• Buscar
Publicidad

¿Cómo se evalúa el dolor en los niños?

¿Cómo se evalúa el dolor en los niños?

El dolor es una experiencia emocional y sensorial más o menos desagradable que se asocia inevitablemente con el daño corporal o bien con una lesión de una zona determinada del cuerpo. Pero ¿cómo se evalúa el dolor en los niños?

Publicidad

Índice

 

Preguntas frecuentes sobre el dolor

El dolor es una de las causas más frecuentes de sufrimiento en los niños, padezcan o no estos una determinada enfermedad y aunque esta pueda ser leve. El dolor, a su vez, es la primera causa de los niños que acuden a un servicio de urgencias. Sin embargo, es normal que, cuando este aparece, tanto papás como mamás tengan dudas sobre qué hacer o no al respecto (si dar un analgésico, preguntar al médico...). Lo que muchos padres se suelen preguntar es:

¿Solamente hay que tener en cuenta el dolor cuando este aparece?

La respuesta está clara: no. Los padres y madres de niños y niñas han de saber que tanto el dolor como el miedo al dolor se debe tener en cuenta siempre. Dicho miedo, de hecho, en muchas ocasiones viene provocado por la enfermedad o bien por el propio tratamiento de esta. Los procedimientos previos, las vacunas y los diagnósticos tempranos de distintas enfermedades, por ejemplo, también pueden afectar a los niños.

El dolor ¿principal o secundario?

Pues bien, tal y como aseguran algunos expertos en pediatría, el dolor (y también la ansiedad) han sido bastante minimizados, aunque por suerte con el paso del tiempo han podido empezar a entenderse ambos como algo esencial y, por tanto, principal.

¿Cómo se mide el dolor en los niños?

En la infancia o “edad pediátrica” como le denominan doctores y pediatras profesionales el dolor se puede evaluar a través de varias escalas. Según la edad, el tipo de dolor y la situación, los profesionales sanitarios utilizan diferentes escalas compuestas por colores, números o dibujos para intentar cuantificar la intensidad del dolor.
 

¿Cuáles son las escalas que utilizan profesionales sanitarios para evaluar el dolor de los niños?

- Escala FLACC (Face-Legs-Activity-Consolability). Se aplica a niños menores de tres años. Mide parámetros objetivos.

Vía: SEPEAP (adaptación de FLACC)

0: no dolor; 1-2: dolor leve; 3-5: dolor moderado; 6-8: dolor intenso; 9-10: dolor insoportable

- Escala Wong-Baker. Aplicable a niños de 3 a 7 años. El niño selecciona de forma subjetiva la cara que se ajusta más a su situación concreta y su percepción.

Vía: Pinterest

 

- Escala visual analógica de Walco y Howite. Se aplica a niños de más de siete años. El niño señalará de forma subjetiva en una regla numérica su grado de dolor.

O: no dolor; 1-2: dolor leve; 3-6: dolor moderado; 7-8: dolor intenso; 9-10: máximo dolor imaginable.
 

¿Existen factores que influyen sobre el dolor?

Como ya veíamos más arriba con las diferentes escalas y simplemente al definir el dolor deberíamos tener claro que al no ser solamente un fenómeno biológico, sobre él influyen tanto factores psicológicos como del entorno. Los factores que más suelen influir en el dolor son:

- La edad: aunque los componentes anatómicos y funcionales necesarios para percibir el dolor se encuentran ya en el recién nacido, la interpretación y la expresión de la experiencia dolorosa varía según la edad, pero más que por la edad misma, los cambios van a depender de la variabilidad en el desarrollo del niño.

- El sexo: hay datos que indican que los niños son más tolerantes al dolor que las niñas, pero no está claro si es por cuestión genética o por prácticas de crianza.

- Nivel cognitivo: no hay duda de que el funcionamiento cognitivo es un modulador importante de la percepción del dolor. Con la madurez las percepciones concretas se hacen más abstractas y sofisticadas, y el niño pasa de definir el dolor como “una cosa” a localizarlo en su cuerpo o a definirlo por sus características físicas desagradables.

- Factores familiares y culturales: la respuesta al dolor en el niño se ve influenciada por la respuesta de la familia, tanto a su propio dolor como al del niño.

- Factores del entorno: la situación que rodea al niño tiene influencia también sobre la experiencia dolorosa. De hecho, el malestar del niño aumenta si se ve rodeado de un entorno de ansiedad o, por ejemplo, de crítica por parte del adulto.
 

¿Cuál es la intensidad del dolor? ¿Por qué es importante medirla?

El dolor es una experiencia no solo sensorial, sino también emocional y, por ello, es difícil de evaluar de un modo objetivo y mucho más en los niños debido a la escasa capacidad verbal que tienen normalmente estos y a los fáciles cambios de conducta y cognitivos que presentan durante su desarrollo. Por todos esos motivos valorar su intensidad es complicado, pero muy necesario y para ello se van a utilizar diferentes métodos que, aunque no miden con exactitud la intensidad, sí aportan un medio para saber si el dolor cambia o no por su propia evolución o por el tratamiento aportado.

Y, a pesar de que durante mucho tiempo no se le ha dado al dolor la relevancia e importancia que este merece, actualmente no se puede ni se debe rechazar ningún padecimiento en niños y adultos, independientemente de la causa que lo origina.

Además, la gravedad de muchas enfermedades viene determinada, entre otros factores, por la intensidad del dolor que desencadena.
 

¿Cómo es la duración del dolor? ¿Qué tipos de dolores existen?

Dependiendo de muchos factores y de la enfermedad o afección que se padezca durará más o menos el dolor. Este, además, puede clasificarse de la siguiente manera:

- el dolor agudo se produce durante alguna enfermedad o al realizar los procedimientos diagnósticos y terapéuticos. Cuando es por enfermedad puede servir como información para el diagnóstico de la misma.

- el dolor crónico ya no tiene el sentido de información sino de alarma y, por lo tanto, debe ser siempre tratado para suprimirse o aliviarse.

- los dolores recurrentes son aquellos, dentro de los crónicos, que se manifiestan de manera intermitente a lo largo de meses o de años.


Fuentes:

https://www.pediatriaintegral.es/numeros-anteriores/publicacion-2013-01/sindrome-del-dolor-musculoesqueletico-en-la-edad-pediatrica/

https://www.healthychildren.org/Spanish/health-issues/conditions/orthopedic/Paginas/Growing-Pains-Are-Normal-Most-Of-The-Time.aspx

Fecha de actualización: 17-03-2021

Redacción: Ana Ruiz

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×