• Buscar
Publicidad

Síntomas y tratamiento de la ascariasis en niños

Síntomas y tratamiento de la ascariasis en niños

La ascariasis es una infestación parasitaria provocada por el helminto o lombriz intestinal Ascaris lumbricoides. Es una de las infecciones de lombrices más habitual, especialmente en niños y en lugares donde las condiciones de vida son insalubres o hay superpoblación. Los síntomas principales son gastrointestinales e incluyen lombrices en las heces, tos con expulsión de lombrices, fiebre, falta de apetito, vómitos, etc.

Publicidad

Indice

 

 ¿Qué es la ascariasis?

La lombriz ascaris lumbricoides adulta puede llegar a medir entre 15 y 25 cm los machos, y entre 25 y 35 cm las hembras. Además, pueden llegar a ser tan gruesas como un lápiz y vivir hasta 2 años. Cuando una persona ingiere un huevo de esta lombriz (que pueden encontrarse en el suelo, la tierra, las heces humanas y alimentos y bebidas contaminadas), se produce la ascariasis o infección que será más grave cuantas más lombrices haya.

Estos huevos eclosionan en el intestino y se convierten en larvas, que pueden viajar por todo el cuerpo. Una vez atraviesan el intestino, suelen ir a los pulmones, causando síntomas respiratorios. De allí pueden subir a la garganta, donde son tragadas de nuevo y, al volver al intestino, pueden poner huevos y continuar así el ciclo si no existe un tratamiento que acabe con ellas.

 

Articulo relacionado: Síntomas y contagio de la lepra

Síntomas de la ascariasis

Algunas personas pueden no presentar síntomas, mientras que otras pueden llegar a tener síntomas tan graves como una obstrucción intestinal. Otras señales relacionadas con esta enfermedad son:

- Falta de apetito

- Fiebre

- Problemas para respirar o silbidos al respirar

- Aparición de lombrices en las heces

- Tos frecuente con expulsión de lombrices

- Vómitos y náuseas

- Distensión abdominal

- Dolor abdominal fuerte

- Pérdida de peso

- Erupción en la piel

- Obstrucción intestinal

- Obstrucción de las vías biliares

Esta enfermedad es más habitual en países en vías de desarrollo donde las condiciones sanitarias son deficientes y las heces humanas se utilizan como abono. Los niños de 3 a 8 años son más propensos a contraer ascariosis porque tienden a meterse cosas en la boca, incluyendo tierra. La ascariosis no la puede contagiar directamente una persona a otra, para contraer la enfermedad hay que ingerir un huevo de lombriz.

 

Tratamiento de la ascariasis

El tratamiento es la ingesta de medicamentos antiparasitarios por vía oral para eliminar las lombrices intestinales. Por lo general, los síntomas suelen desaparecer durante la primera semana de tratamiento. A veces es necesario repetir el tratamiento un mes después para acabar con las larvas que pueden haber nacido si había huevos en el interior del intestino.

A veces es necesario extirpar las lombrices mediante cirugía, pero solo ocurre en casos de obstrucción intestinal, de las vías hepáticas o de infección abdominal.

Lo más importante es prevenir el contagio cocinando y limpiando bien los alimentos antes de consumirlos, evitando aguas infectadas y lavándose las manos a menudo, sobre todo después de tocar tierra.

La mayoría de las personas se recupera de los síntomas sin problema, incluso sin tratamiento. Pero en ocasiones se producen complicaciones graves, sobre todo si las lombrices viajan fuera del intestino y llegan al apéndice, el conducto biliar, el páncreas… causando en ese caso bloqueo intestinal, orificios en el intestino, obstrucción de los conductos biliares.


Glosario

Lombrices

Definición:

Infección del intestino provacada por unos pequeños gusanos parásitos en la zona.

Síntomas:

Picor en al ano, irritación en la vagina, irritación, mal aliento. Se contagia fácilmente.

Tratamiento:

Medicamentos. Es conveniente una buena higiene y evitar que el niño se rasque.

Fecha de actualización: 21-12-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×