Un bebé puede ser muy estresante para una pareja joven. Asegúrate de invertir tiempo de calidad con tu pareja sin el bebé. Podríais pensar en conseguir una niñera o pedir la ayuda de familiares para salir de vez en cuando, de modo que podáis forjar una identidad como pareja.

- Dificultades económicas. Hacerse cargo de un hijo conlleva un desembolso de dinero mayor al que podríais estar acostumbrados, sobre todo en los primeros meses (incluso años) de vida, debido a los pañales, los biberones, y el sinfín de cosas que descubrirás que son imprescindibles para tu pequeño. Por esto es importante que tú y tu pareja os organicéis bien para que podáis tener los ingresos suficientes para manteneros como familia. Aunque en ocasiones compatibilizar los horarios sea complicado y tengáis que hacer algunos sacrificios, o renunciar a algunas cosas como ascensos o promociones que no son compatibles con el tiempo y la dedicación que necesita vuestro hijo.

- Nuevas responsabilidades. Con la llegada del bebé aparecen nuevas responsabilidades, la paternidad exige una serie de sacrificios como dejar de salir de fiesta por la noche, abandonar ciertas actividades imposibles de compatibilizar con un bebé u olvidarse de ciertos caprichos económicos que ambos debéis estar dispuestos a hacer para que todo salga bien.

- Informarse de los cuidados que requiere un bebé. Como cualquier pareja de padres primerizos, hay muchas cosas que debéis saber, para ello es muy importante que os informéis mucho, pero además bien. Cómo cambiar pañales, cómo amamantar correctamente al bebé, etc.

- Buscar apoyo y ayuda de familiares y amigos. Puede que los nuevos retos que aparecerán en vuestra vida os sobrepasen en alguna ocasión, por ello no olvidéis que no estáis solos y podéis pedir ayuda a vuestros familiares y amigos, ya sea para echaros una mano con el cuidado del bebé, o para permitiros un tiempo a solas que la pareja necesite. Pero siempre sin abusar de su confianza.

- Relaciones con amigos. Al no disponer del mismo tiempo que antes, las salidas con amigos quedan en segundo plano, y puede que os distanciéis con el tiempo. Ser el único padre del grupo también puede afectar a que no tengáis tantas cosas en común como antes, por esto es probable que encuentres nuevas amistades con los padres de otros niños del cole.

No obstante, el ser un padre joven no significa que todo sean dificultades y desafíos. Un padre joven puede tener más facilidad y energía para jugar con sus hijos y relacionarse con ellos a lo largo de su crecimiento, ya que la diferencia de edad entre ambos se reduce. Incluso, el tener un hijo a temprana edad puede contribuir al crecimiento emocional de los padres y a darles un mayor sentido de responsabilidad.


Fuente:

Domènech, Montse (2015), Edúcame bien, Ed. Plaza & Janés.

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Nieto, Marianela; Hernández, Manuela (2009), Ya estoy en casa. Preguntas y respuestas clave para el cuidado del bebé. Eduforma.

Fecha de actualización: 03-03-2021

Redacción: Cristina Rodríguez

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×