Tratamiento de la esteatosis hepática en niños

Tratamiento de la esteatosis hepática en niños
comparte

También llamada enfermedad del hígado graso no alcohólica (EHGNA), es la primera causa de enfermedad hepática en niños y adolescentes en muchos países occidentales y está ligada al sobrepeso y la obesidad.

El aumento en los últimos años de la obesidad infantil ha hecho que también aumenten las enfermedades ligadas a este problema, como la diabetes o la esteatosis hepática del hígado graso no alcohólica (EHGNA). De hecho, los datos informan que es la primera causa de enfermedad hepática en niños en Estados Unidos y otros países occidentales. Así, un estudio de prevalencia en niños mostró una frecuencia de 9,6% en individuos con peso normal y del 38% en niños obesos.


Esta enfermedad implica un exceso de grasa en el hígado que suele desembocar en inflamación y/o fibrosis. Además, parte de estos pacientes pueden desarrollar cirrosis y, algunos con cirrosis podrían desarrollar carcinoma hepatocelular o encefalopatía hepática


La causa de esta enfermedad, en muchos casos, es por tanto el sobrepeso, aunque también hay niños delgados que pueden padecer EHGNA ya que también hay factores genéticos que causan la inflamación y enfermedad del hígado.

No te puedes perder ...

Síntomas y contagio de la lepra

Síntomas y contagio de la lepra

La lepra es una infección crónica causada por la bacteria Mycobacterium leprae que provoca la aparición de úlceras cutáneas muy características, daños neurológicos y debilidad muscular. Si no se trata a tiempo puede causar complicaciones muy serias y permanentes en la persona afectada.


Asimismo, está comprobado que es una enfermedad más frecuente en niños que en niñas y que ser de origen hispánico es un factor de riesgo, frente a la raza negra que está más protegida contra esta enfermedad.


Otro factor de riesgo para desarrollar EHGNA es haber nacido con bajo peso pero, al crecer, desarrollar obesidad.


Además, la alimentación con lactancia materna los primeros meses de vida protege frente a esta patología.


En cuanto a la sintomatología, la mayoría de niños con esteatosis hepática no tiene síntomas específicos. Algunos refieren fatiga, malestar general o leve dolor abdominal localizado en el cuadrante superior derecho. Al hacerles un examen, es normal encontrar hepatomegalia (hígado más grande de lo normal) o acantosis pigmentaria o nigricans y comorbilidades como diabetes, colelitiasis, síndrome de ovarios poliquísticos, hipertensión e hiperlipidemia.


Para diagnosticar esta enfermedad primero hay que excluir otras enfermedades hepáticas como hepatitis viral, enfermedad autoinmune, enfermedad de Wilson, hemocromatosis, enfermedad celiaca, etc.


La elevación de transaminasas hepáticas puede reforzar la sospecha, pero harán falta más pruebas como un ultrasonido, una biopsia de hígado, etc.


¿Cómo se trata?


El objetivo principal es mejorar la calidad de vida del paciente y reducir la morbilidad cardiovascular y hepática.


Lo primero es bajar de peso de manera adecuada, siguiendo las pautas de un nutricionista, y haciendo mucho ejercicio. Las dietas con índice glucémico bajo han mostrado ser mejores que las dietas bajas en grasa para lograr la pérdida de peso en adolescentes, pero no se ha probado en pacientes pediátricos con EHGNA. En niños, no hay evidencias de qué tipo de dieta o ejercicio son los mejores.


La pérdida de peso disminuye las transaminasas, la esteatosis y la inflamación, pero no se ha demostrado mejoría en el grado de fibrosis.


En cuanto a los fármacos, se recomienda la suplementación con vitamina E ya que es un antioxidante potencialmente efectivo en la reducción del estrés oxidativo, uno de los principales componentes en la patogénesis de EHGNA. Por su parte, los sintetizadores de insulina han demostrado ser beneficiosos en algunos estudios pediátricos.


Otra opción sería la cirugía bariátrica para los casos pediátricos más severos, aunque aún no está clara en qué casos debería llevarse a cabo y en cuáles no. 


Te puede interesar:
La OMS ha confeccionado una tabla de pesos y medidas de bebés para determinar de manera rápida y precisa si un bebé está creciendo de manera adecuada en relación con otros bebés de su misma edad.


Fuentes:

"Esteatosis hepática y obesidad infantil", http://archivos.fapap.es/files/639-524-RUTA/90c6a8dafd568ea7ce3b042f0fe6d892.pdf

OMS "Sobrepeso y obesidad infantiles", https://www.who.int/dietphysicalactivity/childhood/es/

Fecha de actualización: 18-11-2019

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>