• Buscar
Publicidad

Vacunas contra las alergias en niños

Vacunas contra las alergias en niños

Existen determinadas vacunas que pueden aliviar o incluso eliminar los molestos síntomas que causan las alergias, recomendables en casos en los que el niño no puede evitar verse expuesto al alérgeno, como la alergia al polen.

Publicidad

Indice

 

¿Qué son y cómo funcionan las vacunas para las alergias?

Las alergias se producen cuando el sistema inmunológico de una persona reacciona ante una sustancia (el alérgeno) que considera peligrosa, aunque en realidad no lo sea. Por ejemplo, el polen, el pelo de ciertos animales, el polvo…

En esos casos, se produce una reacción alérgica que causa diversos síntomas como congestión nasal, picor en los ojos y la garganta, estornudos, ojos llorosos y rojos, erupciones cutáneas, etc.

Normalmente, a los alérgicos, además de recetarles antihistamínicos cuando hay una reacción u otros medicamentos, se les recomienda evitar el alérgeno, pero hay veces que es imposible, como en el caso del la alergia al polen, ya que en la primavera es imposible no entrar en contacto algún polen.

Para esos casos, cuando la alergia es grave, se recomienda recurrir a las vacunas ya que existen vacunas para tratar determinadas alergias que contienen una pequeña cantidad purificada (que se va aumentando poco a poco) del alérgeno para que el cuerpo se acostumbre al mismo y ya no reaccione a él.

Las vacunas antialérgicas también pueden ayudar a niños con alergias y asma a tener menos crisis asmáticas.

Si el alergólogo considera que es necesario vacunar a tu hijo contra su alergia, se le vacunará una o dos veces por semana, aumentando la dosis de alérgeno progresivamente durante los primeros 3 a 6 meses, hasta que se alcance la dosis mensual de mantenimiento. Después, se le suele vacunar una vez al mes durante 3 o 5 años.

Tras este periodo de vacunaciones lo normal es que se dejen de presentar los síntomas de la alergia durante mucho tiempo o incluso para siempre, aunque pueden volver a aparecer pasados unos años y, en ese caso, habría que considerar volver a vacunar.


¿Qué alergias pueden combatir?

Se ha demostrado que las vacunas son efectivas para alergias a:

- Ácaros del polvo y cucarachas

- Pelo de perros y gatos

- Césped, malezas y polen de árboles

- Moho

- Picaduras de insectos

Para los alimentos o los medicamentos no son efectivas ni seguras.


¿Son seguras estas vacunas?

La mayoría de gente puede aplicarse estas vacunas sin problemas, aunque no se recomiendan en los siguientes casos:

- Menores de 5 años

- Asma grave o problemas cardíacos

- Embarazos

Por supuesto, estas vacunas solo se aplican en los casos que lo recomiende un médico.

Entre los efectos o reacciones habituales que podemos encontrar tras la vacunación está el enrojecimiento o inflamación en la zona de la inyección, molestia que desaparece a las 4 u 8 horas. Para aliviar el dolor, se puede aplicar una bolsa de hielo sobre la punción.

En ocasiones raras aparecen síntomas de alergia como estornudos, congestión nasal o urticaria. Y en casos muy extraños se produce una anafilaxia, una reacción alérgica grave.

Por eso, las vacunas solo se inyectan en un centro de salud por un profesional y hay que quedarse 30 minutos tras aplicarla por si ocurre algo grave, aunque es algo muy raro, ya que la reacción anafiláctica suele producirse a los minutos. En estos casos, se administra una inyección de adrenalina o epinefrina. Asimismo, si esto ocurriera, la siguiente vez se reduciría la dosis del alérgeno en la vacuna.

Recuerda que las vacunas son seguras en la mayoría de los casos y, si tu pediatra te lo recomienda, valóralo ya que mejorará la calidad de vida de tu hijo. 

Foto: Creado por Pressfoto - Freepik.com


Glosario

Urticaria

Definición:

Reacción alérgica manifestada en la piel como ronchas o sobreelevaciones pruriginosas, acompañadas del enrojecimiento de la misma. Puede afectar una parte o la totalidad de la piel.

Síntomas:

Prurito.

Inflamación de la superficie de la piel con verdugones o ronchas de color similar al de la piel o rojizo con bordes claramente definidos.

Tratamiento:

Si la urticaria es leve, es posible que no se requiera tratamiento y ésta puede desaparecer espontáneamente. Se pueden tomar antihistamínicos y lociones para calmar el prurito.

Fecha de actualización: 10-09-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×