• Buscar
Publicidad

Síntomas en niños que necesitan lentes

Síntomas en niños que necesitan lentes

Hoy en día, con el avance en la tecnología, los niños pasan gran parte del día frente a la televisión, jugando con videojuegos o con la computadora y la tablet y fuerzan en gran medida la vista. Lo que afecta hasta a un 20% de niños en edad escolar, que desarrollan problemas como miopía, estrabismo, o hipermetropía. Detectarlo a tiempo es crucial, pero los niños, y sobre todo pequeños, no tienen el conocimiento de saber si están viendo correctamente o no, por lo que es necesario prestar especial atención a diversos síntomas o forma de actuar del niño en su día a día para darnos cuenta de si presenta algún problema visual.

Publicidad

Indice

 

Síntomas de problemas de visión en niños

Cuando los niños comienzan su etapa escolar es cuando se acrecientan estos síntomas, pues pueden llegar a presentar dificultades en su aprendizaje y presentar falta de atención a las actividades cotidianas y escolares como pintar, leer, dibujar o escribir, sin percatarse de que se debe a una falta de visión, por lo que se recomienda prestar especial atención a los siguientes síntomas:

1. Cierra o se cubre los ojos con frecuencia

Si el niño pasa mucho tiempo con los ojos cerrados o cubiertos es que algo no anda funcionando del todo bien.

 2. Lee muy de cerca

Cada vez que el niño se dispone a leer, simplemente, desaparece detrás del libro. No importa qué tamaño tenga la letra, él siempre trata de leer con el libro pegado a la cara. Este comportamiento es uno de los síntomas más frecuentes de que un niño necesita gafas. 

3. Se pierde al leer

Para decir una frase corta, tu hijo no tarda menos de 1 minuto. Y es que no puede leer dos palabras seguidas sin perderse: sus ojos no dan abasto. 

4. Experimenta dolores de cabeza, náuseas o mareos

Si en una semana el niño se queja de dolores intensos de cabeza, no es de alarmarse, es probable que el niño únicamente necesite un par de gafas para poner fin a estos dolores.

5. Movimientos torpes

Se presenta como si, de pronto, el niño hubiese perdido su motricidad fina. Todo lo que pasa por sus manos termina en el suelo y es muy probable que solo se deba a la necesidad de utilizar lentes.

Articulo relacionado: Síntomas en niños con diabetes

6. Inclinación de la cabeza hacia un costado

Ladea mucho la cabeza ya sea para leer o escribir y esto quizá se deba a que le cuesta precisar las palabras, por lo que debe mirar desde otro ángulo para poder ya leer o escribir.

 7. Utiliza el dedo para orientarse cuando lee

Sin el dedo índice, el niño no puede leer. Esto puede ser simplemente una costumbre, pero, si identificas en él algunas de las señales ya expuestas, deberás acudir al oftalmólogo.

8. Ojos muy llorosos

Aunque las alergias estacionales, así como el problema del conducto del lagrimal obstruido temporalmente, provocan el lagrimeo constante de los ojos, los expertos explican que los ojos llorosos puede ser una señal clara de que el niño tiene un problema ocular urgente a solucionar, como puede ser un objeto extraño dentro del ojo, frotamiento excesivo, fatiga ocular o necesidad de anteojos.

9. Se frota los ojos con frecuencia

Si el niño se rasca o frota los ojos constantemente y siente ardor en ellos puede ser que tenga problemas de vista.

10. Sostiene objetos cerca de los ojos

Si el niño acerca mucho los libros para ver las figuras o leer, o tiene que inclinar la vista o acercar los objetos, debes consultar.

 

Para valorar la agudeza visual de tu pequeño, el oftalmólogo empleará tests adaptados a su desarrollo intelectual (con formas y colores, no con letras). Al resultarle curiosos, tu hijo se mostrará más colaborador y, así, al médico le será más fácil diagnosticarle bien.

 

¿A qué edad se recomienda acudir al oftalmólogo?

La edad ideal para llevar al niño al oftalmólogo es a partir de los 5 o 6 años, desde el momento en que el ojo empieza a adquirir su madurez y el niño puede llegar a identificar movimientos, leer y facilitar la interpretación de ciertos objetos proyectados, por lo que el diagnóstico es más fácil. 


Glosario

Lagrimal obstruido

Definición:

Es un bloqueo parcial o completo del sistema que transporta las lágrimas desde la superficie del ojo hasta la nariz. En los niños, es posible que este conducto no esté completamente desarrollado al nacer. En los adultos, el conducto puede resultar dañado por una infección, una lesión o un tumor.

Síntomas:

El síntoma es el incremento del lagrimeoincremento del lagrimeo que se desborda sobre la cara o las mejillas.

Tratamiento:

En niños cuyo conducto nasolagrimal no se ha desarrollado por completo, masajear el área varias veces al día puede ser suficiente para abrir dicho conducto. Los casos que no mejoran es posible que sea necesario abrirlos por medio de un procedimiento con sonda, lo cual puede requerir anestesiaanestesia.\r\n\r\nEn los adultos, se debe tratar la causa de la obstrucción, con lo cual se puede reabrir el conducto si no hay mucho daño. Es posible que necesite cirugía para reconstruir el conducto con el fin de restablecer el drenaje normal de lágrimas y detener su derrame sobre las mejillas.\r\n

Fecha de actualización: 11-01-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×